Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

martes, 10 de febrero de 2015

CALABAZA RELLENA

Mirad qué pinta tiene el plato de hoy... buenísima eh???? Y más sana imposible, como dice mi amiga Catalina (esta receta la copié de ella en su blog Cocina con catalina) acompañándolo con una ensalada es una comida perfecta.
 Es una calabaza asada, rellena de calabaza y carne picada. Con mucho sabor.
 Es súper sencilla, y de paso cambiamos un poco las verduras, que a veces se nos puede hacer monótono. Aunque recordad que podéis rellenar berenjenas, calabacines.. lo que os apetezca.
Ingredientes:
1 calabaza de 500 gramos aproximadamente. Yo fui hoy a por una y no había de esas pequeñas, así que le pedí a la tendera que me diese un trozo, justo el de la parte de abajo, para poder rellenarlo bien.
200 gramos de carne picada (aproximadamente)
1 cebolla mediana
1 diente de ajo
4 cucharadas de tomate frito
4 cucharadas de aceite
Sal
Pimienta
Orégano (yo le puse hierbas provenzales)

Preparación:
Precalentamos el horno a 180ºC/356F
Sacamos las pepitas de la calabaza, la limpiamos y la metemos en el horno durante unos 30 minutos, según el grosor. Yo puse calor arriba y abajo durante 40 minutos porque era mucho más gruesa.
Una vez esté tierna, vaciamos la calabaza dejando medio centímetro para no romper la piel. Desmenuzamos o picamos bien y reservamos.
En una sartén ponemos el aceite, y cuando esté caliente echamos los ajos y la cebolla muy picaditos y cuando transparente añadimos la carne picada. Dejamos que se haga y después le agregamos las cucharadas de tomate frito y la calabaza que teníamos reservada. Salpimentamos al gusto.
Damos unas vueltas y rellenamos la calabaza con cuidado de no romper la piel para que no se abra.
Espolvoreamos con queso rallado y lo llevamos de nuevo al horno a gratinar unos 10 minutos más.

jueves, 5 de febrero de 2015

BANANA BREAD/ PAN DE PLÁTANO (PASO A PASO)

Mirad qué cosa más rica!!! Pan de plátano.No os dejéis engañar; es un bizcocho, no un pan.
 He estado tooooooda la tarde en la cocina. Mi vecina Conver vino esta mañana diciéndome que tenía un montón de plátanos maduros y que le daba pena tirarlos, que venía a mi casa por si se me ocurría qué hacer con ellos.
 Le dije que los trajera y si, me trajo...16!!!! y yo pensé.. qué hago con tanto plátano maduro!!! Y justo cuando salía para comprar harina me trajo como 4 kilos ya tamizados que le había dado su yerno que tiene una churrería.
 Así que me puse justo después de comer a buscar recetas y ponerlas en práctica. Ésta es sencillísima, rapidísima, con muy pocos ingredientes y sólo necesitamos una batidora (de mano, americana, de varillas...) y una espátula o cuchara de madera.
 He hecho tres bizcochos de estos y una tarta de plátano rellena de mousse de chocolate que os pondré más adelante.
 Como veis tiene una miga muy bonita, el sabor  intenso a plátano y muy esponjoso. Os invito a que lo hagáis: no os vais a arrepentir!
La receta original es de www.tostadasenoctubre.com,  blog que os recomiendo.

Ingredientes:
3 plátanos maduros (muy maduros)
1 huevo grande
220 gramos de azúcar
42 gramos de mantequilla derretida
250 gramos de harina
7 gramos de levadura química
1/2 cucharadita de sal

Ingredientes:

Pelamos los plátanos y los machacamos bien hasta obtener un puré. Yo para eso utilicé la batidora americana que veis en la foto. Cuando tengáis el puré añadís el huevo batido, el azúcar y la mantequilla y batís bien hasta que esté todo bien mezclado. Podéis hacerlo con varillas, con espátula o con batidora.
 Cuando tengáis el puré con todos los ingredientes bien mezclados lo pasáis a un bol y echáis la harina, la levadura y la sal ya tamizadas o pasadas por un colador para que no haya grumos.
 Mezclamos bien hasta que tengamos una masa como la de la foto, lisa, suave y un poco espesa.
Llevamos al horno precalentado a 180ºC/ 356F (yo lo puse a 175ºC/ 347F) durante 40-50 minutos (si lo ponéis a 180ºC unos 35/40 minutos) 
Si no tenéis práctica con el horno ya sabéis: primero horno calor abajo durante 30 minutos y los últimos 10 calor arriba y abajo vigilando que no se queme por encima.
Desmoldar en frío.

miércoles, 4 de febrero de 2015

BUÑUELOS COLOMBIANOS (PASO A PASO)

Hoy os traigo una receta colombiana: buñuelos. No son como los españoles, están hechos con queso y es más un tentempié para media mañana o incluso en el desayuno.
Es una masa que, a pesar de llevar azúcar, no es dulce. Sería para tomar a media mañana con una coca-cola, o con un "tintico" (un café solo) 
Son buenísimos, os los recomiendo, porque además son perfectos como acompañamiento con otros entrantes. Eso si: si los dejáis un poco más dorados de lo que yo los dejé.. mucho mejor!


Ingredientes para 20 buñuelos:

400 gramos de queso costeño. Para los que estáis fuera de Colombia y no podéis encontrarlo, utilizad queso feta. En España lo encontráis en mercadona, en la sección de refrigerados (junto al queso de untar..)
350 gramos de harina de maíz (Maizena)
1 cucharadita y 1/2 de azúcar
2 huevos medianos
50 mililitros de leche tibia
1 cucharadita de bicarbonato de soda
Aceite para freír

Preparación:

Ponemos el queso en una picadora y lo molemos bien, hasta conseguir una pasta cremosa. En un bol ponemos la harina, el azúcar, la leche, los huevos y el bicarbonato en un bol.
Añadimos el queso que hemos batido y mezclamos todo bien hasta conseguir una masa suave, brillante y sin grumos. Metemos la masa en la nevera 30 minutos (este paso es importante para que luego no exploten a la hora de freír)
 Sacamos de la nevera y hacemos bolitas del tamaño que queramos. Les damos forma redondeada con las manos y las metemos en el aceite caliente. Las bolas irán al fondo y pasados unos minutos subirán a la superficie. En ese momento le subimos el fuego para que se doren por todos lados. Sacamos y dejamos sobre papel absorbente.
Nota: Tengo que avisar que mucha gente me ha dicho que hay que tener cuidado porque puede que al meterlas en el aceite caliente exploten. A mi no me ha pasado, pero es verdad que tomé precaución de que al echarlas el aceite estuviese suficientemente caliente (si no lo está bien es cuando pueden explotar) e ir controlando que no estuviese súper caliente para que no se dorasen demasiado pronto y por dentro quedasen crudos. Sobretodo... tened cuidado.

BIZCOCHO DE TURRÓN DE JIJONA (TURRÓN BLANDO)

Os apetece un bizcocho de turrón de Jijona? Muchos fuera de España estarán pensando que qué es el turrón; pues es una masa dulce típica de la época de Navidad hecha con miel, azúcar, almendras, y clara de huevo.
Aunque en casa nos encantan los turrones de lo que sea.. siempre se acaban antes los de chocolate, y acabadas las Navidades.. siempre queda el "turrón blando", el de Jijona.
Ésta es una manera perfecta de darle salida a ese turrón que nos sobra. También tenéis una receta para hacer un bizcocho con los polvorones que os hayan sobrado. La receta aquí
La receta original llevaba 150 gramos de azúcar, pero teniendo en cuenta que el turrón es extremadamente dulce... le he puesto 90 gramos. El resultado es estupendo. Os recomiendo poner la misma cantidad que yo.
 Es un bizcocho que sube mucho, muy esponjoso y como veis en la foto de abajo, los trozos de almendra quedan perfectamente diseminados por todos lados.
Hoy el bizcocho se va al Coro de la parroquia de San Pedro, que siempre ensayan los miércoles y normalmente llevan café y algún dulce para pasar la tarde, y ya era hora de que mi madre llevase algo. Espero que les guste!

Ingredientes:
4 huevos
125 gramos de mantequilla derretida 
90 gramos de azúcar
150 gramos de turrón del blando (turrón de jijona)
125 mililitros de leche (o un yogur natural)
Ralladura de medio limón
250 gramos de harina normal o de repostería
1 sobre de levadura en polvo (levadura química)
1 pizca de sal

Preparación:
Ponemos el horno a precalentar a 180ºC/ 356F
Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y reservamos.
En un bol batimos las yemas con el azúcar hasta que doblen el volumen y se queden casi blancas.
Añadimos la mantequilla derretida y seguimos batiendo bien, para que le entre aire a la mezcla. Cuando esté bien integrada le ponemos la leche o el yogur y seguimos batiendo.
En un plato ponemos el turrón blando y lo aplastamos con un tenedor para desmenuzarlo lo más posible y lo echamos en la mezcla anterior junto con la ralladura del limón y batimos bien.
Pasamos la harina junto con la levadura por un colador o tamiz para que no haya grumos y la echamos en dos tandas. Ahora ya no usaremos las varillas sino con una espátula iremos moviendo con movimientos envolventes hasta que quede una masa homogénea.
Añadimos las claras: primero la mitad de ellas y movemos con una espátula y cuando esté bien mezclado añadimos el resto con mucho cuidado para que no se bajen; cuanto más aire tenga el bizcocho más esponjoso quedará.
Lo ponemos en un molde de silicona o uno normal enharinado (con mantequilla y harina) y lo metemos en el horno a 170ºC/ 338F unos 35-40 minutos, dependiendo del horno, calor solamente abajo durante 30 minutos y los últimos 10 calor arriba y abajo.
Pasados los 40 minutos pincháis y veis si sale limpio el palito ya estará listo. Si no.. lo dejáis un poco más.

martes, 3 de febrero de 2015

ALIÑO/ADOBO PARA PATATAS AL HORNO

Esta forma de aliñar las patatas  nos ha encantado en casa. La receta es de "Directo al Paladar"
Son las típicas patatas gajo o "deluxe" que acompañan estupendamente unos muslos de pollo como en la foto de abajo (disculpadme pero he sido INCAPAZ de poner la foto en horizontal, no sé qué le pasa hoy a google)
Si las ponéis los últimos 50 minutos encima de la grasita que ha soltado el pollo, el sabor será máximo. Probadlo!
Al final de la receta encontraréis otras maneras de hacer una guarnición con patatas. 

Ingredientes:
Patatas (mejor si son más o menos del mismo tamaño para que los gajos queden lo más parecidos posibles)
Romero o tomillo fresco (yo le puse tomillo)
2 dientes de ajo (o una cucharada de pasta de ajo)
Aceite
Sal 
Pimienta

Preparación:
Se lavan muy bien las patatas ya que las vamos a usar con piel y todo.
Cortamos a lo largo la patata quedándonos dos mitades, cortamos las mitades en dos mitades y esas en dos mitades más, cuidando que siempre nos quede un trozo de piel en cada patata (por eso tenéis que cortar por mitades y no "rebanar" las patatas)
En un bol ponemos el tomillo o el romero, la sal, la pimienta, el aceite y los dientes de ajo muy picados o hechos una pasta.
Añadimos las patatas y las removemos bien en el aliño para que se unten por todos los lados y los metemos en el horno a 180ºC/356F durante 35 minutos calor arriba y abajo y pasado este tiempo les damos la vuelta para que se doren por el otro lado unos 10 minutos más.

Otras guarniciones con patatas:


ADOBO PARA COSTILLAS

Aquí os dejo una nueva receta de adobo para el cerdo. A la barbacoa.
 Es una salsa estupenda, con mucho sabor, que deja una cobertura crujiente y un interior sabroso, nada seco y que se deshace.
Al final de la receta tenéis otras maneras de adobar el cerdo, para que probéis la que más os guste.
 Lo podéis acompañar con una ensalada, unas patatas panaderas o unas patatas gajo (deluxe)

Ingredientes:
100 mililitros de agua
100 mililitros de salsa ketchup
60 gramos de miel
30 mililitros de salsa Perrins
20 mililitros de vinagre balsámico (de Módena)
1 cucharada sopera (unos 25 gramos) de pasta de pimiento o pimentón picante (o dulce si las queremos que no piquen)
30 mililitros de aceite de oliva
1 cucharada de tomillo, romero o la hierba que más nos guste

Preparación:
En un bol mezclamos todos los ingredientes y untamos las costillas, las dejamos macerar una hora mínimo, las sacamos, reservamos la salsa sobrante y metemos las costillas en el horno a 150ºC/302 F durante una hora.
Pasada la hora las sacamos, pintamos con la salsa sobrante que teníamos reservada y los metemos en el horno de nuevo durante 20 minutos a 200ºC/392 F hasta que estén doradas y crujientes.

Otros aliños y adobos podéis ver aquí:
Al ajillo
Glaseadas

sábado, 31 de enero de 2015

CUPCAKES CON RELLENO Y COBERTURA DE TURRÓN DE JIJONA

Qué os parecen estos cupcakes de turrón??!!! Os digo que saben A GLORIA BENDITA!!!
Imagino que en muchas casas ha sobrado turrón "del blando", turrón de Jijona, y esta receta es perfecta para darle salida a esas pastillas que quedan en casa sin abrir. Otra opción es comprar las pastillas ahora, que tienen un precio muchísimo mejor que en plena campaña navideña.
La cobertura es una buttercream de turrón, pero os voy a dar también la receta de ganaché de turrón por si alguna prefiere una cobertura menos azucarada. Aunque tengo que decir que también tiene menos densidad que la de mantequilla.
Como veis el cupcake está relleno de crema de turrón. Es muy sencillo, os va a encantar!
Como ahora también podéis encontrar las pastillas de turrón sin gluten, podéis hacer los cupcakes con harina de maíz y harina de arroz (la proporción es 40% de maizena y 60% de harina de arroz)
Vamos con la receta!!!

Ingredientes:
Para la crema de turrón (que servirá de relleno y para los cupcakes)
100 gramos de turrón
100 gramos de nata para montar

Para los cupcakes:
125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
125 gramos de azúcar
2 huevos medianos
40 gramos de crema de turrón (dos cucharadas)
1 y 1/2 cucharaditas de levadura química (levadura en polvo)
3 cucharadas de leche
125 gramos de harina (normal o de repostería)
1 pizca de sal

Para la cobertura:
Si la cubrimos con ganaché de turrón:
200 gramos de turrón
200 mililitros de nata para montar
3 hojas de gelatina

Si la cubrimos con buttercream:
125 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar glass (azúcar impalpable)
50 gramos de turrón de Jijona

Preparación:
Primero haremos la crema de turrón: calentamos la nata y echamos el turrón. Removemos bien para que se disuelva bien y quede un puré (quedarán trocitos de almendras) Dejamos enfriar.

Hacemos los cupcakes:
Precalentamos el horno a 180ºC
En un bol batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una masa esponjosa. Añadimos los huevos uno a uno. No añadiremos el segundo hasta que el primero esté completamente integrado.
Echamos las dos cucharadas de la crema de turrón, mezclamos y añadimos la harina con la levadura y una pizca de sal todo tamizado (lo pasamos por un colador para que no haya grumos)
Cuando tengamos la masa lisa añadimos las 3 cucharadas de leche y batimos bien todo.
Ponemos la preparación en moldes de cupcakes y llevamos al horno a 175ºC durante 20 minutos aproximadamente (pincháis y veis si ya están hechos por dentro)

Una vez fríos vamos a rellenarlos con la crema de turrón:
Por la parte de arriba, introducimos por el centro un descorazonador de manzanas hasta el fondo y sacamos el bizcocho cortamos ese trocito de bizcocho hasta dejar una tapita. Podéis hacerlo con un cuchillo haciendo un circulito y vaciando.
Rellenamos con ayuda de una cucharita hasta casi arriba y tapamos con el trocito de bizcocho que habíamos cortado. Si llenáis hasta arriba de crema, al meter la tapa se saldrá un poco.

Hacemos la cobertura:
Si le vais a poner una ganaché de turrón:
Calentamos 100 mililitros de nata; ablandamos la gelatina en agua fría y la añadimos a la nata y deshacemos el turrón. Dejamos templar un poco.
Montamos el resto de la nata y añadimos con cuidado lo anterior. Dejamos enfriar para que la gelatina haga su efecto, lo ponemos en una manga pastelera y decoramos.

Si preferís la buttercream:
Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glass y le añadimos el turrón desmigado o aplastado previamente con un tenedor. Dejamos enfriar para que la mantequilla se endurezca, la metemos en una manga pastelera y decoramos desde el interior hacia el exterior del cupcake con una boquilla de rizo.