Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

miércoles, 28 de octubre de 2015

BIZCOCHO DE CALABAZA

Calabaza, producto de temporada, y más ahora que se acerca Halloween.
A mis 36 me llegó tarde esa fiesta. Por edad, tradición familiar y creencias soy más de celebrar la vida honrando a mis difuntos y a todos los santos. Afortunadamente en España no se ha perdido lo de visitar los cementerios y una vez al año rebosan de flores y personas acompañando a los suyos en día tan señalado.
Recuerdo nuestra lectura obligada en el instituto llegando estas fechas: EL CAMINO, de Miguel Delibes, donde Daniel descubre la delgada línea entre la vida y la muerte y las sensaciones que esto le provoca. Vaya también mi recuerdo y homenaje a Maria Antonia, mi profesora de literatura, que nos supo transmitir su pasión por los libros.
Ahora ha empezado una nueva corriente, el HOLYWIN, donde los padres disfrazan a sus hijos de su Santo favorito. Si pudiérais ver al hijo de Javier y Adriana vestido de San Martin de Porres os moriríais de amor!!!

Ingredientes:
240 gramos de calabaza (pesada en crudo)
50 mililitros de leche
200 gramos de harina común
200 gramos de azúcar
1/2 cucharadita de sal
5 gramos 1cucharadita) de bicarbonato de sodio
120 mililitros de aceite
2 huevos grandes
1/2 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de canela en polvo
100 gramos de nueces picadas o 50 gramos de uvas pasas (opcional)

Preparación:
Cortamos la calabaza en trozos y la ponemos en una olla con agua. Dejamos que hierva hasta que al pincharla esté blanda. Colamos, quitamos toda el agua y batimos la calabaza con la leche hasta obtener un puré. Sin dejar de batir echamos poco a poco el aceite y los huevos batidos hasta que esté todo integrado.
En un bol ponemos la harina, la sal, el bicarbonato, las especias y el azúcar.
Metemos los ingredientes húmedos en los secos con una espátula y movemos lo justo hasta que esté bien mezclado.
Si le añadís nueces y/o pasas este es el momento de hacerlo.
Ponemos en un molde enharinado y lo llevamos al horno precalentado a 180C/356F durante 30 minutos calor arriba y abajo hasta que al pinchar con un palito salga limpio.
Para que no se queme por encima poned una bandeja o un poco de papel de aluminio y lo retiráis los últimos 5 minutos.
Desmoldar en frio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario