Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

miércoles, 24 de marzo de 2010

ROSCA DE PASCUA

Es un bollo dulce, como el de reyes, pero cambia el relleno.

Ingredientes:
Masa madre:
30 grs de levadura fresca o 1 sobre de levadura seca
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
125 ml de agua tibia
Para la masa:
300 grs de harina de fuerza
1 pizca de sal
1/3 de taza de leche caliente
1 copita de coñac o ron (yo puse moscatel)
50 grs de mantequilla en pomada
Ralladura de limón y naranja al gusto
Para el relleno:
8 ciruelas pasas
8 uvas pasas
8 dátiles
100 grs de galletas desmenuzadas
1 cucharada de agua de azahar (o esencia de vainilla)
50 grs de mantequilla derretida
60 grs de chocolate con leche troceado
Preparación:
Masa madre:
poner en un recipiente la levadura, el azúcar, la harina y el agua tibia mezclando hasta diluir; tapar el recipiente y dejar 30 minutos hasta que espume y leve.
Resto de la masa:
Poner en un bol la harina y la sal; en otro la leche caliente, el azúcar, la mantequilla y mezclar hasta que la mantequilla esté derretida; agregar los huevos previamente batidos, la ralladura de limón, naranja y el moscatel. Sobre la harina y la sal echar la mitad de los líquidos, mezclar y agregar la masa madre mezclando bien y luego incorporar el resto de líquidos hasta que esté bien unido todo. Llevar la masa a la mesa y amasar bien para que quede elástica y sedosa (yo necesité algo más de harina, unos 300 grs) colocarla en un recipiente y cubrirlo con un paño y colocarlo en un lugar cálido para que leve.
Relleno:
picar las galletas machacando con un mortero, cortar las ciruelas, los higos y los dátiles, mezclar con las galletas, el agua de azahar o la vainilla y el chocolate picado que previamente hemos metido en el congelador un rato; lo unimos con la mantequilla derretida formando una pasta.
Formamos la rosca golpeando un poco la masa, estirándola con un rodillo y distribuímos el relleno dejando 2 centímetros por los bordes sin poner nada; doblamos los laterales y enrollamos sobre la misma rosca a modo de brazo de gitano; se le da forma de media rosca y colocamos en la placa para que repose de nuevo.
Pintamos con una yema batida y espolvoreamos azúcar por encima.
Horneamos a 165º 15 minutos y luego subimos a 190º hasta que se dore.
(Calor arriba y abajo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario