Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

viernes, 8 de mayo de 2015

GALLETAS BUHO CON CARDAMOMO (SIN HUEVO)

Qué os parecen estas galletas??? Divertidas verdad?
 Lo son, y además sencillísimas de hacer. Me ha encantado hacerlas, son rápidas y perfectas para los niños.
 Son las típicas galletas de mantequilla, en este caso aromatizadas con cardamomo, una especia muy refrescante, con un ligero sabor cítrico, aunque podéis cambiarlo por canela, esencia de vainilla o lo que más os guste.
 Éstas han sido para los nietos de una vecina. Ha su nieta Sara le han encantado, y yo feliz.
Es muy agradable saber que algo que te gusta y  que haces con cariño deleita a otras personas. Gratificante.

Ingredientes:

390 gramos de harina (3 tazas y 1/2)
340 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente. Mantequilla y no margarina, porque necesitamos que se endurezca. (1 taza y 1/2
170 gramos de azúcar en polvo, azúcar glass (1 taza y 1/2)
2 cucharadas de harina de maíz (Maizena)
1 cucharada de cardamomo en polvo (yo puse unas semillas en un molinillo de café, pero podéis abrirlas, sacar las semillas y machacarlas con el azúcar o molerlas en un mortero)
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de extracto de almendra (yo tenía esencia y le puse unas gotas)
Para decorar:
Almendras enteras sin pelar
Gotas de chocolate


Preparación:
En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos, el extracto de vainilla, el de almendra y la sal y batimos un poco. Echamos el azúcar. Batimos con unas varillas con cuidado de que el azúcar no salga disparado por todos lados hasta que esté todo bien incorporado.
En otro bol pasamos por un colador la harina de trigo, la maizena y el cardamomo en polvo y mezclamos.
En el bol de la mantequilla vamos incorporando poco a poco las harinas y vamos amasando hasta que esté todo integrado. Tened cuidado de no amasar demasiado para que la mantequilla no se derrita.
Hacemos una bola, la envolvemos en papel film transparente y lo dejamos en la nevera 1 hora que se endurezca un poco.
Pasado este tiempo sacamos la masa (os aconsejo cortar la masa en tres e ir sacándola poco a poco para que no se caliente, si no, la mantequilla se ablanda y la masa se hace pegajosa) la ponemos sobre dos papeles de hornear y la estiramos con un rodillo hasta que tenga medio centímetro de grosor.
Si queréis también podéis estirarla en una encimera de mármol con un poco de Maizena por encima.
Cortamos con un cortapastas redondo o con un vaso para tener unas galletas redondas.

 Tenemos las galletas y ahora vamos a hacer los ojos: cogemos dos trocitos de masa y hacemos unas bolitas, las ponemos encima de la galleta un poco por encima de la mitad y apretamos en el centro con el dedo poquito a poco hasta hacer unos huecos donde después meteremos las gotas de chocolate. No apretéis demasiado, simplemente ponéis el dedo y lo desplazáis un poco en forma de círculo.
 Una vez hechos los ojos ponéis la almendra con la parte fina hacia abajo y la apretáis un poco en el centro para que no se caiga.
Con un cuchillo normal (que no sea de sierra) o con una esteca hacéis la forma del búho: a cada lado le hacéis una línea un poco curvada hacia dentro (como el cuerpo de una mujer) y en la parte de abajo le hacéis unas marcas a modo de patas. (ver foto de arriba)
Tenéis que apretar lo suficiente para que se marquen las líneas pero con cuidado para que no se rompa la galleta al hornear.
En este punto podéis poner las gotas de chocolate en los huecos de los ojos, aunque yo primero las horneé y se las puse al sacarlas, con cuidado y sin moverlas hasta que estuviesen completamente frías para que el chocolate no se escurriese.
Metemos en la nevera unos 20 minutos antes de hornearlas.
Llevamos al horno precalentado a 180ºC/ 356F durante 20 minutos dependiendo del grosor, hasta que veamos que se empiezan a dorar por los bordes.
Sacamos a una rejilla con mucho cuidado y dejamos enfriar.
Nota: hay muchas recetas de galletas con mantequilla que ponen el horno a 170ºC/325F. Personalmente no me gusta y siempre me da mal resultado porque la mantequilla se va deshaciendo poco a poco y la galleta se aplana y queda muy fea.
Siempre refrigero las galletas antes de hornear para que la mantequilla esté fría y no se deshaga la galleta al meter al horno.

Espero que os gusten!

2 comentarios:

  1. espectaculares te han quedado , guardame unas cuantas que las pruebe, besitos

    ResponderEliminar
  2. Pero que monada de galletas, preciosas y sencillas.
    Muchas veces visitamos a unos primos de mi marido en un camping y los niños que viven al lado son geniales.
    Pienso hacerselas, son tan graciosas que seguro que les encantan.
    Un besico enorme.

    ResponderEliminar