Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

domingo, 14 de julio de 2013

TARTA DE MOUSSE DE PLÁTANO Y DULCE DE LECHE Y FELIZ CUMPLE YO!!!!

Hoy 14 de julio es mi cumpleaños!!! Nací el día de la Toma de la Bastilla.
Y no es que suela hacer nada especial en este día, pero me gusta pasarlo en familia, con mi hermana y mi madre, pero Gara no está así que vamos a esperar que llega mi tio Julio, que cumple el mismo día que yo y haremos un arroz negro (esperad receta!!)
Hoy quiero dedicarle la entrada del blog a Fa, mi novio. Es perfecto para mi. Ninguno de los dos recordamos fechas "importantes" como el día que empezamos o cosas así. Claro que él es mucho más detallista que yo y al menos se lo apunta en el calendario de su teléfono.
 Es bueno, es noble, y -aunque él no lo crea- me hace reir. Cuando estamos juntos es un payaso, muy divertido y bastante ocurrente. Él dice que soy yo la que parezco sacada de una típica comedia americana, pero a mi me encanta su forma de ser: calmada, paciente, observadora, pensativa.. dicen que nos atrae lo que no tenemos y es mi mejor complemento. No eres perfecto pero aspiras a serlo y trabajas para ello, lo sé porque no eres la persona que conocí, eres mucho mejor mejor ahora ( y espera unos años y verás que yo hago que te santifiques :P)
 Este cumpleaños es uno más, pero con una ilusión diferente a cualquier otro, porque mi novio es mi mejor amigo, porque me hace crecer como persona, me ayuda a mejorar y querer superarme cada día y me hace muy muy feliz.
Y espero y deseo de verdad que sigamos así de bien, conociéndonos más, compartiendo más, queriéndonos mucho más: caminando juntos, creciendo juntos y -si Dios quiere- empezar una vida juntos.
Y desde aquí te doy las gracias porque pase lo que pase la ganancia me la llevo, porque soy una persona positiva y siempre me quedo con las cosas buenas que la gente me regala y tú en este año me has dado lo mejor de ti y has despertado lo mejor en mi.
Prometo que la próxima nos la comemos juntos.
Te adoro Fa!!!

Y ahora sí la receta:
Para el bizcocho (puede ser con gluten o sin gluten):
bizcocho princesa
bizcocho sin gluten

Para el relleno de dulce de leche y plátano (si es sin gluten mirad que todos los ingredientes envasados sean sin gluten: en este caso todo era sin gluten)
Para la base del relleno de ambos (hice la base del relleno, la separé en dos partes iguales y luego a cada uno le puse el sabor de plátano y dulce de leche)
1 litro de nata (crema de leche)
250 gramos de chocolate blanco (nestlé postres blanco es sin gluten)
6 hojas de gelatina
2 plátanos maduros (pero no muy maduros)
180 gramos de dulce de leche (arequipe, toffee..)

Para la cobertura:
200 gramos de chocolate
75 mililitros de leche o nata (crema de leche)

Preparación:
Hacemos el bizcocho: en este caso lo hice con esencia de ron; lo cortamos en dos discos iguales y lo mojamos con un almibar hecho a partes iguales de agua y azúcar o simplemente lo mojamos con un poco de leche. Reservamos.
Hacemos el relleno:
Hidratamos la gelatina previamente en agua fría y luego la disolvemos bien en 100 mililitros de nata caliente.
Montamos los restantes 900 mililitros de nata y añadimos la gelatina. Dividimos la preparación en dos partes iguales y a una le añadimos los plátanos bien triturados  (yo los pasé por la picadora hasta que se hicieron puré con el zumo de un limón para que no se oscureciesen) y a la otra mitad le añadimos el dulce de leche.
Cuidado de no montar excesivamente la nata para que cuando añadamos la gelatina y posteriormente a cada preparación los sabores, no se nos pase y se nos convierta en mantequilla. Tapamos con un papel film transparente y dejamos en la nevera que cuaje.
Montamos la tarta:
Ponemos una base, echamos el mousse de plátano; ponemos otro disco de bizcocho y cubrimos totalmente con el mousse de dulce de leche (por encima y por los lados) y metemos en la nevera para que coja cuerpo y se endurezca.
Hacemos la cobertura:
Derretimos el chocolate con la leche o la nata hasta tener una salsa fina y bañamos la tarta; yo la cubrí una vez, la metí en la nevera, calenté el resto de chocolate que quedaba, saqué la tarta y le volví a dar otro baño para conseguir una cobertura un poco más gruesa.

Una vez fría se puede decorar, en este caso usé un marco de chocolate y pinté la tarta con polvo dorado.

Espero que os guste.

P.S.- Y -como diría mi padre- para l@s cochin@s cáscaras!!!

1 comentario:

  1. ¡¡FELICIDADES!!
    Que pases un día estupendo en compañía de tu chico.

    ResponderEliminar