Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

sábado, 15 de noviembre de 2014

BIZCOCHO DE CALABACÍN

Cada vez me gustan más los dulces con verduras o frutas. Mmmmmm!!!! Son deliciosos, más sanos y muy sencillos; y además podemos usar la verdura de manera provechosa cuando no sabemos qué hacer con ella.
 He visto y hecho gran cantidad de bizcochos, tartas, galletas.. y he cocinado en varios lugares fuera de España, lo que me ha supuesto no tener siempre los mismos recursos para hacer los mismos platos. Esto es porque no en todos los lugares tienen, usan o importan la misma materia prima, o la hay pero es muy cara e inaccesible para muchos de una manera cotidiana.
 Por eso me he estoy haciendo ferviente defensora de la cocina de aprovechamiento, y en este momento me acuerdo de Julia, una amiga colombiana que lidera (seguro que si lo lee va a decir.. liderar yo???!!!) un movimiento llamado SLOW FOOD que pugna por una eco-gastronomía sostenible, local, ecológica y económica, donde se pretende entre otras cosas relanzar la cocina local de cada pueblo en detrimento del fast food (y es que debería ser pecado venir a España de vacaciones y sobrevivir de Mcdonalds todo el viaje), propiciar los productos locales basados en un cultivo menos agresivo, respetando la tierra y plantando alimentos que, por las condiciones de ese lugar, se den de la manera más natural posible y todo sirve, nada se tira. Cómo es posible que compres una bolsa de zanahorias en un supermercado y todas pesen más o menos lo mismo, tengan parecido tamaño y la misma forma? Porque las seleccionan así, y la que no cumple esos estándares se deshecha en muchos lugares. Que sirven para pienso animal? probablemente, pero hay mucha gente muriendo de hambre que no le importaría comerse una zanahoria que mida 3 centímetros menos, sea más gorda de la base que de la punta o le salga una protuberancia en un lado porque cuando creció se apretó contra otras verduras.
Y desde aquí, hago un llamamiento para volver a las costumbres de antes, donde los extractos que quién sabe qué contienen, dejan paso a aromas que hacen que nuestro bizcocho siga siendo apetitoso como la ralladura de limón o naranja, o dependiendo de donde residamos incluso de mango, coco, canela, jengibre.. las posibilidades son infinitas utilizando verduras como en este caso el calabacín, pero que por países podemos cambiar por zanahoria o calabazas según sea la temporada en ese lugar y podamos encontrarlas en los mercados locales.
Id al mercado, comprad fruta y verdura local, de temporada (que encima es más barata) y buscad recetas en base a esos alimentos. O experimentad.. no hay nada más placentero en la cocina.

Ingredientes (receta original de Kanela y Limón sin chocolate)

250g de calabacín rallado (sin pelar)
3 huevos
1 cucharadita de jengibre
una pizca de sal
Ralladura de un limón
130g de azúcar
200g de harina
100g de aceite
10g de levadura química

150 gramos de gotas de chocolate o -como yo- chocolate líquido (sirope de chocolate)

Preparación:
Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen y blanqueen. Añadimos el jengibre, la ralladura del limón y echamos el aceite en forma de hilo poco a poco para integrarlo bien y emulsione.
Tamizamos la harina con la sal y la levadura y lo añadimos poco a poco a lo anterior para que no se baje usando una espátula echando primero la mitad de la harina, luego la mitad del calabacín rallado, luego la otra mitad de la harina y después el resto del calabacín. Si le ponéis chocolate en gotas éste es el momento de hacerlo y mezclamos con cuidado.
Ponemos en un molde (el mío era de savarin) y si optamos por poner sirope de chocolate echamos un chorreón por toda la preparación ya puesta en el molde y sin mover para que no se mezcle y lo metemos en horno precalentado a 180ºC durante 30-35 minutos. (si no tenéis mucha práctica podéis ponerlo a 170ºC durante 40 minutos) calor abajo y los últimos 8 minutos calor arriba y abajo.

2 comentarios:

  1. Que rico y jugoso, me a sorprendido ver que le pones verdura y que jugoso se le ve.Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te invito a que lo pruebes Doris, queda espectacular. y por supuesto no sabe a calabacín.

      Eliminar