Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

sábado, 9 de mayo de 2015

PENCAS DE ACELGA EN SALSA DE ALMENDRAS

El miércoles vinieron a comer a casa unas amigas de mi madre: Belmary y Tinín, y cómo no.. cuando es día "de fiesta" cocina la menda. 
 Pero, aunque siempre trato de tener bastantes cosas adelantadas en la cocina, termino por perderme parte de las conversaciones y la juerga porque estoy vigilando la paella o salteando algo.
Así que esta vez metí un pollo al horno, puse unas patatas y unos calabacines a la parrilla y preparé unas pencas de acelga como entrante.
Tengo que decir que les encantaron y no sobró nada; y es que esta receta es estupenda. Las pencas son los tallos blancos de las acelgas, que mucha gente tira porque no sabe qué hacer con ellos. Una manera es rebozados en harina y huevo, y si le ponéis esta salsita ya coronáis el plato.

Ingredientes:

6 tallos de acelga (la parte blanca)
8 cucharadas de harina 
2 huevos
Sal

Para la salsa de almendras:
40 gramos de almendras crudas
1 huevo duro
3 cucharadas de aceite de oliva
1 diente de ajo
1/2 cebolla no muy grande
Una pizca de sal
Una pizca de pimienta negra
Una cucharadita de pimentón dulce
250 mililitros de agua (un vaso)
Perejil

Preparación:
Lavar los tallos de las acelgas y quitar las hebras: las cogemos de los extremos y cortamos con un cuchillito. Saldrán unas hebras de las que tiraremos hacia abajo.
Las ponemos en abundante agua a cocer con sal hasta que al pincharlas estén hechas pero no blandas. Las sacamos, las escurrimos y las secamos bien.
Pasamos las pencas por harina y luego por huevo y las ponemos en una sartén con bastante aceite para freírlas. Retirarlas cuando estén doradas. Sacamos y dejamos sobre un papel absorbente. 
Reservamos en una fuente como la de la foto.
Hacemos la salsa:
Picamos las almendras con la sal en un mortero (yo usé la picadora) y mezclamos con la yema del huevo duro. 
En una sartén ponemos las 3 cucharadas de aceite y echamos el ajo que se dore. Sacamos el ajo y lo añadimos a las almendras y la yema y machacamos bien hasta tener una pasta.
En el aceite ponemos la cebolla muy picadita y cuando esté transparente añadimos el pimentón, damos unas vueltas y rápidamente incorporamos el agua.
Cuando rompa a hervir añadimos el majado que teníamos en el mortero y dejamos que espese un poco.
Ponemos la salsa sobre las pencas y decoramos con perejil (opcional)
Nota: si espesa mucho añadís agua. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario