Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

jueves, 4 de junio de 2020

PLÁTANO MADURO CON BOCADILLO Y QUESO


Qué combinación mas buena!!! Plátano al horno con queso y bocadillo.
En Colombia se le llama bocadillo al dulce de guayaba. Tiene la textura del dulce de membrillo pero más compacto. Delicioso. 
Lo podéis encontrar en supermercados en la zona de productos latinos, o sustituirlo por dulce de membrillo.

Los plátanos que se usan para esta receta son plátanos verdes maduros. No sirven las bananas ni los plátanos de canarias.  
Se compran verdes y se dejan en casa que vayan pasando a ponerse amarillos y finalmente al tocarlos están blanditos y  tienen manchas oscuras; en este momento es cuando están perfectos para hacer esta receta.
Podéis encontrar el plátano verde o plátano macho en todas las tiendas y supermercados sin ningún problema.
Cuando están verdes se fríen y quedan como las patatas fritas. A mi me fascinan.

Ingredientes:

Plátanos verdes que ya estén blanditos, amarillos y con manchas marrones
1 cucharada de aceite 
Queso tipo mozarella (un queso que funda)
Dulce de guayaba 

Preparación:

Precalentar el horno a 200°C (400F)
Pelamos los plátanos, les ponemos una gota de aceite por todo el plátano y los ponemos en una bandeja apta para horno.
Los cortamos por encima a lo largo sin llegar a cortarlos completos, y los rellenamos con el queso y un trozo no muy grueso de bocadillo.
Los horneamos durante 20-25 minutos aproximadamente. 
Nota: tienen que hacerse bien, ya que, aunque estén blanditos, el plátano verde en el centro sigue siendo duro y se tiene que cocinar. Los pincháis con un palillo y si están blandos en el centro, están listos.








sábado, 28 de marzo de 2020

BISTEC A CABALLO

A que parezco una auténtica colombiana??!!! estoy muy contenta con este plato; sé que sale bien cuando mi esposo repite "hummmm..qué bueno está"

 Está buenísimo, lo podéis hacer con carne de ternera tierna tipo solomillo o con una carne más dura siempre y cuando la pongáis en olla express primero (olla pitadora)
 Personalmente me parece demasiada proteína en un plato, pero así se sirve. Es genial, un plato de 10 y muy sencillo. Como acompañamiento arroz blanco y ensalada, todo en el mismo plato, a lo colombiano :) aunque podéis acompañarlo con arroz y Aguacate, o tajadas de plátano maduro, o pataconas... La receta original es de my colombian cocina, os la recomiendo. 
Ingredientes:
1 kilo de carne para guisar, o solomillo.
1 cebolla cabezona grande (cebolla que usamos en españa, la normal)
1 cebolla verde (cebolleta en españa)
2 dientes de ajo
Medio vaso de aceite (yo le puse oliva) 
4 Tomates medianos cortados en cubitos o una lata de Tomates pelados (500 gramos) 
2 cucharadas de vinagre balsámico (si no tenéis podéis ponerle otro vinagre con una pizca de azúcar) 
2 cucharadas de pasta de tomate o tomate frito en España 
2 cucharadas de paprika (Pimentón dulce) 
2 tazas de agua (500 mililitros) 
Sal y pimienta
Huevo frito (opcional) 

Preparación :

En una olla un poco alta ponemos el aceite, y cuando esté caliente echamos las cebollas y los ajos bien picados y dejamos cocinar por 10 minutos hasta que veamos que suda y la cebolla transparenta.
Echamos la carne, salpimentamos y dejamos hasta que se dore bien. Si la carne es dura, primero la vamos a poner en olla express o pitadora con sal y suficiente agua durante 20 minutos desde que empieza a pitar y luego vamos a este paso.
Cuando la carne haya dorado echamos la paprika, damos unas vueltas y rápidamente echamos los tomates muy picaditos, el vinagre, la pasta de tomate y el agua y dejamos a fuego medio bajo hasta que la salsa espese. 





miércoles, 25 de marzo de 2020

GALLETAS RELLENAS DE NUTELLA


Esta receta la tenía pendiente desde el año pasado, y me parece una buena idea publicarla ahora para estos días de encierro. Es sencilla y se puede hacer con los niños. El relleno puede ser de nutella, de mermelada, bocadillo (dulce de guayaba), relleno de membrillo o lo que más os guste.
A mi me gustan asi, no muy doradas. Son deliciosas, tenéis que probarlas!!
Lo mejor es que se necesitan muy pocos ingredientes. Os animo a doblar las cantidades para que salgan bastantes de una vez. Siempre podéis meterlas en una lata o bote de cristal y se mantendrán perfectas mucho tiempo.

Ingredientes:
200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos
1 cucharadita y 1/2 de esencia de vainilla
300 gramos de harina normal de trigo
100 gramos de azúcar
2 cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
1 cucharadita de sal
Nutella, cantidad necesaria 

Preparación:
Precalentamos el horno a 180 grados centígrados/ 356 Farenheit calor arriba y abajo o con ventilador.
En un bol batimos la mantequilla con el azúcar, la vainilla y los huevos.
Añadimos la harina con la levadura y la sal y removemos bien hasta que podamos manejarla con las manos. Tiene que quedar una masa homogénea, lisa y que no se pegue a las manos.
Dejamos en la nevera 30 minutos envuelta en papel film transparente.
Dividimos la masa en porciones (salen unas 20), le damos forma de bola a cada una y las aplastamos un poco, le ponemos una cucharadita de nutella y las volvemos a cerrar. 
Las ponemos en una bandeja para horno al que le habremos puesto una hoja de papel para hornear y lo llevamos al horno unos 12 minutos, hasta que veamos que se empiezan a dorar.
Sacamos y ponemos sobre una rejilla para que se enfríen.

TARTA DE LIMÓN Y ARÁNDANOS CON BUTTERCREAM DE LIMÓN Y FELICES 10 MESES DE MI BEBÉ!

El 14 de Marzo mi bebé cumplió 10 meses... cómo ha pasado el tiempo... y no, no puedo decir que parece que fue ayer cuando nació, porque hemos pasado muchas cosas desde entonces. Me vais a permitir que en esta entrada le hable directamente a él, seguro que un dia me leerá y entenderá. Al final tenéis la receta.
 Naciste pequeño y con apenas 2280 gramos, pero perfecto, todo tú eres perfecto, y aunque siempre bajo de peso, vas creciendo y engordando, cosa que me hace muy feliz. 
Te ha tocado vivir una época difícil, hay una pandemia en todo el mundo por un virus, el Covid-19 que está matando a mucha gente, especialmente a la gente mayor, y muchos están ingresados en hospitales.

En España tu abuela y tu tía están en aislamiento, y aquí en Colombia también han tomado esa medida, así que estamos en casa sin poder salir (aunque tampoco queremos), tus abuelos y tus tíos cada uno en sus casas aislados viéndonos por videollamadas, las Iglesias se cerraron, no podemos tomar la comunión y seguimos la misa por internet. Los bomberos pasan por las calles recordando que no se puede salir y que si nos sentimos enfermos llamemos para que vengan a domicilio los médicos, pero que no salgamos para nada a la calle.
 Mi vida, no sé qué pasará con nosotros, pero queremos que sepas que te amamos y que eres lo mejor que hemos hecho en nuestra vida. Le damos gracias a Dios por el regalo tan grande que nos envió y le pedimos por ti y por todas las personas del mundo, para que frene la propagación de este virus.
Deseando que esta pesadilla acabe, rezamos por todos los contagiados, por los enfermos graves en cuidados intensivos y por todos aquellos que fallecieron, fallecen y  fallecerán por esta causa.

Ingredientes para una torta de 8-10 personas.

Para el bizcocho:
250 gramos de harina de trigo normal
1 cucharadita y 1/2 de levadura química
170 gramos de mantequilla
200 gramos de azúcar
3 huevos
1 cucharadita y 1/2 de esencia de vainilla
Ralladura de 1 limón (amarillo)
135 mililitros de leche (yo le puse entera)
45 ml de zumo (jugo) de limón
1 taza y 1/2 de arándanos y un poco de harina para espolvorearlos.
1 cucharadita de sal

Para el relleno y cobertura:

225 gramos de queso crema tipo philadelphia
112 gramos de mantequilla sin sal
400 gramos de azúcar glass o azúcar refinada (aproximadamente, puede ser un poco menos o un poco más)
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
Ralladura de un limón (amarillo)
2 cucharadas de zumo (jugo) de limón

Preparación:

Precalienta el horno a 175 grados centígrados /347 Farenheit.
Engrasa un molde alto de 20 centímetros con mantequilla y harina.
En un vaso mezcla la leche con el zumo de limón y reserva sin remover.
Bate en un bol la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee; después mete los huevos uno a uno. No añadas el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado. Añade la vainilla y la ralladura de limón.
Por otro lado en otro bol mezcla la harina (pasada por un tamiz) con la levadura y la sal e incorpóralos a la mezcla anterior removiendo con cuidado con una espátula.
Finalmente añade los arándanos y ponlo todo en el molde. 
Golpea un poco para que se asiente la masa y hornea durante 40 a 50 minutos calor abajo los primeros 30 minutos y después calor arriba y abajo los últimos 10-15 minutos. El tiempo es orientativo, pues cada horno es diferente. Lo importante es no abrirlo hasta pasados 35 minutos y después abrir y pinchar, si el palito sale limpio, ya está listo.
Dejamos enfriar completamente, desmoldamos y cortamos el bizcocho en 3 discos.
Hacemos el relleno:
Batimos el queso, le añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, la ralladura, la vainilla y el zumo de limón y batimos hasta tener una crema consistente.
Montamos la torta: primero una base, después parte de la crema, otra base, más crema, otra base y al final cubrimos la torta con un poco más de relleno. Metemos en la nevera para que la mantequilla coja cuerpo y luego sacamos y terminamos de cubrir.
Podéis decorar con arándanos o con limones confitados.
Nota: no bañé el bizcocho con almíbar porque es un bizcocho nada seco, pero si preferís podéis bañarlo con un almíbar: agua y azúcar a partes iguales, lo lleváis al fuego que hierva unos minutos, dejáis enfriar y listo.

lunes, 31 de diciembre de 2018

TOÑA O ROSCÓN DE PATATA Y ...ME CASÉ!!

Aquí os presento mi  roscón de patata.
Es la receta que se usa para elaborar la toña o mona típica de Semana Santa en algunos lugares de la Comunidad Valenciana.
 Desde que hice esta receta por primera vez la repetí para el roscón de reyes porque es una masa muy ligera, que sube mucho y lo mejor de todo es que aguanta blandita más de 5 dias.
 Más abajo os pongo la receta, pero quería disculparme por tener el blog tan olvidado, y es que muchas cosas han pasado en este último año. La más importante...me casé.
Me he casado con el hombre de mi vida, en Bogotá, donde residimos en este momento, lo celebramos con familia y amigos, aunque con muchas faltas importantes como mi hermana o mi padre, que en paz descanse.

Pero Dios es siempre bueno e hizo de este día uno maravilloso, y aquí estamos casi ocho meses después (si, ya han pasado ocho meses) en mi primera navidad en Colombia, casada.. y esperando un bebé. El más grande regalo para junio de este año que comienza.


Aunque estoy en Colombia y aquí no celebran el día de Reyes como en España, no me hago a la idea de no tener mi roscón, y para que mis suegros y familia pudiesen probarlo, lo hice para la Nochebuena relleno de trufa. 

Desde aquí os deseo a todos los que me leéis un feliz año lleno de bendiciones, a los que habéis tenido un año difícil o entráis en uno que va a serlo, a los que estáis enfermos o tenéis un enfermo en la familia mucho ánimo, mis oraciones con vosotros.
Y para todos mucha paz, mucho amor y que el Señor os conceda todos los anhelos de vuestro corazón!!!

Ingredientes:

220 gramos de patata cocida (la pesamos después de cocinada)
2 cucharadas de agua de azahar (si no tenéis, podéis poner mermelada de naranja o nada)
150 gramos de azúcar
la piel de un limón
la piel de una naranja 
2 huevos grandes
80 gramos de levadura fresca de panadero 
80 gramos de aceite (yo le puse aceite de girasol)
2 cucharaditas de sal
600 gramos de harina de fuerza, harina para hacer pan.

1 huevo para pintar, y para decorar frutas confitadas, cerezas, brevas..

Preparación:
Hervimos las patatas y las dejamos hasta que estén blandas. Las dejamos enfriar y las pesamos. Reservamos.
Si tenemos una batidora con accesorio picador vamos a hacer casi todo el proceso en ella, si no, simplemente es ir mezclando en un bol los ingredientes conforme los voy poniendo e ir batiendo con una varilla.
En una picadora ponemos el azúcar con la piel de naranja y limón sin la parte blanca, que amarga y picamos bien hasta que quede todo pulverizado.
Añadimos los huevos y batimos hasta que esté bien homogéneo y después echamos el agua de azahar, la patata, el aceite y la levadura y seguimos batiendo hasta que no veamos ningún grumo y quede como un puré.
En un bol ponemos la harina con un poco de sal, hacemos un huequito en el centro y ponemos la mezcla que hemos hecho antes.
Vamos a mezclar con una cuchara poco a poco y luego lo volcamos en la mesa y amasamos hasta tener una masa lisa.
Dejamos reposar mínimo 2 horas en un lugar templado tapado con un paño.
Pasado este tiempo tenemos que ver que la masa haya subido 3 ó 4 veces su volumen; entonces la amasamos de nuevo y le damos la forma de la foto abajo, haciendo primero un agujero en el centro de la masa y vamos abriéndolo poco a poco girando la masa hasta obtener una rosca.
Ponemos la rosca en una bandeja para horno y encima de un papel vegetal o para hornear.
Como sube bastante, tiende a cerrarse un poco el agujero central, por lo que yo le pongo unos aros de emplatar (sirve un bol puesto del revés o algo que podamos meter en el horno)
Pintamos con huevo y decoramos con frutas confitadas y azúcar mojada con unas gotas de limón o agua.
En este punto podemos hacer dos cosas: 
O dejamos que suba de nuevo tapado con un paño en un sitio templado por 2 horas mínimo, o lo metemos en el horno a 50 grados centígrados hasta que veamos que ha triplicado su volumen y entonces lo sacamos, ponemos el horno a 180°C (356F) calor con ventilador durante 12 minutos o ponemos calor abajo por 8 minutos y 4 calor arriba y abajo cuidando que no se queme.
Dejamos enfriar y podemos rellenarlo de lo que queramos: arequipe (dulce de leche), trufa pincha para la receta aquí o nata (chantilly)

martes, 11 de julio de 2017

PIZZA BARBACOA CON CARNE

Me encantan las noches de pizza y peli, o pizza y reality. Cuando estaba en España lo hacíamos muy a menudo en casa con mi madre y mi hermana.
Ahora ellas lo echan de menos y yo lo hago con Fa en Colombia. Es lo bueno de cocinar: a donde quiera que vaya me llevo mis "rutinas", sólo cambia el reality: en España "Supervivientes" y en Colombia "Desafío".
Esta pizza es de carne con salsa barbacoa y mozzarella. Salió muy muy buena, y eso que tenía mis dudas a la hora de hacer la masa, ya que las marcas de harina y sus denominaciones son diferentes, y tenía miedo de que la harina que compré no fuese de fuerza y no se comportase bien a la hora de amasar. Pero no, perfecto.
Más abajo tenéis unas fotos de la levadura fresca y la harina que usé para la masa.

Ingredientes para 4 personas:

Para la masa:
300 gramos de harina de fuerza (harina para pan)
7 gramos de levadura fresca de panadero o 3 gr de levadura seca (no polvos royal)
3 gramos de sal
1 cucharada de aceite
150 mililitros de agua

Para el topping:

500 gramos de carne picada de ternera (carne molida de res)
3 cucharadas de aceite
1 cebolla grande
400 gramos de queso mozzarella
Orégano
Sal
Salsa barbacoa al gusto que podéis comprarla o hacerla con:
150 ml de tomate frito (pasta de tomate)
100 ml de ketchup
zumo de medio limón
1 cucharada de aceite
1 cucharada de vinagre
1 cucharada de miel
1 cucharadita de albahaca
1 cucharadita de orégano
2 cucharadas de mostaza
1 cucharadita de pimienta negra
(Calentar todos los ingredientes y dejar que hierva a fuego bajo hasta conseguir una salsa espesa)

Preparación:

Primero haremos la masa:
En un bol ponemos la harina, desmenuzamos la levadura y mezclamos, ponemos el aceite y la sal y luego añadimos el agua templada. Amasamos bien hasta tener una masa elástica y que no se pegue mucho a las manos. El truco es amasar bien y con paciencia, porque si agregáis demasiada harina terminará quedando una masa dura.
Dejamos reposar tapada en un lugar templado hasta que doble el volumen, aproximadamente entre 30 minutos y 1 hora.
Pasado este tiempo sacamos la masa del bol, la golpeamos y volvemos a amasar.
Estiramos sobre papel para horno encima de una bandeja para horno y dejamos que leve otra vez por 30 minutos bien tapada.

Mientras tanto hacemos el topping:
En una sartén con un poco de aceite caliente echamos la cebolla muy picada y sal, y cuando esté transparente añadimos la carne picada y damos vueltas hasta que se cocine bien.
Cuando esté bien cocinado añadimos la salsa barbacoa dejando un poco para poner en la masa de la pizza. Dejamos que evapore un poco la salsa.

Cuando la masa haya subido sobre la bandeja de horno ponemos unas cucharadas de salsa barbacoa por encima y echamos unas rodajas de queso mozzarella, después la carne molida y encima unas tiras de mozzarella, espolvoreamos orégano y lo llevamos al horno precalentado a 180ºC/356F durante 30 minutos hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Aquí os dejo unas fotos de la levadura fresca y la harina que usé en Bogotá para hacer la masa. Como aquí no se llama igual que en España (harina de fuerza) y la mayoría son "fortificadas" aunque no sirven para lo mismo, os recomiendo que miréis en la parte de atrás del paquete de harina para verificar en la receta que traen si es para pan o para bizcochos.

martes, 27 de junio de 2017

FALAFEL (ALBÓNDIGAS FRITAS DE GARBANZOS) Y TABULÉ (ENSALADA DE BULGUR O SÉMOLA)

Hoy mi receta es un reconocimiento a un restaurante que me encanta en Alicante: el Mish Mish 
Es un restaurante de cocina oriental (turca, árabe..) espectacular. De sabores totalmente originales, en un ambiente actual, fresco, muy muy bonito y con unos precios realmente asequibles.
Dos de mis platos favoritos cuando voy allí son: el falafel, que es una albóndiga de garbanzo frita y el tabulé, una ensalada de sémola de trigo muy refrescante, que combina perfectamente con los hummus y otras delicias un poco más fuertes.

La receta del falafel es original de líbano de un vídeo que encontré por internet, y después de mucho probar di con la original, la que se asemeja a la del mish mish.

Espero que os guste tanto como a mi!

Ingredientes:
Para el falafel:
3 tazas y 1/2 de garbanzos
1 taza de cilantro fresco
1/2 taza de perejil fresco
4 dientes de ajo
2 cucharadas de sal
3 cucharadas de coriandro molido
2 cucharadas de comino
1 cucharada de ras al hanut
Pimienta negra
1 cebolla grande
1/2 taza de pan rallado
1/4 taza de harina
1/2 cucharada de polvo de hornear (levadura química tipo Royal)
Aceite para freír

Para el tabule:
250 gramos de sémola de trigo o bulgur (yo lo hice con sémola de trigo. Si lo hacéis con bulgur tendréis que seguir las indicaciones del paquete para cocinarlo)
1 Pepino
1 Pimiento rojo
Aceitunas negras
2 Tomates
3 cucharadas de perejil fresco
3 cucharadas de hierbabuena fresca
1 cebolla pequeña
el zumo de 2 limones
Aceite
Sal

Preparación:

Del falafel:
Ponemos los garbanzos a remojar toda una noche, y al día siguiente, una vez bien escurridos, los ponemos en una picadora/procesadora hasta que quede un granulado muy fino.
Los ponemos en un bol y reservamos.
En la picadora ponemos la cebolla cortada en cuartos, el ajo y el perejil con el cilantro y picamos bien de nuevo hasta que quede pastoso, no líquido y lo mezclamos con los garbanzos.
Incorporamos las especias: la sal, el coriandro, el comino, la pimienta negra, el polvo de hornear, el ras al hanut, la harina y el pan rallado.
Mezclamos muy bien ayudándonos con las manos para que quede todo bien mezclado.
Calentamos el aceite en una olla un poco onda mientras hacemos los falafel:
con las manos cogemos una cantidad como de una croqueta y vamos apretando mientras le damos la forma redondeada y aplastamos un poco (como si hiciésemos una mini hamburguesa) con la parte de atrás de una cucharilla le hacemos un agujero en el centro (para que se fría bien y no quede crudo en el centro)
Echamos en el aceite caliente y dejamos que se fría y se dore bien.
Sacamos sobre papel absorbente.

Hacemos el tabule:
Cocemos la sémola de trigo siguiendo las instrucciones del paquete (calentar agua hasta que rompa a hervir, apagamos el fuego y añadimos la sémola. Removemos, tapamos bien y dejamos 3 minutos que repose.
Añadimos sal, aceite y vamos separando la sémola con un tenedor con cuidado. Ponemos a fuego bajo unos minutos sin parar de remover para que no se pegue hasta que se quede seco.
Cortamos todos los ingredientes en láminas muy finas o dados muy pequeños, picamos bien el perejil y el cilantro y lo  mezclamos todo.
Rectificamos de sal, añadimos el zumo de limón y un buen chorro de aceite de oliva.
Servimos muy frío.

Nota: los falafel los serví con una salsa de pepino y yogur muy rica:
Necesitamos 2 yogures griegos
1 pepino mediano
1 cucharada de aceite de oliva
Unas hojas de menta muy picada
1 diente de ajo muy picado
Pimienta
Sal
Zumo de 1/2 limón
Rallamos el pepino y lo apretamos muy bien para quitarle toda el agua y mezclamos con el resto de ingredientes. Dejamos reposar una hora en la nevera y servimos muy frio.