Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

viernes, 14 de noviembre de 2014

BOSTON CREAM PIE (VERSIÓN CON Y SIN GLUTEN)


Mira Olga, te acuerdas???!!!! Si, tu boston cream sin gluten. Como ya vas progresando adecuadamente y no me necesitas en la cocina, te dejo los ingredientes y la forma de hacerlo, aunque creo que sigues necesitando una báscula de cocina. Apuesto a que aún no la has comprado...
Bueno, esta tarta es un bizcocho sin gluten, aunque se puede hacer la versión normal con un bizcocho victoria sponge que os pongo más abajo, pero así lleve o no gluten... es espectacular.
Y es que poco se compara a una tarta de crema pastelera con el chocolate cayendo por los lados.. De muerte lenta, lenta!
Mi hermana Gara es súper fan del Boston cream, ya sea en tarta, en donuts, en trifle (si, si, en un vaso capa de bizcocho, capa de crema, capa de bizcocho, capa de chocolate y así hasta que acabéis con el vaso, el bol, el jarrón, el bidón o donde se os ocurra hacerlo)
Olga.. te debo el café, pero creo que ya es hora de que tú me hagas la tarta!!!!


Ingredientes:
Son tres partes diferenciadas: el bizcocho, el relleno y la cobertura.

Para el bizcocho (pongo entre paréntesis la versión sin gluten)
225 gramos de mantequilla
225 de azúcar
225 gramos de harina de trigo ( versión sin gluten 135 gramos de harina de arroz y 90 de harina de maiz maizena)
1 cucharadita de levadura en polvo (versión sin gluten 1 cucharadita y media)
4 huevos medianos
1 cucharadita de extracto de vainilla ( para sin gluten una vaina de vainilla, la abrís a lo largo con un cuchillito y le sacáis unas semillas)
40 mililitros de leche

Para el relleno
La crema pastelera se hace con harina de maíz así que la versión sin gluten es la misma:
Si queréis hacer la versión rápida al microondas pinchad aquí
Si queréis la versión típica del relleno de los donuts la tenéis aquí

Para la cobertura
200 gramos de chocolate de cobertura (chocolate de repostería)
150 mililitros de nata/ crema de leche (puede ser para montar o para cocinar, pero os recomiendo la primera, siempre queda mejor si tiene un mínimo de un 35% de materia grasa)
20 gramos de mantequilla (una cucharada rasa que dará brillo a la cobertura)

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC
En un bol tamizamos la harina con la levadura. Reservamos.
En un bol grande mezclamos la mantequilla con el azúcar y batimos hasta conseguir una masa uniforme y que haya blanqueado un poco. Para esto es muy importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente (por lo menos 2 horas fuera de la nevera)
Añadimos los huevos uno a uno. Hasta que el primero no se haya integrado bien y haya formado un puré con la mantequilla y el azúcar no añadiremos el resto. Tiene que quedar una masa esponjosa, subida y blanquecina. Añadimos la vainilla y mezclamos.
Incorporamos la harina con la levadura en dos veces, y entre las dos añadimos la leche (harina-leche-harina)
Ponemos en un molde de tarta o de savarin (el mío era de savarin, por eso esa forma) y lo metemos en el horno unos 20 minutos calor abajo y los últimos 5-8 calor arriba y abajo.
Si no tenéis práctica mejor poned el horno a 170ºC y lo dejáis 35 minutos, poniendo el calor arriba los últimos 8-10.

Mientras tenemos el bizcocho en el horno podemos hacer la crema pastelera, ya que es mejor ponerla en frío porque adquiere la consistencia que deseamos.
Arriba en los ingredientes de la crema os he puesto el enlace a la receta de crema pastelera.
Hacemos la crema, la dejamos enfriar y una vez frío el bizcocho lo desmoldamos, lo abrimos por la mitad para tener dos discos iguales y rellenamos uno de manera generosa.
Ponemos la otra mitad del bizcocho encima y hacemos la cobertura.
Os recomiendo hacer la cobertura en el momento de ponerla ya que si la hacéis antes se enfría, se endurece un poco y no la vais a poder poner.
Calentamos la nata sin que hierva, echamos el chocolate y movemos para que se disuelva bien. Una vez tenemos todo bien mezclado echamos la cucharada de mantequilla y damos unas vueltas para conseguir una salsa brillante, espesa y gruesa.
Ponemos el bizcocho en una rejilla y echamos por encima la mitad de la cobertura. Volvemos a repetir una segunda vez echando por encima el resto de la salsa.. y a disfrutar!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario