Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

viernes, 8 de mayo de 2015

GALLETAS DE MANTEQUILLA CON MERMELADA DE FRESAS


OLE YO, OLE YO Y OLE YO!!!!!
 Se nota que estoy encantada con estas galletas???  Es que me han salido buenísimas y monísimas!!!!
 Y lo mejor de todo: le han encantado a mis vecinas, sobretodo a una, que está recuperándose de una .. digamos mala racha y estamos todas mimándola mucho.
 Y como a todas cuando estamos "pachuchas" nos apetece comer "de antojos" y puesto que los doctores le han dado carta blanca en ese sentido pues aquí estamos haciendo cosas para ir cebándola poco a poco.
 Estas galletas se pueden hacer con y sin huevo. Os enlazo las dos masas de galletas de mantequilla para que elijáis la que más os guste. Éstas son con mermelada y cardamomo y la masa sin huevo.
Recordad que aunque os pongo los enlaces con unos aromas determinados podéis cambiarlos por los que más os gusten (vainilla, ralladura de naranja o limón, canela, esencia de coco...)

Ingredientes:
Para la masa de mantequilla sin huevo pinchad aquí
Para la masa de mantequilla con huevo pinchad aquí

Preparación:
En este caso, y después de mucho navegar por internet, me decidí a  hacer mi propia versión de estas galletas, donde la mermelada se hornea con las galletas. El resultado es inmejorable. Si queréis la receta de mermelada de fresas está al final de este post.
En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos, el extracto de vainilla, el de almendra y la sal y batimos un poco. Echamos el azúcar. Batimos con unas varillas con cuidado de que el azúcar no salga disparado por todos lados hasta que esté todo bien incorporado.
En otro bol pasamos por un colador la harina de trigo, la maizena y el cardamomo en polvo y mezclamos.
En el bol de la mantequilla vamos incorporando poco a poco las harinas y vamos amasando hasta que esté todo integrado. Tened cuidado de no amasar demasiado para que la mantequilla no se derrita.
Hacemos una bola, la envolvemos en papel film transparente y lo dejamos en la nevera 1 hora que se endurezca un poco.
Pasado este tiempo sacamos la masa (os aconsejo cortar la masa en tres e ir sacándola poco a poco para que no se caliente, si no, la mantequilla se ablanda y la masa se hace pegajosa) la ponemos sobre dos papeles de hornear y la estiramos con un rodillo hasta que tenga medio centímetro de grosor.
Si queréis también podéis estirarla en una encimera de mármol con un poco de Maizena por encima.
Cortamos con un cortapastas redondo pequeño o con un vaso de los de café para tener unas galletas redondas. Ya tenemos la base de las galletas.
 Las ponemos sobre papel de hornear encima de una bandeja.
Ahora vamos a hacer la parte de arriba: con el mismo cortapastas cortamos galletas del mismo grosor (yo utilicé un cortapastas que tiene un lado liso y otro con dibujo rizado, pero podéis usar un vaso de café y dejarlas lisas) con una tapa de botella pequeña apretamos y le quitamos el centro, como en la foto de arriba, la primera.
Con cuidado cogemos la masa y la ponemos encima de las galletas que hemos cortado antes. No necesitáis pegarlas con nada porque en el horno se unirán. (foto2)
Una vez hayamos formado todas las galletas rellenamos sin pasarnos los huecos con la mermelada que más nos guste y llevamos al horno precalentado a 180ºC/356F durante 15 minutos hasta que veamos que se empiezan a dorar.
Sacamos con cuidado a una rejilla, dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glass.
Si queréis la receta de mermelada pinchad aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario