Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

domingo, 8 de mayo de 2011

TRUFAS DE CHOCOLATE CON MACA

Estas son mis trufas, sacadas del libro "Los aromas del chocolate" (Ed. Larousse) Son espectaculares, fuertes de sabor y con un olor afrutado y un toque como a café

La particularidad de estas trufas es que las he hecho con un chocolate de los llamados "Gran cru", es decir, de lo mejorcito de los chocolates, en este caso de Perú.

De sabor fuerte, he tenido que echarle un poco de azúcar glass para suavizar el amargor.

Esta es la foto del chocolate, de Perú, de comercio justo y biológico. Merece la pena, y encima tiene maca, por lo visto un afrodisíaco y bueno para la fertilidad entre otras cosas. Podeis verlo aqui, en wikipedia www.es.wikipedia.org/wiki/Lepidium_meyenii

Ingredientes para unas 40/50 trufas:

200 gramos de chocolate, en este caso un "Gran cru" de Perú, pero puede ser cualquier otro del 64%

150 gramos de chocolate del 52%

150 gramos de azúcar glass (al gusto; en este caso este chocolate tiene notas amargas y se me hizo necesario ponerlo)

160 gramos de nata para montar

50 gramos de mantequilla blanda (yo he puesto mantequilla de aceite de oliva)

Una cucharada de canela

Cacao amargo en polvo (unos 150 gramos aproximadamente)


Preparación:

Cortar o rallar los chocolates.

En un cazo (o en un recipiente grande apto para microondas) meter la nata y el azúcar y llevar a ebullición. Retirar y echar el chocolate y la mantequilla en trocitos y remover hasta derretir por completo. Debe quedar una crema espesa brillante.

En un tupper alargado poner un papel de horno (papel sulfurizado) y echar la crema encima, tapar y meter en la nevera durante 3 horas mínimo (yo lo he dejado toda la noche)

Una vez esté dura espolvoreamos la canela por encima, hacemos bolas o las cortamos en cuadrados pequeños (si haceis bolas poneros unos guantes de látex y procurad no manosearlas mucho para que no suden)

Pasar el cacao por un colador o tamiz, ponerlo en un plato o bandeja y rebozar las trufas con ayuda de un tenedor.

Retirar el cacao sobrante y colocarlas sobre un plato o caja.

Conservar las trufas en el frigorífico hasta el momento de consumirlas.


Nota: también podríamos infusionar la canela con la nata, entonces usaríamos un palito de canela que retiraríamos antes de poner el chocolate.

Si los queremos con un toque anisado o mentolado pondríamos un poco de anís estrellado o menta en la nata y lo retiraremos antes de derretir el chocolate.

1 comentario:

  1. Qué buena pinta tienen esas trufas, además con un chocolate de primera, seguro que una verdadera delicia.
    Un besito

    ResponderEliminar