Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

miércoles, 17 de diciembre de 2014

AREQUIPE/ DULCE DE LECHE SIN LACTOSA


Estos días he quedado con una amiga para ir a verla. Desde finales de septiembre que no nos vemos.
 Este fin de año hemos estado tan ocupadas las dos que ni hablar apenas. Quisimos quedar un par de veces pero no pudo ser. Este sábado me llamó y me dijo: "de esta semana no pasa, o vienes tú o voy yo a tu casa"
 Y si, o lo hacemos así o lo vamos dejando, así que le dije que yo iba, y que llevaría tarta, para celebrar que nos vemos, o lo que sea!
 Qué problema hay? que es celíaca, y su marido ahora intolerante a la lactosa, así que cada vez se pone más difícil esto de cocinar para ellos.
Como cualquier relleno lleva queso, leche o chocolate (con lactosa) me propuse hacer dulce de leche sin lactosa.
Es perfecto, suave, de sabor agradable, con textura para que no se desparrame al rellenar o cubrir.
Es súper sencillo, eso si, no apto para impacientes: tarda algo más de una hora en cocinarse!

Ingredientes (yo puse la mitad de las cantidades. Con 500 mililitros de leche obtenemos unos 300 gramos de dulce de leche)

1 litro de leche sin lactosa
200 gramos de azúcar
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de esencia de vainilla (la mía es sin gluten también)
 En un cazo ponemos a calentar la leche. Cuando rompa el hervor echamos el azúcar junto con el bicarbonato y movemos con una cuchara de madera (yo con una varilla para las cosas que hago sin gluten)
Veréis que sale espuma, es por el bicarbonato, no pasa nada.
 Ahora se trata de que evapore y reduzca hasta tener la consistencia deseada. Esto tarda aproximadamente una hora (si, leéis bien: una hora) y hay que estar moviendo más o menos continuamente para que no se pegue abajo y que no hierva fuerte para que no se desborde la leche. Veréis que la leche va cambiando de color.
Pasada una hora o algo más ya estará lo suficientemente espeso. Ponéis una cucharada en un plato y pasáis un dedo. Si queda así, ya estará listo, lo sacáis y ponéis un papel film transparente por encima pegado para que no haga costra.
Si véis que la textura aún está líquida por más que pasa el tiempo y evapora, entonces añadid una cucharadita colmada de harina de maiz (Maizena) disuelta en dos dedos de agua fría, lo echáis y dejáis que dé un hervor.
A disfrutarrrrrrrr!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario