Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

jueves, 28 de mayo de 2015

SORBETE DE FRESAS (TAMBIÉN VERSIÓN LIGHT)


He estado tentada de poner "falso sorbete" en el nombre de esta receta porque muchos considerarán que un sorbete lleva claras de huevo, y éste no.
 Para ser sincera me estoy riendo yo sola a la vez que escribo recordando una tarde en casa de nuestro amigo Antonio (del blog Vitat que está bó) que en paz descanse cuando Catalina (Cocina con catalina) nos refutaba -a propósito de un bizcocho de terciopelo marrón que había llevado- que lo de terciopelo marrón era inventado y que como un gazpacho de fresas, que se podía llamar así pero que de una manera "purista" pues un gazpacho es lo que es y lleva lo que lleva y cualquier variación no es exactamente un gazpacho y punto.
 Así que pensando en Catalina he estado a punto de llamarlo "falso sorbete", pero como lectora insaciable he acudido a la Real Academia de la Lengua y, cito textualmente: "Refresco de zumo de frutas con azúcar, o de agua, leche o yemas de huevo azucaradas y aromatizadas con esencias u otras sustancias agradables, al que se da cierto grado de congelación pastosa"
Pues eso, que como está congelado, lleva fruta, agua y azúcar es UN SORBETE.
Seguro que Antonio se está partiendo de la risa.. Un beso Antonio!

Ingredientes para 4-6 sorbetes grandes:

500 gramos (1 libra) de fresas congeladas (las lavamos, las secamos, les cortamos el rabito y las congelamos. Si no os gusta encontraros las semillas lo batís, lo coláis y lo ponéis en un molde de cubitos de hielo y congeláis.
125 mililitros de agua (1/2 taza)
100 gramos de azúcar ( ó 70 de miel, sirope o su equivalencia en edulcorante líquido)
1 cucharada de vodka, grand marnier, ron blanco (opcional)

Preparación:

Primero que todo, si usáis azúcar granulado en lugar de miel o sirope tenéis que poner el azúcar a calentar con el agua hasta que se haya disuelto y dejar que se enfríe. Reservamos.
En una batidora ponemos las fresas congeladas (o los cubitos del puré de fresas congelado), el agua con el sirope o el agua con el azúcar disuelto y el licor y damos unos golpes hasta obtener un puré más o menos congelado.
Cuidado de no batir demasiado sino dando golpecitos de batidora para no calentar la preparación demasiado. Si esto ocurre, volver a poner 15 minutos en el congelador y servir en copas.


2 comentarios:

  1. Cómo apetecen!! Además tiene un color excelente, nos llevamos la receta.
    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
  2. jajajajajja, Antonio se esta partiendo de risa contigo viendo mi cara de refunfuño, jajajajajajja, si va por ti Antonio¡¡ lo que no has dicho que es que con el brown velvet yo llevaba razon, tal vez este mes lo haga oficial en honor a Antonio

    ResponderEliminar