Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

lunes, 8 de julio de 2013

TARTA FRÍA DE LIMÓN

Bueno, bueno, bueno, bueno... esta tarta es super sencilla y riquisima!!!!
 La he copiado (menos la base, que yo tenía una masa quebrada comprada en la nevera) de Patricia, del blog de sucre i sal
 Y haciendo esta tarta he descubierto que sí, que no nos habíamos equivocado al nombrarla la "reina de los semifrios".. no hay otra igual haciendo tartas frias!!!
 En este caso yo usé masa quebrada pero podeis hacerla con masa de galletas (ahora os explico cómo)
La textura es muy suave, con muchisimo sabor a limón y con esa superficie de gelatina tan brillante..(yo llené tanto el molde de relleno que la gelatina se salía, y por eso no quedó uniforme) Es perfecta para cualquier celebración. Además podeis ponerla en el congelador y sacarla media hora antes, con lo que tendreis una tarta helada espectacular.
Gracias Patricia, por como eres y por tu estupendo blog!

Ingredientes:
Para la base:
Una lámina de masa quebrada, aunque la podeis hacer vosotras con  esta receta
Si preferís una base de galleta coged unas 20-40 galletas y las pulverizais con una cucharada de mantequilla y un chorrito de leche que quede como la arena húmeda pero no mojada, no mazacote y lo poneis en la base de un molde desmontable, apretais bien hacia abajo y lo meteis en la nevera media hora o lo meteis en horno precalentado a 180º durante 20 minutos como la masa quebrada, sacais y dejais enfriar completamente.

Para el relleno:
500 mililitros de nata
El zumo de 2 limones y la ralladura de uno de ellos (sin la parte blanca que amarga)
350 gramos de leche condensada

Para la cobertura:
Gelatina de limón
Agua (la que indique el fabricante)

Preparación:
Una vez hayais hecho la base, con masa quebrada o galleta, hacemos el relleno:
Mezclamos el jugo/zumo de los dos limones con la ralladura y la leche condensada hasta que esté bien integrado: que la leche haya absorbido todo el líquido.
Montamos la nata, y cuando esté a medio montar añadimos la leche condensada y seguimos batiendo un poco más hasta conseguir un puré grueso. (Si montais mucho la nata y añadís la leche condensada podeis convertirla en mantequilla. Yo os recomiendo montar la nata un poco y luego añadir la leche y batir un poco más o montar la nata por un lado y luego añadir la leche condensada con movimientos envolventes -y no demasiados para no convertirla en mantequilla- las dos maneras son válidas)
Ponemos el relleno en el molde desmontable y llevamos a la nevera a enfriar una hora mínimo.
Hacemos la cobertura: En este caso yo usé la mitad de agua que indicaba el fabricante (para un sobre 125 mililitros de agua hirviendo en lugar de 250 para diluir la gelatina y 125 de agua fria para añadir después y sobretodo colar antes de ponerla en la tarta)
Añadimos con cuidado por encima del relleno y llevamos a la nevera a cuajar (entre 2 y 4 horas mínimo)
Nota: yo usé un molde de tarta mediano y luego no me quedó espacio para poner la gelatina, pero si usais uno grande no habrá problemas, simplemente nivelais bien para que luego la gelatina se distribuya bien por todos lados.

3 comentarios:

  1. aaay por dios Ana..la reina de los semifrios dice..jajajaj que graciosa!,,
    bueno se hace lo que se puede...
    me alegro que os gustara,se ve deliciosa..
    tambien hay que copiar con arte.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Ana patri es buenisima con todos los postres pero que sepas que tu no te quedas atras, me has dado ideas para el domingo asi que os la copio a las dos veremos a ver a mi como me sale, besos.

    ResponderEliminar
  3. Ana dices la reina d elos semifrios , no creo que Patri es la reina de todos los postres aunque la verdad que tu tampoco te quedas atras, sois muy buenas las dos en la cocina, y lo de la pasta quebrada es una buena idea, te la copio. besos

    ResponderEliminar