Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

martes, 30 de noviembre de 2010

BUÑUELOS DE VIENTO RELLENOS DE NATA

Estos buñuelos se comen solos!!!! Para los que no los conozcan se trata de una masa que al freir se "ahueca" por dentro.
Son típicos rebozados en azúcar, rellenos de crema pastelera, trufa o.. de nata, como en este caso!
Los recomiendo totalmente, salen buenísmos y son perfectos para cualquier reunión.
Ingredientes para 24 buñuelos:
2 huevos grandes
100 gramos de harina
75 gramos de mantequilla
125 mililitros de leche
1 pizca de sal
aceite de girasol para freir
azúcar (para rebozar los buñuelos)
Para el relleno de nata:
200 mililitros de nata para montar (mínimo 35% grasa)
2 cucharadas colmadas de azúcar glass (azúcar impalpable)
Preparación:
En un cazo ponemos la leche y la mantequilla hasta que hierva, apartamos del fuego y echamos la harina de golpe y volver a llevar a fuego dando vueltas con una cuchara de madera para que la harina se cocine pero que no se pegue.
Cuando al dar vueltas la masa se despega de los lados y del fondo apagamos el fuego y echamos los huevos uno a uno, es importante no añadir el siguiente huevo hasta que el primero se haya integrado totalmente en la masa (no desespereis, tarda un poco)
Cuando hayamos terminado ponemos bastante aceite en una sartén y vamos echando masa ayudados con una cuchara (el tamaño de una trufa) y los retiraremos cuando hayan duplicado su volumen; los sacamos a un papel para quitar el exceso de aceite y rebozamos en azúcar.
Por otro lado montamos la nata bien montada: la nata bien fria y el bol que vayamos a usar para montar lo pondremos un rato antes en el congelador; echamos la nata, montamos poco a poco y cuando tome un poco de espesor echamos el azúcar y seguimos hasta que esté bien firme (cuidado que si nos pasamos se convierte en mantequilla), lo ponemos en una manga pastelera con una boquilla de relleno y rellenamos los buñuelos.
Notas: Si la nata no está bien montada la meteremos un ratito en el congelador para que coja cuerpo y luego rellenaremos.
Los buñuelos deben estar frios para rellenarlos ya que el calor bajaría la nata.
Si no teneis boquilla para rellenar podeis hacerles un corte por el centro (como un bocadillo) sin llegar hasta el final y rellenamos con la nata (si no teneis manga pastelera podeis usar una bolsa plástica a la que le cortais un pico)
El fuego debe estar fuerte al principio y bajarlo a medio fuego en cuanto se pongan los buñuelos para que no se quemen por fuera y se hagan por dentro.
Independientemente de cómo hayamos montado la nata y para que no se baje en días lo que hago es que una vez que los relleno los llevo al congelador un par de horas o tres. No os preocupeis, se descongelan rápido y la nata no llega a ponerse dura nunca.
También pueden hacerse al horno: una vez hayamos hecho la masa ponemos los pegotes de masa en un papel de horno y los horneamos a 200º hasta que veamos que se doran y se hinchan.

3 comentarios:

  1. Nunca los he hecho, pero me están entrando unas ganas locas de probarlos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Que pinta mas rica por favor , tengo que llevarme uno ya, jejejejejejjee.Bueno no mejor trato de hacrelos ¿si?.Besotes guapetona.

    ResponderEliminar
  3. No veas qué ganas me han dado de mordisquear la pantalla... Toda una dulce tentación.

    Besos.

    ResponderEliminar