Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

jueves, 21 de julio de 2016

BIZCOCHO DE COCO CON GLASEADO

Este bizcocho es súper esponjoso, y el glaseado le da el tiqye perfecto para la hora del café.
 Lo hice para gastar una bolsa de coco rallado que tenía en la cocina y no se me iba de la cabeza.
 La textura estupenda, aunque se bajó un poco al final (abajo explico por qué) Error de principante que os aviso para que no os pase!

Ingredientes (salen 2 de tamaño medio, de unos 600 gramos)
300 gramos de azúcar
3 huevos
320 gramos de harina (normal, de trigo)
80 gramos de coco rallado
250 mililitros de nata (o 2 yogures naturales)
1 sobre de levadura química
Una pizca de sal
130 mililitros de mantequilla derretida o de aceite.
Para el glaseado:
25 gramos de mantequilla
25 gramos de queso de untar tipo philadelphia
150 gramos de azúcar glass
4 cucharadas de leche
Aroma de ron, coco, vainilla... lo que más os guste.

Preparación:

En un bol ponemos el azúcar y los huevos y batimos bien unos minutos. Incorporamos la mantequilla derretida poco a poco sin dejar de batir, y luego la harina con la levadura y la sal, poco a poco. 
Terminamos añadiendo la nata o los yogures y batimos lo justo hasta integrar todo bien. Tened cuidado porque si batís mucho, la nata se convertirá en mantequilla y notaréis que la crema hace grumos y sale un agua (el suero) 
Añadimos el coco y movemos con una espátula hasta integrar.
Ponemos en los moldes y lo llevamos a horno precalentado a 180°C/356F durante 40 minutos aproximadamente calor arriba y abajo, sacamos cuando al pinchar, el palito salga limpio.
Hacemos el glaseado mezclando la mantequilla con el queso y el aroma y después añadimos la leche y el azúcar hasta tener una crema. 
Echamos por encima del bizcocho cuando lo desmoldemos en frío.
Nota: mi bizcocho se bajó por el centro por desesperada. Hay que poner una bandeja arriba o papel de aluminio y no quitarlo hasta que falten 10 minutos, que lo retiraremos para que se dore. Yo lo quité antes, se doró demasiado sin cocerse y luego tuve que volver a ponerle el papel de aluminio para que no se quemase, por lo que hizo costra y tardó más en hacerse y se bajó.

jueves, 7 de julio de 2016

BIZCOCHO DE CALABACÍN Y CHOCOLATE

Si, si... con calabacín; no pongáis caras raras porque no sabe a verdura y está espectacular.
Es un bizcocho húmedo, con textura de brownie que ha encantado a todo el mundo.
Yo lo hice con cacao puro en polvo, pero podéis sustituir el cacao por la misma cantidad de harina, añadir gotas de chocolate blanco... lo que os apetezca.
Es uno de los bizcochos que más han gustado. Tenéis que probarlo!!!

Ingredientes para 2 bizcochos de 600 gramos cada uno:

250 gramos de calabacín rallado
250 gramos de harina de trigo
200 gramos de azúcar
3 huevos
60 gramos de cacao puro en polvo (yo le puse Valor)
120 mililitros de aceite (yo puse 80 de mantequilla y 40 de aceite de oliva)
120 mililitros de leche
1/2 cucharadita de sal
1 sobre de levadura química (15-16 gramos)
Esencia de vainilla (opcional)

Preparación:

En un bol ponemos los huevos y el azúcar y batimos hasta que doble el volumen. Sin dejar de batir añadimos el aceite y la mantequilla derretida poco a poco en forma de hilo y después la leche y la esencia.
Tamizamos la harina, la sal, la levadura y el cacao y lo integramos con una espátula.
Añadimos el calabacín rallado y movemos bien.
Metemos en 2 moldes de plum cake y lo llevamos a horno precalentado a 170°C/ 340F durante 45 minutos (yo puse calor abajo 37 minutos y arriba y abajo 8 minutos más)
NOTA: Se puede sustituir el cacao por la misma cantidad de harina, pero entonces os recomiendo añadir una esencia, ya sea vainilla, ralladura de naranja... y echar 125 gramos de azúcar en lugar de 200 (también si sustituís el cacao puro por harina o nesquick, milo o similar.


viernes, 1 de julio de 2016

FIDEUS ROSSEJATS (FIDEOS DORADOS)

Hoy ha venido mi hermana a comer y siempre pide paella, pero he querido probar algo diferente.
 Fideos tostados en lugar de granos de arroz o fideuá hechos con sepia, atún y gambas con caldo de pescado.
 Tenía mis reservas ya que en internet cada uno pone unas medidas de caldo que varían casi en 400 mililitros, el tiempo muy diferente... y eso me echaba un poco para atrás, pero pensé... no puede ser tan difícil!!!
Y otra cosa más.. algo muy típico de estos fideos es que se queden en punta, como veis en la foto lo he conseguido, muy muy fácil!!!

Ingredientes para 4 personas:
500 gramos de fideos finos (del número 0 ó 1)
400 gramos de sepia (yo compré una bolsa de sepias pequeñas congeladas)
8 gambones
200 gramos de atún en dados
100 mililitros de aceite de oliva 
50 mililitros de vino blanco
4 dientes de ajo
Sal
1 litro de caldo de pescado (yo tuve que comprar un brick ya hecho porque en el supermercado no había pescado de bahía, pero si tenéis oportunidad ponéis a cocer 1 litro de agua, 400 gramos de pescado de roca, media cebolla y sal durante 20 minutos y se cuela)
En una paellera o sartén muy ancha y grande ponemos el aceite y los ajos y los doramos bien sin que se quemen. Los sacamos y echamos las cabezas de los gambones para sofreirlos, aplastándolos un poco para que saquen el jugo. Sacamos las cabezas y las ponemos en el caldo de pescado que tenemos reservado.
Ahora echamos en la paellera los trozos de atún que se doren un poco, sacamos y añadimos las sepias cortadas en 3. Dejamos que suelten el agua, se doren y añadimos el vino. Dejamos que se evapore toda el agua y añadimos los fideos y el atún.
Ahora a fuego medio vamos a tostar los fideos: vamos removiendo de vez en cuando para que se vayan dorando poco a poco hasta conseguir que se tuesten un poco y salamos. Es importante que este proceso no sea rápido a fuego fuerte porque corremos el riesgo de que se quemen los fideos.
Mientras se tuestan los fideos calentamos el caldo de pescado con las cabezas de las gambas, le damos un hervor e incorporamos a la paellera.
Dejamos que se cueza a fuego fuerte 3 minutos y luego añadimos las gambas peladas y dejamos a fuego medio 2 minutos más (estos fideos se hacen en 5 minutos según el paquete) 
Una vez se ha evaporado todo el caldo apartamos y tapamos con papel de aluminio que repose 1 minuto más para que los fideos se pongan en punta.
Acompañamos con una mayonesa de ajo.




domingo, 19 de junio de 2016

PAN RUSSIAN ROSE (ROSA RUSA)

Este pan ha sido una gozada.. tanto por lo bien que se trabaja la masa, como por lo buenísimo que está.
Es perfecto para llevar a una barbacoa, dejarlo en el centro de la mesa y que cada uno vaya cortándose un pedacito. Incluso frío el pesto sigue perfectamente húmedo.
Es un pan con muchísimo sabor, y se llama rosa por la forma que toma la rosca una vez preparada y puesta en el molde.
Tengo que decir que es mejor que pongáis el pan en un molde ancho, como para tartas, mejor si es desmoldable. Yo lo puse en una base redonda con poco fondo y al levar se esparció por arriba abriéndose y quedó más pequeño de abajo, con lo que luego no queda tan bonito como cuando el pan queda todo uniforme.

Ingredientes:
Para el pan:
3 tazas de harina de fuerza (aproximadamente 700  gramos)
1 paquete y medio de levadura seca o 37 gramos de levadura fresca de panadería
3 cucharaditas de azúcar
1 cucharadita y 1/2 de sal
1 taza y 1/4 de agua (aproximadamente 325 mililitros)
1/4 taza de aceite (75 mililitros)
1 cucharada de vinagre blanco
1/2 taza de pesto (125 gramos)

Para el pesto:
30 gramos de hojas de albahaca
1 diente de ajo
30 gramos de piñones (opcional, yo esta vez no le puse)
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Preparación:
Primero hacemos el pesto:
Tostamos los piñones en una sartén sin sal, los ponemos en un procesador de alimentos o picadora y le añadimos el ajo, las hojas de albahaca y la sal. Picamos y vamos añadiendo el aceite poco a poco hasta obtener una salsa como un puré más o menos espeso. Reservamos.
En un bol ponemos 500 gramos de harina (2 tazas) la levadura y el azúcar.
Calentamos el agua y el aceite que estén templados y los añadimos. Removemos con una espátula y añadimos el vinagre y la sal. Amasamos bien y vamos añadiendo el resto de harina poco a poco hasta conseguir una masa suave, brillante y que al meter el dedo se hunda suavemente. No tenéis que añadir toda la harina, en cuanto veáis que la masa no admite más es suficiente. Es mejor que se pegue un poco a que añadamos demasiada harina, porque luego el pan quedará duro.
Dejamos la masa en un bol engrasado con aceite y tapamos con un paño hasta que doble el volumen.
Precalentamos el horno a 400ºF/200ºC
Sacamos la masa del bol y la golpeamos un poco amasándola para desgasificarla.
La estiramos en un rectángulo muy fino de 20"x24" (de unos 50x60cm) y ponemos el pesto por encima en una fina capa dejando los bordes sin pintar. Enrollamos la masa sobre sí misma con mucho cuidado y apretando bien.
Una vez tengamos el rollo cortamos por la mitad con un cuchillo afilado (yo usé lo que estaba utilizando para amasar, que es un plástico duro)
Hacemos una trenza con las dos partes cruzándolas y apretando bien los extremos para que no se abran y la ponemos en un molde engrasado y con un papel de horno debajo para poder desmoldar bien. 
La enrollamos por toda la base del molde (si hacéis las cantidades que pongo os saldrán dos rollos, los cortáis por la mitad y luego ponéis uno por la parte más exterior del molde haciendo un círculo y la otra en el interior)
Dejamos tapado y que vuelva a doblar el volumen.
Metemos en el horno a 400F/200C durante 10 minutos y luego lo bajamos a 350F/175C otros 20-25 minutos más.
Sacamos y pintamos con un poco de aceite de oliva. Dejamos enfriar completamente encima de una rejilla.

domingo, 12 de junio de 2016

ALIÑO CANARIO PARA ACEITUNAS

Este es el aliño típico de las aceitunas canarias.
Mi madre es canaria, de Telde, y es increíble cómo un sabor puede llevarte a ciertos momentos de tu vida pasada. Esto nos ha ocurrido con el aliño que os presento.
Está tan bueno que mi madre a veces abre el bote para mojar pan en el aliño!

Ingredientes:
1 kilo de aceitunas
1 cabeza de ajos
Unas ramas de tomillo
2 hojas de laurel
4 cucharadas de pimentón dulce
Orégano
250 mililitros (1 taza) de vinagre de vino blanco
250 mililitros de agua (1 taza)
Aceite de oliva
Sal gorda

Preparación:

Primero vamos a preparar las aceitunas: les damos un golpe para machacarlas y las ponemos en un bote con agua que las cubra y 1 puñado de sal gorda, tapamos y cambiamos el agua cada 3 dias durante 15 días.
Pasado este tiempo escurrimos las aceitunas, las lavamos, las metemos de nuevo en el bote y hacemos el aliño:
echamos los dientes de ajo con piel y todo (les damos un pequeño golpe), el pimentón, el orégano, el tomillo, 2 hojas de laurel y después el vinagre y el agua. Al final terminamos añadiendo aceite, lo justo hasta cubrir las aceitunas.
Cerramos, agitamos y dejamos macerar 10 días más moviéndolas de vez en cuando.

domingo, 5 de junio de 2016

PICADILLO DE CARNE CUBANO

¿Qué os parecen las fotos? Bonitas, eh? Pues no os imagináis lo bueno que estaba!!!
La receta original es de las recetas de Laylita Es un blog de recetas latinas que me encanta y os recomiendo.
Como siempre suelo hacer algunos cambios a mi gusto (como añadirle un huevo duro picado) Os va a encantar.

Ingredientes:
500 gramos de carne picada (1/2 libra de carne molida) ternera y cerdo o como más os guste.
1 cebolla mediana
6 dientes de ajo
1/2 pimiento rojo
4 patatas pequeñas cortadas en trozos pequeños
180 mililitros de vino blanco (3/4taza)
125 gramos de uvas pasas (1/2taza)
80 gramos de alcaparras (1/4taza)
125 gramos de aceitunas sin hueso (1/2taza)
1 cucharada de comino molido
400 gramos de tomate triturado (12 onzas)
2 huevos duros
Sal
Pimienta
4 cucharadas de aceite

Preparación:
En una cacerola ancha y baja ponemos el aceite y añadimos la cebolla y el ajo muy picados, damos unas vueltas y añadimos el pimiento rojo, salpimentamos y dejamos que se haga un poco.
Añadimos el comino y las patatas, damos unas vueltas 5 minutos y agregamos la carne picada, removemos un poco y añadimos el vino. Dejamos reducir.
Cuando el vino haya reducido echamos las pasas y el tomate triturado y ponemos a fuego medio fuerte que reduzca el tomate. Añadimos las alcaparras y las aceitunas, rectificamos de sal y esperamos a que las patatas estén hechas.
Añadimos los huevos duros picados.
Acompañamos de arroz blanco.

domingo, 29 de mayo de 2016

ROLLITOS DE POLLO RELLENOS DE JAMÓN Y QUESO


Hoy una receta rápida y fácil: rollitos de pollo rellenos de jamón serrano y queso.
Los hice por primera vez en la cena de año nuevo, aprovechando que íbamos a comer en plan tapeo en casa y gustaron mucho, así que los he repetido varias veces después.
Se pueden hacer con pollo, pavo o ternera. Es importante que el corte no sea grueso porque vamos a enrollarlos y no queda tan bien si es muy gruesa la carne.

Ingredientes:
Pechugas de pollo cortadas finamente y como si fuese un libro
Jamón Serrano en lonchas
Queso en lonchas (el que más os guste, pero si se funde mucho mejor)
Y para empanar:
Harina
Huevo batido
Pan rallado
Sal

Preparación:

Son muy sencillas de hacer:
Sobre un trozo de papel film transparente abrimos las pechugas como si fuesen un libro y ponemos unas lonchas de jamón serrano y encima unas de queso, que cubran toda la superficie de la pechuga. Yo no les puse sal porque el jamón que llevan ya es salado.
Enrollamos las pechugas ayudándonos con el papel film y cuando tengamos un rollo las envolvemos bien en el mismo papel haciendo unos nudos en los extremos. Tenemos que asegurarnos de que estén bien selladas con el papel para que no les entre agua. Si no estáis seguras, ponedle doble papel.
Las hacemos al vapor durante 20-30 minutos, las sacamos y las dejamos enfriar.
Una vez frías les quitamos el papel y las pasamos por harina, sacudiendo bien el exceso, luego por huevo batido y finalmente por pan rallado. Para que os quede un buen empanado repetid la operación 2 veces y luego las ponéis en aceite caliente a freír hasta que estén bien doradas.
Es importante que las pongáis a fuego fuerte unos minutos por todos lados y luego bajéis el fuego a medio para que les llegue el calor al centro y se funda el queso sin que se queme el pan rallado.
Al final podéis salpimentar al gusto y cortar en rodajas de 1 ó 2 dedos de grosor.
Nota: se pueden rellenar de lo que más os guste.