Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

domingo, 8 de marzo de 2015

GALLETAS DE LIMÓN RELLENAS DE BUTTERCREAM DE LIMÓN

Misma receta de galletas que puse en el post anterior de galletas de limón pero esta vez más pequeñas y rellenas de crema de limón. 
 Esta es una crema de mantequilla que no necesita frío. Si bien es cierto que se ablanda la margarina y no queda igual. Aguantan muy bien sin ponerse blandas, y si, he dicho margarina en lugar de mantequilla, para que no quede el relleno duro. Aunque también podéis poner en lugar de margarina mitad mantequilla mitad queso de untar: una buttercream de queso crema.
Yo os recomiendo éstas para la hora del café o té, y como se pueden tener hechas las galletas.. pues el relleno lo podéis dejar a parte en un tupper metido en una manga pastelera, que aguanta perfectamente semanas, y a la hora de servirlas, entonces ponéis el relleno.
Resultado: unas galletas perfectas!
Repito la receta de galletas para que no tengáis que estar yendo al otro post y más abajo añado el relleno, muy sencillito.

Ingredientes:
330 gramos de harina de trigo
120 gramos de azúcar glass 
1 limón
200 gramos de mantequilla (mantequilla, no margarina)
1/2 cucharadita de sal
2 yemas de huevo

Para el relleno:
200 gramos de margarina (o 100 de mantequilla y 100 de queso tipo philadelphia)
200 gramos de azúcar glass
1 cucharadita de ralladura de limón
Zumo de medio limón
Preparación:
Lavamos bien el limón y rallamos toda la piel. Exprimimos el limón y  reservamos el zumo.
En un bol ponemos la harina, el azúcar y la sal, todo bien tamizado y añadimos la ralladura del limón.
Añadimos la mantequilla cortada en trocitos y vamos mezclando con una mano a la vez que vamos desmenuzando la mantequilla hasta conseguir un aspecto arenoso.
Batimos las yemas de huevo y lo añadimos junto con el zumo del limón. Mezclamos y amasamos un poco, lo justo para que se integre todo bien, pero no demasiado para no calentar la mantequilla ya que se pegaría la masa y no podríamos amasarla.
Envolvemos la masa en papel film transparente y dejamos en la nevera una hora para que la mantequilla vuelva a ponerse un poco dura.
Pasado este tiempo estiramos la masa sobre un papel de horno (o entre dos papeles de horno estiramos con un rodillo para que no se pegue) y dejamos la masa con unos 5 milímetros de grosor. 
Cortamos con un cortapastas, con un aro o con una taza de café o lo que tengáis a mano, los ponéis sobre papel de horno en una placa y lo metéis en la nevera 30 minutos. En este momento podéis escribir algo en ellas; yo usé unas letras de cocina que tengo de los chinos. 
Precalentamos el horno a 180ºC/356F y las metemos en la mitad del horno calor arriba y abajo durante 15-20 minutos cuidando que no se oscurezcan. 
Sacar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Hacemos el relleno:
Batimos la margarina con el azúcar, la ralladura y el limón poco a poco hasta conseguir una crema lisa y suave.
Metemos en una manga pastelera y rellenamos.
Nota: yo corté la masa en dos, guardé la mitad en la nevera y fui estirando la otra mitad, y cuando se iba calentando la metía a la nevera y sacaba la otra mitad para seguir haciendo galletas.
Tened cuidado a la hora de pasar las galletas a la rejilla porque salen super blandas y no se endurecen hasta que se enfrían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario