Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

jueves, 23 de enero de 2014

TARTA FONDANT DE BUTTERCREAM DE FRESAS Y BIZCOCHO SIN GLUTEN Y COCINA CON CATALINA

Ayyyyy mi gorda va a hacer un año en abril y aún llevo coleando la tarta de su bautizo!!
Esta es la tarta que le hice, en mayo del año pasado. Tan bonita mi gorda!! y ahora con 9 meses es que me la como a mi sobrina!!!
Tengo que agradecer a Catalina, del blog Cocina con catalina que me ayudó con la decoración de la tarta en su tienda, además de tener productos sin gluten como el fondant que usé, ya que la mamá de lupis es celíaca y hay que cuidar todas esas cosas.
Catalina tiene una tienda de reposteria en Elche. Podeis comprar lo inimaginable, todo para hacer repostería: colores, fondant, pasta de goma, cortadores, siliconas, rollos, moldes, papeles de muffins, alisadores, aromas, rellenos, nata de soja.. impresión de fotos en papel comestible..DE TODO
El establecimiento está en la calle Cristobal Sanz 41, en Elche, Alicante. Ni qué decir tiene que la dueña es "la mejor". Os recomiendo que pregunteis por los cursos que hace, ya que es tienda-taller y está equipada y formada para clases de reposteria. Os va a encantar!
Y volviendo a la tarta.. es un bizcocho sin gluten, relleno de buttercream de fresas, suave, nada pesado ni excesivamente dulce, y con un almibar de coco. Todo es poco para tí, mi gorda preciosa!!!!
Y desde aqui y para la posteridad, para cuando tengas unos años más y puedas leer esto, que sepas que tu bautizo fué precioso, que estuvimos encantados de acompañarte a ti y a tus padres en ese momento tan importante de tu vida y que espero estar, de alguna manera, cerca de ti y para ti a lo largo de tu vida. Un besito mi vida!!!

Ingredientes:
Para el bizcocho sin gluten, podeis ver receta e ingredientes aqui
Para mojar el bizcocho:
100 mililitros de agua
50 gramos de azúcar
1 cucharadita de esencia de coco o la que prefirais

Para la buttercream de fresas:
250 gramos de mantequilla
300 gramos de azúcar glass (icing sugar)
200 gramos de fresas

Preparación:
Hacemos el bizcocho, lo cortamos en 4 discos iguales con ayuda de un cortatartas y los mojamos con el almibar que habremos hecho poniendo a hervir unos minutos el agua, el azúcar y la esencia de coco. Reservamos.
Hacemos la buttercream de fresas:
Ponemos las fresas en un vaso batidor y batimos bien, colamos y reservamos el puré.
En un bol ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y añadimos la mitad del azúcar que habremos pasado por un colador para que no haya grumos. A velocidad baja vamos integrando todo y añadiendo el resto del azúcar hasta tener una crema lisa. Añadimos el puré de fresas y terminamos de batir.
Llevamos a la nevera una hora aproximadamente, metemos la crema en una manga pastelera y rellenamos los discos.
Yo rellené el primero con mermelada de fresas y el resto con la crema.
Terminamos los pisos y al terminar cubrimos toda la tarta con el resto de la crema. Alisamos bien la crema por todos lados para que quede nivelada y sin grumos, ya que luego se notará todo cuando pongais el fondant encima.
Ahora una vez fria la tarta la cubrimos con fondant. En este caso fondant "kelmy" que es sin gluten. Yo usé fondant blanco y rosa:
Amasamos el fondant hasta tener una sábana lisa y suficientemente amplia para cubrir la tarta y que sobre por todos lados. Dejamos caer encima de la tarta y vamos alisando desde arriba y hacia los lados para que no queden arrugas. Cortamos el excedente.
Decoramos con fondant rosa, yo en este caso usé cortadores especiales con formas de cosas para bebés y cortadores en forma de letras.
Esta tarta no hace falta que la metais en la nevera, aguanta perfectamente fuera ya que no lleva cremas.
Nota: os recomiendo que compreis una base de cartón para poner la tarta para poder sujetarla bien.
Para alisar el fondant y que no queden arrugas os recomiendo que useis una paleta alisadora, que por unos 4 euros os digo que la amortizais rapidisimo. Yo ya no puedo vivir sin ella.
Si dejais el fondant demasiado grueso no es agradable a la hora de comerlo, y si es demasiado fino se notarán todas las imperfecciones de la tarta o puede romperse después al ponerla encima de la tarta. Lo ideal es que la dejeis con un milímetro más o menos de grosor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario