Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

viernes, 17 de enero de 2014

PAN RELLENO DE BOCADILLO (GUAYABA)

Hoy os traigo otra receta típica colombiana: pan relleno de bocadillo. El bocadillo es dulce de guayaba, que a los bogotanos les encanta meter en casi todo; aunque lo que más les gusta es este dulce bien compacto acompañado de un trozo de queso campesino.
Es un pan normal, muy suave, que puede hacerse sin relleno o incluso relleno de dulce de guayaba, de dulce de membrillo, con una onza de chocolate, dulce de leche.. las opciones son infinitas!
Esta versión es la que me pusieron en el viaje de vuelta de Bogota a Miami y como había comprado dulce de guayaba.. hacerlo supuso un "must".
Ingredientes:
500 gramos de harina de fuerza, harina para pan.
2 huevos medianos
25 gramos de levadura fresca de panadería
130 mililitros de agua
130 mililitros de yogur tipo griego natural (podeis ponerle un yogur que son 125 y un poco de leche hasta completar los 130, o simplemente leche, pero queda mejor con yogur)
100 gramos de mantequilla
75 gramos de azúcar
1 y 1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de esencia de azahar, de vainilla (opcional)
1 huevo para pintar y azúcar para decorar.

Para el relleno:
Dulce de guayaba, de membrillo o el relleno que querais (1 cucharadita por cada panecillo)

Preparación:

En un bol ponemos la harina, el azúcar y la sal.
Hacemos un hueco en el centro como si fuese un volcán y echamos los huevos batidos, la mantequilla a temperatura ambiente, el yogur y la esencia.
Calentamos el agua y le añadimos la levadura fresca, disolvemos bien (el agua tiene que estar templada; si está muy caliente matará la levadura y si está fría no se activará y no subirá) y lo añadimos a lo anterior y amasamos.
En este punto hay que amasar mucho: cuando hayamos podido formar una bola más o menos pegajosa ponemos la masa en la encimera con un poco de harina  y amasamos durante unos 15 minutos aproximadamente hasta tener una masa lisa, suave y que no se pegue a las manos.
El truco es amasar y amasar para que esto ocurra. Si por el contrario añadís harina lo que ocurrirá es que los panecillos luego quedarán duros, así que amasad y como mucho.. agregad 50/75 gramos más de harina.
Hacemos una bola, la ponemos en un bol y dejamos que suba tapada con un paño de cocina en un sitio donde no haya corriente hasta que triplique el volumen (2/4 horas)
Una vez haya subido la volvemos a amasar golpeandola fuertemente para desgasificarla y dejamos reposar de nuevo tapada durante 1 hora y media.
Una vez haya subido de nuevo vamos a hacer los panecillos: tomamos un poco de masa, aproximadamente unos 25 gramos por cada panecillo, lo amasamos bien, le damos forma redondeada y abrimos un hueco para meterle un trozo de dulce de guayaba o de lo que querais. Apretamos un poco contra la masa y cerramos de nuevo mientras lo redondeamos con cuidado hasta conseguir una bola de masa.
Lo ponemos en papel de hornear en la bandeja del horno, le damos unos cortes por arriba como en la foto y dejamos que suban de nuevo unos 30 minutos más, tapados.
Pasado ese tiempo los pintamos con huevo batido, espolvoreamos un poco de azúcar y los llevamos al horno precalentado a 180ºC durante 25/30 minutos con calor arriba y abajo (si veis que se doran demasiado poned una bandeja en la parte de arriba)

Nota: es importante que guardeis los tiempos de levado para conseguir un pan blando y esponjoso, así que tened paciencia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario