Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

jueves, 23 de enero de 2014

LENTEJAS (VERSIÓN NORMAL Y DIETA)

Mirad qué lentejas me marqué ayer... de lujo!!!! Espesitas, tiernas y con mucho sabor.
 La versión dieta no lleva ni tocino, ni chorizo ni morcilla. Lentejas y verduras, que también están muy buenas!!!
Espero que os guste tanto como ha gustado en mi casa: pocos ingredientes, bastante cantidad.. perfecto para presupuestos ajustados.

Ingredientes para 4 personas:
300 gramos de lenteja pardina (pardina es el tipo, es una lenteja pequeña)
1 zanahoria grande
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo pelados
1 hoja de laurel
1 tomate (yo no le puse porque no tenía, lo cambié por 3 cucharadas de tomate frito)
2 clavos
Sal
1 cucharada de pimentón
3 cucharadas de aceite de oliva
1 chorizo dulce (o picante si os gusta)
1 trozo de tocino/panceta (yo no tenía y le puse un hueso de jamón)
1 trozo de morcilla (opcional)
Agua
Preparación:
Lavamos las lentejas, no hace falta que se pongan en remojo, solo se meten en agua y se cuelan.
En una olla ponemos la zanahoria entera pelada, la cebolla con los 2 clavos (los pinchamos en la cebolla para retirarlos luego y que no se pierdan en el guiso) y el tomate, las lentejas, el laurel, el tocino o el hueso de jamón, el chorizo y la morcilla.
Echamos agua hasta cubrir (que pase un dedo por encima de las lentejas) Si ponemos mucha más agua al final no quedarán espesas, y si las cubrimos sólo al ras, pueden quedarse sin agua y empezar a pegarse por abajo.
Tapamos la olla y ponemos a fuego fuerte y cuando empiece a hervir bajamos el fuego que hiervan lentamente hasta que las lentejas estén hechas (unos 20 minutos)
 Como vereis no he dicho que le pongais sal. Teneis que tener cuidado con la sal porque el tocino o el hueso y el chorizo salan, entonces os recomiendo que probeis a los 10 minutos de cocción y ahí rectifiqueis. Yo le puse un poco de sal.
Cuando las lentejas estén hechas sacamos las verduras. Por eso es importante que pongamos las verduras sin trocear, para poder sacarlas fácilmente.
Quitamos el laurel y los clavos, que ya no nos sirven.
En una sartén ponemos el aceite, y cuando esté caliente echamos la verdura (que ahora sí podeis trocear un poco), cuando esté un poco sofrita echamos el pimentón y le damos unas vueltas, lo justo para dar sabor sin que se queme, porque amarga.
Metemos este sofrito en un vaso y lo batimos bien hasta conseguir un puré que echaremos de nuevo en la olla con las lentejas, movemos para que se disuelva bien y quedarán espesitas como las de la foto. Dejamos unos minutos más y listo.

Nota: podeis acompañar las lentejas con unas patatas cocidas (las coceis por separado y las meteis junto con el sofrito)
Si las haceis de dieta simplemente teneis que quitar las carnes, y en lugar de echar sal, un par de cubitos de caldo de pollo o carne.
Si a media cocción veis que se os va a quedar corto de agua, se la podeis echar caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario