Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

sábado, 21 de junio de 2014

TARTA SACHER Y PROMESA CUMPLIDA

Hola Antonio, aqui tienes, la tarta Sacher.
 Parece que fue ayer cuando estabamos con Catalina en tu casa pasando el dia, mientras nos dabas una masterclass para hacer pan y diciendome que la próxima quedada querías que te enseñara a hacer una tarta Sacher.
La próxima quedada.. después de que Catalina regresase de su viaje a Inglaterra..., después de que Fabián se fuese de sus vacaciones en España..., sólo han pasado 3 meses de aquello y ya no estás.
Te has ido -como dejaste escrito-a un largo viaje, y nos hemos quedado sorprendidos por la rapidez. La verdad es que así como jamás imaginé que ibamos a ser buenos colegas el dia que nos conocimos en la quedada del Mesón Los Curros con los demás blogueros, tampoco me hice a la idea después que podrías irte tan pronto.
Uno sabe que es ley de vida eso que las generaciones anteriores se irán antes, y prácticamente lo acepta (aunque no termine de asumirlo hasta el momento que toca), sin embargo.. no se nos pasa por la cabeza pensar eso de los amigos...Y no es que te imaginase en mi vida futura, invitado en mi boda, con mis hijos, navidades.. pero si es verdad que lo que no se me pasaba por la cabeza era la posibilidad de que no estuvieras.

Y es que ha sido tan poco el tiempo compartido pero tan intenso, que te llevaré en mi recuerdo toda la vida. Aqui vas a permanecer, porque te has ido, pero no del todo: entre todos tus amigos nos encargaremos de recordarte siempre.
Y desde aqui te doy las gracias por todos los buenos momentos que pasamos juntos, por la última Nochevieja con la familia de Catalina, cómo nos reimos!! y sin uvas!!! y por empeñarte en que os acompañase a Masterchef en Valencia, y a la semifinal en Barcelona. Aún puedo ver tu cara estupefacta por la paliza que te di a los dados, si acababas de enseñarme a jugar!!
Gracias a los dos, a ti y a Catalina por esos dias, por las risas, por las comidas, por las charlas, por el cine, por escucharme, por aconsejarme, por poder conoceros. Lástima que te has ido a un largo viaje.

Pero nos vamos a volver a ver, porque yo sí creo en la vida después de esta vida, asi que no está todo terminado, apenas comienza para ti, así que esperanos con unas buenas carrilleras, un pan de pueblo de los que tu haces y un buen vino.
Mientras tanto nos quedamos nosotras aqui, recordándote y teniendote presente preparando tus recetas.
Un beso Antonio, hasta siempre amigo, duerme en paz. Yo aqui rezo por ti.

Ingredientes:
Para el bizcocho:

3 huevos
64 gramos de chocolate al 70% de cacao
65 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar
7 gramos de levadura
65 gramos de harina
Una pizca de sal
Aroma de vainilla

Para el relleno:
200 gramos de mermelada o confitura de melocotón/albaricoque
Si quereis hacerla vosotros la receta la encontrareis aqui

Para la cobertura:
85 gramos de azúcar
40 mililitros de agua
100 gramos de chocolate de cobertura/reposteria
26 gramos de mantequilla

Preparación:
Hacemos primero el bizcocho:
Derretimos el chocolate al baño maría (ponemos un cazo con agua caliente que no hierva, y encima otro cazo con el chocolate) añadimos la mantequilla y la fundimos con el calor que tiene el chocolate. Dejamos templar y añadimos las yemas una a una con cuidado batiendo rápido con unas varillas para que no cuajen. Añadimos la esencia de vainilla.
Incorporamos la harina que habremos pasado por un colador para quitar los grumos y removemos con una espátula hasta que esté totalmente integrada.
Montamos las claras con el azúcar hasta punto de nieve y lo añadimos con movimientos envolventes y en dos veces para que no se bajen.

Metemos en un molde desmontable y llevamos al horno a 175º C durante unos 40/45 minutos (yo pongo el calor abajo y los últimos 10 minutos calor arriba y abajo vigilando que no se queme), pinchamos y si sale limpio lo sacamos. Enfriamos, desmoldamos y cortamos el bizcocho por la mitad.
Ponemos una de las mitades del bizcocho en el molde de nuevo y lo cubrimos con la mermelada.
Ponemos la otra mitad encima y lo mojamos con un almibar que habremos hecho con 3 cucharadas de mermelada y 3 de agua, lo batimos todo, lo calentamos un poco para que penetre bien y mojamos el bizcocho.
Lo metemos en el congelador unas 4/6 horas para que esté bien frio. Éste es el truco para luego bañarlo bien.

Hacemos la cobertura: Calentamos el agua con el azúcar, y sin que hierva, cuando se haya disuelto el azúcar añadimos el chocolate y removemos sin batir, que no le entre aire para que no haya burbujas.
Añadimos la mantequilla y dejamos templar un poco.
Vamos a bañar la tarta:
la sacamos del congelador, la desmoldamos y la ponemos sobre un vaso, y el vaso sobre un plato ancho.
Echamos el chocolate por encima, no desde muy alto y siempre en el centro, y dejamos que vaya cubriendo toda la tarta. Quitamos el exceso del bajo.
Podemos repetir la operación recogiendo el chocolate que haya caído en el plato y calentandolo un poco.
Llevamos a enfriar a la nevera.
Para decorar yo lo que he hecho ha sido utilizar la misma cobertura, dejandola enfriar un poco, la he metido en un cucuruchito de papel vegetal y he dibujado las letras.
Espero que os guste.

Nota.- Antonio, si ves? el color y la textura de la tarta es de un BROWN VELVET CAKE, aunque Catalina diga que eso no existe!!! jaajajajjajaja

viernes, 20 de junio de 2014

BIZCOCHO DE YOGUR GRIEGO MUY ESPONJOSO

 Hola de nuevo a todos... si, sé que tengo el blog olvidado.. pero he vuelto, esta vez con otro bizcocho esponjoso y, como veis, nada seco.
 Tengo que pediros disculpas si buscais en mi blog y no aparecen muchas de las fotos.. cosas de la globalización: las eliminé de mi teléfono móvil y se eliminaron de aqui. Una catástrofe que poco a poco estoy remediando (menos mal que las tenía guardadas en mi ordenador)
 Esta es la versión de bizcocho que más ha gustado en casa. Es muy sencilla y queda jugosa. A mi parecer el tipico bizcocho que se hace con las medidas del yogur queda muy seco, y todos los que tienen gran cantidad de harina por encima de líquidos también. Esta receta es -para mi- la perfecta.
Ingredientes:
300 gramos de harina (harina de reposteria sin levadura, o harina de trigo normal de todo uso...)
2 yogures (yo los puse griegos naturales, vienen siendo 250 mililitros de yogur)
200 gramos de azúcar
4 huevos
Aroma al gusto (yo le puse aroma de mantequilla del lidl, pero puede ser vainilla o ralladura de limon)
120 mililitros de aceite (o mantequilla derretida)
1 sobre de levadura
1 pizca de sal

Preparación:
Para los que no tengan mucha experiencia separar las yemas de las claras: es la mejor manera de que suban y doblen el volumen. Si teneis práctica podeis obviar este paso.
Separamos las yemas de las claras y montamos las claras 50 gramos de azúcar. Reservamos.
Batimos las yemas con los 150 gramos de azúcar restantes y el aroma hasta que triplique el volumen o hasta que se vuelvan casi blancos.
Ahora vamos a añadir los yogures poco a poco sin dejar de batir para que no se baje la preparación y después añadimos el aceite o la mantequilla EN HILO. Este paso es muy importante: si dejamos de batir y lo echamos todo de una es muy probable que -por lo menos el aceite- se quede por encima de la preparación y no se integre bien. Tiene que echarse en hilo y sin dejar de batir para que emulsione con el resto de la preparación.
Mezclamos la levadura, la sal y la harina y la pasamos por un colador. Integramos despacio con una espátula para que no se bajen y terminamos añadiendo las claras a punto de nieve que teniamos reservadas.
Lo llevamos a un molde y al horno a 175ºC durante 40 minutos aproximadamente hasta que veamos que al pinchar el palito sale limpio.


jueves, 19 de junio de 2014

BIZCOCHO ESPONJOSO RELLENO DE AREQUIPE (Y VIAJE A ROMA)

Hoy os pongo este bizcocho esponjosísimo relleno de arequipe típico colombiano.
 Tengo que decir que me ha encantado esta receta. El bizcocho nada seco y muy esponjoso, y el arequipe de dos clases: uno tradicional y el otro de café.
La cobertura es de LIDL, de las que vienen en una bolsita que se calienta en el microondas y se cubre el bizcocho y cuando enfría queda crujiente pero no duro.
 Al final teneis la receta y la foto de los arequipes que usé, que trajo mi novio de Colombia.
Y aprovechando sus vacaciones, nos fuimos a Roma. Tengo que decir que ibamos a ver al Papa Benedicto XVI, que ya teníamos los billetes y hoteles, y de repente.. el Papa renuncia!
 Así que allí nos fuimos, sin saber muy bien cuándo iba a ser el cónclave.. si ibamos a tener el privilegio de verlo ya que sólo estaríamos 5 dias..
 Y llegamos el martes y todo menos la Basílica cerrado. Pero pudimos ver la plaza, la Basílica, la gente... y la que nos cayó. Lluvia, granizo, viento.. de todo.
Pero.. nos tenían un regalazo preparado: 13 de marzo.. miércoles... fumata blanca! y allí estabamos nosotros, emocionados, sabiendo lo importante del momento.
Unos días maravillosos que recordaré toda la vida!

Ingredientes para el bizcocho:
4 huevos
180 gramos de azúcar
200 mililitros de mantequilla derretida
200 mililitros de leche
1 cucharadita de esencia de vainilla, azahar o ralladura de naranja o limón.
200 gramos de harina
1 pizca de sal
1 sobre de levadura química (polvos de hornear)
Para el relleno:
Arequipe, caramelo o toffee receta aquí , aunque también podeis rellenarlo de mermelada, chocolate o lo que más os guste.
Para la cobertura:
Yo utilicé un chocolate de cobertura ya preparado que se calienta en el microondas de la marca "Belbake" del LIDL, pero podeis usar esta receta
Preparación:
Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal, y cuando estén casi montadas añadimos 80 gramos de azúcar poco a poco. Reservamos.
En un bol ponemos las yemas con los restantes 100 gramos de azúcar y montamos bien; añadimos poco a poco la mantequilla derretida y la leche sin dejar de batir.
Mezclamos la harina con la levadura y lo vamos añadiendo a la mezcla anterior poco a poco, usando un colador o tamiz para que no haya grumos (podeis usar una espátula o las varillas como yo)
Cuando esté todo bien mezclado añadimos las claras que teníamos reservadas y -ahora si- usamos una espátula para integrarlo todo y que no se bajen.
Lo metemos en un molde y lo llevamos a horno precalentado a 180ºC calor sólo abajo durante 30 minutos y después bajamos el calor a 165ºC hasta 15 minutos más calor arriba y abajo (si veis que se quema tapadlo o dejad los últimos 8 minutos con calor arriba y abajo) Retirar cuando al pinchar, el palito salga limpio.
(Nota, no abrir el horno hasta pasados 30 minutos porque el bizcocho bajará)
Relleno:
Dejamos enfriar y cortamos el bizcocho en 3. Yo usé un alambre que se usa para cortar tartas, pero si teneis buen pulso será suficiente con un cuchillo de sierra.
Este es el relleno que yo usé: arequipe tradicional y con sabor a café. Ponemos una capa generosa de relleno en las mitades y volvemos a recomponer el bizcocho.
Para terminar podemos cubrir con chocolate o espolvorear azúcar glass.

Y aquí os dejo un trocito de historia. La fumata blanca desde la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Perdonad mi voz.. estaba emocionada.
Y desde aqui.. gracias Fa, recuerda que tenemos que volver para ver lo único que siguió cerrado después de la elección del Papa, la capilla sixtina.
QUE VIVA EL PAPA!!!!!


jueves, 24 de abril de 2014

SMÖRGASTORTA Y VIAJE A SUECIA


Qué buena pinta, eh??!!! Aquí os traigo un pastel típico sueco, perfecto para la temporada de primavera/verano. Es una tarta "sandwich" hecha con capas de pan de molde a las que se intercalan rellenos cremosos con quesos tipo philadelphia o mayonesa y con infinidad de rellenos tanto de carnes frías como de pescados ahumados. La imaginación al poder!
 Este pasado marzo fui con Pocoyó a ver a mi hermana, que lleva dos años viviendo y trabajando allí por estas cosas de la crisis en España... muchos ya sabreis de qué os hablo..

Suecia inicialmente fue un país formado por varios pueblos gobernados por reyes vikingos, hasta que 300 años más tarde fueron despareciendo por la incursión del cristianismo, aunque todavía veneran historias legendarias sobre San Jorge y el dragón (Jorge de Capadocia que salvó a una princesa de ser ofrecida como sacrificio a un dragón clavándole su espada subido a su caballo) y que a día de hoy aún se pueden encontrar estas esculturas en algunas Iglesias protestantes.
 Lo mejor del viaje? Estar unos días con mi hermana, que es guía oficial en Suecia y nos enseñó toda la ciudad de Estocolmo subida en estos autobuses de la compañía stromma. Muchos los habreis visto en vuestras ciudades, se llaman "hop on, hop off" y es una manera diferente de conocer la ciudad.

 Tienen audioguía incorporado en varios idiomas y puedes ir viendo la ciudad, escuchando la historia sobre la misma y además la novedad es que pagas y puedes usarlo toooodo el día, es decir: llegas a ver el Palacio Real y te bajas para hacer fotos, visitarlo por dentro... y cada cierto tiempo el autobús vuelve, te subes de nuevo sin pagar y te bajas donde se celebran los premios Nobel por ejemplo. Es perfecto en una ciudad donde todo está bastante lejos y no os limitais a subiros y hacer fotos desde el autobús. Es como un taxi pero mucho más barato. Por todo un dia.. merece la pena!

 La empresa en la que trabaja mi hermana (si vais preguntad por Isabel, es la de las fotos) también se encarga de los barcos de paseo, STOCKHOLM SIGHTSEEING, que te lleva por los lugares más representativos de la capital a través del Báltico. Nosotros no pudimos subir porque justo la temporada empezaba en abril, así que tendremos que volver!!
Pues eso, antes de poneros la receta os invito a ir a Suecia, país de contrastes y con una luz diferente, y os invito a que probéis estas dos nuevas maneras de conocer la ciudad, y por supuesto, que le compréis los tickets a mi hermana Isabel. Ya sabeis, preguntad por ella que toooooodo el mundo la conoce (cómo no.. los españoles se dan a conocer rapidito...jajajajjaja) y subid en los barcos STOCKHOLM SIGHTSEEING o en los autobuses HOP ON HOP OFF de Strömma (como dice mi hermana "los de la marca Red buses no, que son de la competencia y  llevan apenas unos 5 años y a mi empresa la avalan 20!!")
Y bueno, si vais le dais un besazo de mi parte y que me alegro mucho que aunque esté lejos, que tenga trabajo, que le vaya mejor que en España y que tenga mejores oportunidades.
Y ahora si, os pongo la receta del smörgastorta (que me perdonen los suecos, que no tengo el circulito para poner encima de las "a")
Las variaciones son infinitas, yo os pongo una receta muy parecida a esta de la foto, aunque quedo a la espera de que Ana me envíe justamente esta que nos hizo en su casa.
Podeis variar el salmón por palometa, las gambas por palitos de cangrejo.. como querais!!
 Ingredientes para 6/8 personas:
Usaremos un molde -mejor cuadrado y desmontable, pero si no, un molde cuadrado que presentaremos ya que no podremos desmoldar sino sólo decorar por encima. Necesitamos molde, porque si no, las capas se moverán.
Pan de molde sin corteza
Salmón ahumado (cantidad suficiente para cubrir un piso y decorar)
Rodajas de pepino muy finas
3 huevos duros
Tomates cherry
Para el relleno de atún y camarones (gambas pequeñas):
250 gramos de nata agria (la teneis donde las mantequillas y yogures en la zona refrigerada de cualquier supermercado)
125 gramos de mayonesa
100 gramos de camarones cocidos y picados (podeis poner palitos de cangrejo, huevas de atún o caviar..)
3 latitas de atún sin el aceite
Eneldo picado
Sal y pimienta blanca
Para cubrir la tarta:
200 gramos de queso crema tipo philadelphia
100 gramos de mayonesa
Zumo de 1/2 limón

Preparación:
Hacemos el relleno: en una batidora/picadora ponemos la nata agria, la mayonesa, el eneldo, la sal y la pimienta y batimos. Añadimos el atún y volvemos a batir. Finalmente echamos los camarones muy picaditos y removemos. Tiene que quedar una pasta que se pueda manejar pero que no quede puré, sino con consistencia. Si os queda algo líquida añadid un poco de queso crema y batid.
En un molde ponemos las rebanadas de pan de molde para hacer una base, bien apretadita para que no queden huecos.
Echad la mitad del relleno y lo distribuís bien por encima, que quede lo más nivelado posible.
Ponemos otra capa de pan de molde.
Extendemos un poco de mayonesa y por encima las láminas de salmón ahumado.
Ponemos otra capa de pan de molde, echamos el resto del relleno de atún y camarones y terminamos con otra capa de pan de molde.
Terminamos batiendo el queso crema con la mayonesa y el zumo de limón y cubrimos la tarta con ello y dejamos en la nevera un par de  horas que se asiente bien antes de quitar el molde.
Decoramos con los huevos duros por encima, tomates cherry, con aceitunas negras, camarones y pasadas unas horas, al desmoldar, podemos cubrir los lados con rodajas de pepino finamente cortado.
Nota: podeis poner más capas con lo que os apetezca: láminas de pepino, o lechuga, o jamón york (jamón dulce)...  o dejar el salmón para la última capa y que se vea por encima, como el de Ana.
Recordad que se sirve frio, así que si lo haceis de un dia para otro mucho mejor. Provecho!!


Y aquí Ana, una valenciana encantadora que reside en Suecia hace más de 15 años y autora de la receta de la tarta sandwich, con la que nos agasajó en su casa. Gracias Ana por todo, a tí y a tu marido!!!!

jueves, 30 de enero de 2014

ROLLITOS DE NARANJA AL HORNO

Me encantan estos rollitos de naranja... un poco crujientes, con mucho sabor.
 Me recuerdan a cuando era pequeña en Elche y mi abuela iba al mercado a comprarlos. Desayuno típico eran estos rollos y un café descafeinado con leche.
El sabor es el mismo, aunque la verdad el color no. No he conseguido ese color oscuro como los vendían en el mercado central, creo que la harina era integral. De cualquier modo el sabor es el mismo.
 Muy fáciles de hacer, rápidos y sin huevo. Teneis que problarlos, perfectos para acompañar un café o un té con las amigas.
Quedan perfectos durante días si los meteis en un bote hermético de cristal o una lata metálica.

Ingredientes para 26 rollitos:

Yo he usado la medida de una tacita de café:
1 tacita de azúcar
1 tacita de mantequilla o aceite de oliva
1 tacita de zumo de naranja
La piel de media naranja (sin la parte blanca, que amarga)
2 cucharaditas de levadura en polvo
3 tacitas y media de harina de trigo
1/2 cucharadita de canela
1 cucharadita de sal

Preparación:
Poner el azúcar y la piel de naranja en la picadora y batir hasta que la piel quede bien triturada junto con el azúcar, lo mezclamos con la mantequilla derretida y el zumo de naranja y batimos bien hasta que esté todo bien disuelto.
Añadimos la levadura, movemos y echamos la harina junto con la sal y la canela y amasamos hasta tener una masa que se pueda modelar, aunque un poco pegajosa.
Vamos cogiendo porciones más o menos iguales y las amasamos bien hasta conseguir una bola. Metemos el dedo en el centro de la bola para hacerles el agujero y los ponemos sobre un papel de horno encima de una bandeja.
Cuando tenemos todos los rollos hechos (no juntarlos muchos porque engordan un poco en el horno) espolvoreamos por encima con azúcar.
Los metemos al horno precalentado a 160ºC durante unos 12-15 minutos calor arriba y abajo hasta que se doren.
Sacamos y dejamos enfriar.
Nota: yo le puse una bandeja arriba en el horno para que no se quemasen los primeros 8 minutos y después la retiré y dejé que se dorasen por arriba.
Poned la bandeja en la mitad del horno.

jueves, 23 de enero de 2014

TARTA FONDANT DE BUTTERCREAM DE FRESAS Y BIZCOCHO SIN GLUTEN Y COCINA CON CATALINA

Ayyyyy mi gorda va a hacer un año en abril y aún llevo coleando la tarta de su bautizo!!
Esta es la tarta que le hice, en mayo del año pasado. Tan bonita mi gorda!! y ahora con 9 meses es que me la como a mi sobrina!!!
Tengo que agradecer a Catalina, del blog Cocina con catalina que me ayudó con la decoración de la tarta en su tienda, además de tener productos sin gluten como el fondant que usé, ya que la mamá de lupis es celíaca y hay que cuidar todas esas cosas.
Catalina tiene una tienda de reposteria en Elche. Podeis comprar lo inimaginable, todo para hacer repostería: colores, fondant, pasta de goma, cortadores, siliconas, rollos, moldes, papeles de muffins, alisadores, aromas, rellenos, nata de soja.. impresión de fotos en papel comestible..DE TODO
El establecimiento está en la calle Cristobal Sanz 41, en Elche, Alicante. Ni qué decir tiene que la dueña es "la mejor". Os recomiendo que pregunteis por los cursos que hace, ya que es tienda-taller y está equipada y formada para clases de reposteria. Os va a encantar!
Y volviendo a la tarta.. es un bizcocho sin gluten, relleno de buttercream de fresas, suave, nada pesado ni excesivamente dulce, y con un almibar de coco. Todo es poco para tí, mi gorda preciosa!!!!
Y desde aqui y para la posteridad, para cuando tengas unos años más y puedas leer esto, que sepas que tu bautizo fué precioso, que estuvimos encantados de acompañarte a ti y a tus padres en ese momento tan importante de tu vida y que espero estar, de alguna manera, cerca de ti y para ti a lo largo de tu vida. Un besito mi vida!!!

Ingredientes:
Para el bizcocho sin gluten, podeis ver receta e ingredientes aqui
Para mojar el bizcocho:
100 mililitros de agua
50 gramos de azúcar
1 cucharadita de esencia de coco o la que prefirais

Para la buttercream de fresas:
250 gramos de mantequilla
300 gramos de azúcar glass (icing sugar)
200 gramos de fresas

Preparación:
Hacemos el bizcocho, lo cortamos en 4 discos iguales con ayuda de un cortatartas y los mojamos con el almibar que habremos hecho poniendo a hervir unos minutos el agua, el azúcar y la esencia de coco. Reservamos.
Hacemos la buttercream de fresas:
Ponemos las fresas en un vaso batidor y batimos bien, colamos y reservamos el puré.
En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y añadimos la mitad del azúcar que habremos pasado por un colador para que no haya grumos. A velocidad baja vamos integrando todo y añadiendo el resto del azúcar hasta tener una crema lisa. Añadimos el puré de fresas y terminamos de batir.
Llevamos a la nevera una hora aproximadamente, metemos la crema en una manga pastelera y rellenamos los discos.
Yo rellené el primero con mermelada de fresas y el resto con la crema.
Terminamos los pisos y al terminar cubrimos toda la tarta con el resto de la crema. Alisamos bien la crema por todos lados para que quede nivelada y sin grumos, ya que luego se notará todo cuando pongais el fondant encima.
Ahora una vez fria la tarta la cubrimos con fondant. En este caso fondant "kelmy" que es sin gluten. Yo usé fondant blanco y rosa:
Amasamos el fondant hasta tener una sábana lisa y suficientemente amplia para cubrir la tarta y que sobre por todos lados. Dejamos caer encima de la tarta y vamos alisando desde arriba y hacia los lados para que no queden arrugas. Cortamos el excedente.
Decoramos con fondant rosa, yo en este caso usé cortadores especiales con formas de cosas para bebés y cortadores en forma de letras.
Esta tarta no hace falta que la metais en la nevera, aguanta perfectamente fuera ya que no lleva cremas.
Nota: os recomiendo que compreis una base de cartón para poner la tarta para poder sujetarla bien.
Para alisar el fondant y que no queden arrugas os recomiendo que useis una paleta alisadora, que por unos 4 euros os digo que la amortizais rapidisimo. Yo ya no puedo vivir sin ella.
Si dejais el fondant demasiado grueso no es agradable a la hora de comerlo, y si es demasiado fino se notarán todas las imperfecciones de la tarta o puede romperse después al ponerla encima de la tarta. Lo ideal es que la dejeis con un milímetro más o menos de grosor.

LENTEJAS (VERSIÓN NORMAL Y DIETA)

Mirad qué lentejas me marqué ayer... de lujo!!!! Espesitas, tiernas y con mucho sabor.
 La versión dieta no lleva ni tocino, ni chorizo ni morcilla. Lentejas y verduras, que también están muy buenas!!!
Espero que os guste tanto como ha gustado en mi casa: pocos ingredientes, bastante cantidad.. perfecto para presupuestos ajustados.

Ingredientes para 4 personas:
300 gramos de lenteja pardina (pardina es el tipo, es una lenteja pequeña)
1 zanahoria grande
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo pelados
1 hoja de laurel
1 tomate (yo no le puse porque no tenía, lo cambié por 3 cucharadas de tomate frito)
2 clavos
Sal
1 cucharada de pimentón
3 cucharadas de aceite de oliva
1 chorizo dulce (o picante si os gusta)
1 trozo de tocino/panceta (yo no tenía y le puse un hueso de jamón)
1 trozo de morcilla (opcional)
Agua
Preparación:
Lavamos las lentejas, no hace falta que se pongan en remojo, solo se meten en agua y se cuelan.
En una olla ponemos la zanahoria entera pelada, la cebolla con los 2 clavos (los pinchamos en la cebolla para retirarlos luego y que no se pierdan en el guiso) y el tomate, las lentejas, el laurel, el tocino o el hueso de jamón, el chorizo y la morcilla.
Echamos agua hasta cubrir (que pase un dedo por encima de las lentejas) Si ponemos mucha más agua al final no quedarán espesas, y si las cubrimos sólo al ras, pueden quedarse sin agua y empezar a pegarse por abajo.
Tapamos la olla y ponemos a fuego fuerte y cuando empiece a hervir bajamos el fuego que hiervan lentamente hasta que las lentejas estén hechas (unos 20 minutos)
 Como vereis no he dicho que le pongais sal. Teneis que tener cuidado con la sal porque el tocino o el hueso y el chorizo salan, entonces os recomiendo que probeis a los 10 minutos de cocción y ahí rectifiqueis. Yo le puse un poco de sal.
Cuando las lentejas estén hechas sacamos las verduras. Por eso es importante que pongamos las verduras sin trocear, para poder sacarlas fácilmente.
Quitamos el laurel y los clavos, que ya no nos sirven.
En una sartén ponemos el aceite, y cuando esté caliente echamos la verdura (que ahora sí podeis trocear un poco), cuando esté un poco sofrita echamos el pimentón y le damos unas vueltas, lo justo para dar sabor sin que se queme, porque amarga.
Metemos este sofrito en un vaso y lo batimos bien hasta conseguir un puré que echaremos de nuevo en la olla con las lentejas, movemos para que se disuelva bien y quedarán espesitas como las de la foto. Dejamos unos minutos más y listo.

Nota: podeis acompañar las lentejas con unas patatas cocidas (las coceis por separado y las meteis junto con el sofrito)
Si las haceis de dieta simplemente teneis que quitar las carnes, y en lugar de echar sal, un par de cubitos de caldo de pollo o carne.
Si a media cocción veis que se os va a quedar corto de agua, se la podeis echar caliente.