Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

viernes, 4 de junio de 2010

TARTA MOUSSE DE CHOCOLATE

Hoy es el cumpleaños de mi hermana Gara!! 32 primaveras ya.. está tardando en hacerme tia..
Total, ha venido a comer con una amiga Ana, de Jumilla, majísima.
Hemos comido increíble y le he hecho su correspondiente tarta, como siempre de chocolate, aunque cada año de una manera diferente: el año pasado una de chocolate con naranja y este año..pues bizcocho de chocolate con trufa y cobertura brillante de Pierre Hérme.
La cobertura la encontré navegando por internet en chocolatísimo y me encantó, la cosa es que hay que tener un termómetro de cocina porque los tiempos son importantes para no perder el brillo pero... yo no tengo, así que si alguno de mis amigos me lee y me quiere regalar un termómetro de cocina..se lo cambio por una tarta de éstas.
Independientemente de esto tengo que decir que mucho brillo no ha perdido...
Riquísima, el bizcocho un poco empapado, no seco ni borracho. De fácil digestión.

Ingredientes:
Esta tarta consta de tres partes: bizcocho, relleno y cobertura.
Para el bizcocho:
250 gramos de harina de trigo normal
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de levadura química
una pizca de sal
125 gramos de azúcar moreno
125 gramos de azúcar blanca
62 mililitros de agua
42 gramos de chocolate de repostería
62 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
90 mililitros de leche
1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Para el relleno:
400 mililitros de nata para montar
200 gramos de chocolate de repostería
3 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de ron (opcional)
2 hojas de gelatina

Para la cobertura brillante:
100 mililitros de nata líquida para montar
150 gramos de azúcar
120 mililitros de agua
50 gramos de cacao en polvo
5 gramos de gelatina en hojas (unas 4 hojas)

Preparación:
Para hacer el bizcocho:
Calentar el horno a 175º y engrasar un molde desmontable.
En un bol mezclar la harina, la levadura, la sal y el bicarbonato (todo tamizado)
En una cacerola ponemos el azúcar moreno, el blanco, el chocolate y el agua y lo ponemos al fuego moderado hasta que se disuelva todo el azúcar y el chocolate y quede suave. Dejar enfriar moviendo de vez en cuando.
Por otro lado montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
Batimos las yemas con la mantequilla hasta que esté suave y vamos añadiendo poco a poco la mezcla del chocolate, añadimos la vainilla y la mitad de la harina sin dejar de batir, añadimos la leche y luego el resto de harina hasta que esté todo bien integrado. Agregamos las claras con cuidado para que no se bajen. Ponemos en el molde.
Llevamos al horno unos 30 minutos hasta que pinchemos y salga la aguja limpia.

Para hacer el relleno:
Separamos 100 mililitros de leche que llevamos al fuego a calentar y ponemos el chocolate y el ron hasta que se deshaga, damos un hervor y echamos las hojas de gelatina. sacamos y dejamos templar. Montamos los 300 mililitros restantes con el azúcar y cuando esté bien montado agregamos poco a poco la nata al chocolate. Dejamos enfriar completamente hasta que se endurezca.

Para hacer la cobertura brillante:
yo voy a poner los tiempos y temperaturas por si alguien tiene un termómetro, pero voy a decir también cómo lo he hecho yo sin él.
Hervir la nata con el azúcar y el agua, añadir el cacao en polvo y cocer hasta 103ºC. Enfriar y agregar a 60º las hojas de gelatina previamente remojadas para ablandarlas. Dejar enfriar hasta los 40º antes de cubrir.
Yo lo he puesto a hervir, he echado el cacao y he dejado hervir 3 minutos, he apartado del fuego y he puesto las hojas de gelatina, he vuelto a llevarlo a que dé un hervor y lo he retirado. Lo he usado templado.
Montaje de la tarta:
Partimos la tarta en dos capas, ponemos el relleno, cerramos y ponemos la tarta encima de una rejilla y debajo papel de aluminio o la bandeja del horno, o un molde para que caiga el exceso de chocolate, entonces echamos con cuidado con un cucharón, dejamos enfriar la cobertura y volvemos a echar más chocolate, dejamos enfriar y repetimos, así hasta 4 veces para que la cobertura no sea muy fina. Enfriamos y decoramos.

Notas: para cortar el bizcocho es mejor que esté más o menos congelado, asi no se desmiga y es más facil manipularlo sin miedo a que se rompa.
La cobertura hay que usarla templada. Por efecto de la gelatina cuando empieza a enfriarse se forman unos "grumos" que podemos eliminar fácilmente volviendo a calentar un poco la cobertura; yo he puesto la rejilla encima de un bol y éste lo he llevado a calentar al micro un rato cada vez que lo iba a volver a usar.

6 comentarios:

  1. Ana, pero que espectacular y sin termómetro, si es que la que vale, vale...Muchas felicidades a tu hermana y a la cocinera.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. uy nora si bonita, pero no veas la que he montado con el chocolate..es tan escandaloso que hay que tener cuidado.
    pero merece la pena.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita te ha quedado y que brillante una cobertura muy bien hecha! Felicidades a tu hermana, y que pronto te haga tía!

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. ay cuinera si..un sobrinito..o una sobrinita a quien malcriar..sin obligacion de educar, solo la parte divertida de tener un enano en casa..
    pero bueno, mi hermana también dice lo mismo, que yo estoy tardando en hacerla tia a ella.. y creo que como sigamos asi llegamos a los 35 sin nada a la vista!!

    ResponderEliminar
  5. !!que bonita te ha quedado!!...preciosa !!
    feicita a tu hermana de mi parte..
    y a ver si me invitas a una copita de cava..je.je

    ResponderEliminar
  6. Olá;
    Hummmmm delícia!!!
    Muito rica e delicada a torta.
    Gosto muito do seu blog e vou te seguir.
    Eu te convido para me conhecer em Pecados da Mesa.
    Beijo!

    Maria Paula -BRASIL-

    ResponderEliminar