Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

domingo, 27 de septiembre de 2015

COCA DE LLANDA (COCA BOBA)

Qué vueltas le he dado a esta receta! No os ha pasado que veis unas fotos increíbles de algunas recetas y al hacerla piensas... es imposible que sea esta receta. No queda bien.
Pues algo así pasa cuando ya llevas varios bizcochos a la espalda: que sólo con mirar los ingredientes puedes adivinar que a la receta le falta algo, le sobra o simplemente que la receta y la foto no concuerdan.
Pues algo así me pasó con esta receta: Vi que tenía demasiados líquidos y que era imposible que quedase un bizcocho enorme y alto, así que me resistía a hacerlo, pero al ver varias recetas iguales y con resultado parecido...claudiqué.
Y menos mal que lo hice!! Es un bizcocho que sube muchisimo, da para mucho, se congela perfectamente y es perfecto para desayunos o meriendas.

Ingredientes:
400 gramos de harina
200 gramos de azúcar
400 mililitros de leche
150 mililitros de aceite
Esencia de naranja (o ralladura de una naranja grande)
3 huevos grandes
1 sobre de levadura en polvo o 3 sobres dobles de gaseosa
Azúcar y canela para espolvorear (opcional)

En un bol ponemos las yemas de los huevos y mezclamos con 150 gramos de azúcar hasta que blanqueen.
Añadimos poco a poco la leche sin dejar de batir con las varillas y echamos el aceite en hilo batiendo para que emulsione bien. Si usamos sobres de gaseosa los echamos ahora.
Añadimos la esencia o la ralladura y después la harina con la levadura y la sal y removemos bien hasta que esté todo bien integrado.
Montamos las claras con los restantes 50 gramos de azúcar y lo añadimos con cuidado para que no se bajen y lo ponemos en un molde grande y un poco alto que no se pegue (yo usé uno de pirex) espolvoreamos con azúcar y canela y lo llevamos al horno calor arriba y abajo a 175C durante 45-50 minutos.


viernes, 25 de septiembre de 2015

MERMELADA DE HIGOS

Os gustan los higos? A mi me pierden!!! Y lo carísimos que son.. sobretodo las brevas.
Conozco dos tipos de higos: los oscuros y los verdes; los oscuros a finales de junio empiezan a salir enormes, y les decimos brevas, y ya entrado julio y agosto son más pequeños.
Para ser sincera compro pocos. En canarias me ponía morada cogiéndolos del árbol en las tierras de mi tío Julio, en Firgas (éstos eran verdes) y aquí en Alicante es Lola, la que cuida la ermita, la que me invita a su casa a cogerlos. Cojo los más altos y le dejo los que están a su alcance para ella.
Ya a finales de agosto hemos cogido una última cosecha de la higuera, y como estaban tan maduros se me ocurrió hacer mermelada. Espectacular.
Como pesaban apenas 700 gramos salió sólo un bote de aproximadamente 400 gramos y como íbamos a consumirla en las semanas siguientes, no le puse demasiado azúcar, ya que no iba a conservarla.
Para poder hacer mermeladas y que duren cerradas y bien conservadas durante todo el año hay que poner más o menos la misma cantidad de azúcar que de fruta pesada sin cáscara y limpia, ya que será el azúcar el que haga de conservante.
Si teneis pensado hacer un bote y consumir, os podéis permitir el lujo de ponerle un tercio de azúcar solamente, pero eso si, dejar reducir más tiempo para conseguir la misma textura.

Ingredientes:
1 kilo de higos
800 gramos de azúcar ( si vais a consumirla en las siguientes semanas podéis ponerle 250)
Zumo de 1 limón
1 y 1/2 cucharadita de jengibre
Piel de media naranja (opcional)

Preparación:
Pelamos los higos, los cortamos en trocitos y los ponemos en una cazuela con una base de higos, azúcar, encima otra capa de higos, otra de azúcar y así hasta terminar con todo. Echamos el zumo de limón, el jengibre y la piel de naranja y dejamos una hora macerando.
Pasado este tiempo ponemos la cazuela al fuego y cuando empiece a hervir bajamos a fuego medio bajo removiendo de vez en cuando para que no se pegue en el fondo.
Dejamos reducir hasta tener una textura de mermelada (para comprbarlo ponemos una cucharada en un plato y movemos. Si tiene textura de puré algo ligero ya estará porque al enfriar espesará aún más.
Sacamos, quitamos la piel de naranja,ponemos en botes esterilizados, cerramos y listo!

NOTA: el bizcocho que acompaña la mermelada de la foto es la que llamamos "coca de llanda" o "coca boba" que podéis ver AQUI

martes, 22 de septiembre de 2015

LOMO DE ORZA (SOLOMILLO)

Qué maravillosa receta!!! Os digo a todos que tenéis que hacerla sin duda ninguna. No os vais a arrepentir!!!
La primera vez que comí lomo de orza fue en la provincia de Jaén, con Fabián y Catalina. A Fafá y a mí nos encantó, aunque no sabía exactamente qué animal era la "orza". Jajajajaja qué bruta si, pero qué me iba a imaginar que orza es simplemente la vasija de barro alta y sin asas típica para guardar conservas...
Llevaba meses rondándome la receta por la cabeza, y el hecho de que mi madre y sus amigas de toda la vida quedaran unos días para verse y hacer una convivencia me animó a hacerla para que tuviesen algo que picar a media mañana.
...y triunfó la receta por ella misma. Y era algo que no me sorprendió, aunque después cuando me desayuné algunas sobras no imaginé que el sabor iba a ser hasta mejor de lo que recordaba.
La receta es con lomo de cerdo, una cinta de lomo que ahora os diré como cortar, pero yo compré solomillo de cerdo y... bueno... qué puedo decir de tan noble parte.. que estaba de muerte!!!!
La receta es de Catalina, de Cocina con Catalina y sólo puedo decir que su receta es incluso mejor que la de un buen restaurante. Gracias Catalina por esos días compartidos en tu pueblo, Villanueva de la Reina, y por la receta de tu amiga Maria Ángeles Martínez!

Ingredientes:
1 kilo de lomo de cerdo (yo le puse solomillo. Lo suyo es el lomo porque es más barato y sale más a cuenta)
10 dientes de ajo
100 mililitros de vinagre de vino blanco
1 cucharada de orégano
20 gramos de sal
1 cucharadita de pimentón dulce
500 mililitros (1/2 litro) de aceite de oliva virgen extra
Unos granos de pimienta

Preparación:
Si usais solomillos cortarlos en dos si son largos para que quepan en una cazuela.
Si poneis cinta de lomo cortarlos a lo largo en tres, de manera que os queden unos trozos de anchos como los de la foto. El largo no importa porque luego en el momento de comerlos se cortan en láminas o taquitos de medio centímetro.
En un mortero ponemos los ajos, el pimentón, el orégano y la pimienta. Yo lo puse en la picadora y lo piqué lo más posible; mezclamos con el vinagre, la sal y la pimienta y ponemos los lomos a macerar durante 12 horas girándolos de vez en cuando.
Después de 10/12 horas sacamos los lomos.
En una sartén (yo los puse en una cazuela donde podía cubrirlos con el aceite) echamos el aceite, el lomo y la mezcla de la maceración y lo freímos a fuego lento hasta que estén bien hechos. Tened en cuenta que el solomillo es más tierno que el lomo y se hace antes.
Ponemos el lomo en un recipiente y se cubre con el aceite y los restos que han quedado en el fondo. Yo dejé enfriar todo y lo puse en un tupper para que mi madre se lo pudiese llevar con las amigas, pero lo mejor es ponerlo en una orza, en un recipiente de barro alto cubierto con aceite y a la hora de utilizarlo cortamos unas rodajas no muy gruesas y lo servimos frío o le damos un golpe de calor en una sartén con un poco del aceite del recipiente.
No os quiero ni contar esas tostadas mañaneras con un chorrito de ese aceite y unos lomitos encima.... QUÉ PECAO!!!

NOTA: He vuelto a repetir la receta con los mismos ingredientes pero esta vez con cinta de lomo.
 La cinta es alargada y con forma rectangular asi que yo le pedí al carnicero que cortase lomos de este grosor.
 Como veis la carne de la cinta es más blanca que el solomillo.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

GARBANZOS SALTEADOS

No soy fan de los garbanzos. Me sientan fatal.Podría decir que hace años que no los como, aunque soy de la opinión que si uno es el que cocina en casa, tiene que cocinar de todo, y no sólo lo que le gusta.
Al resto de mi familia los garbanzos les encantan, especialmente la ropavieja típica canaria, que se da un aire a esta receta.
Es un plato perfecto como tapa, o como plato fuerte; se puede saltear con pollo, con bacalao.. como más os guste.

Ingredientes:
300 gramos de garbanzos
1 cebolla grande
1 cucharada de pimentón (dulce o picante)
3 dientes de ajo
1 muslo de pollo (muslo y contramuslo)
1 hoja de laurel
Sal
1/4 cucharadita de pimienta negra
50 mililitros (dos dedos) de vino blanco opcional
4-6 cucharadas de aceite de oliva virgen

Preparación:
En un bol ponemos los garbanzos a remojo en agua con una cucharadita de bicarbonato (el bicarbonato es opcional pero los garbanzos quedan mejor) y los dejamos toda la noche.
Al día siguiente escurrimos los garbanzos y los ponemos en una cazuela con agua fría, el laurel, la cebolla, los ajos, la sal y el muslo de pollo y dejamos hasta que los garbanzos estén hechos.
Escurrimos, desmenuzamos el pollo por un lado y reservamos los garbanzos por otro.
En una sartén ponemos el aceite, picamos bien y añadimos la cebolla y los dientes de ajo que habíamos echado en la cazuela con los garbanzos, lo sofreimos y echamos los garbanzos y el pollo desmenuzado, damos unas vueltas e incorporamos el pimentón, cocinamos unos segundos con cuidado que no se queme y añadimos el vino, rectificamos de sal, añadimos la pimienta y esperamos que se evapore el líquido que pueda quedar.
Nota: Yo he acompañado los garbanzos con unas patatas que previamente había cocido al punto y los añadí al sofrito para que se cocinase todo junto los ultimos minutos.



lunes, 14 de septiembre de 2015

HUEVOS DE FRAILE

Otra receta estupenda de la familia de Catalina, de Cocina con Catalina.
Últimamente hago muchas recetas suyas, os preguntaréis por qué.. pues porque hemos pasado tanto tiempo juntas este verano que he tenido la suerte de ir probando muchas de las cosas que ha hecho; y desde luego una vez que lo catas.. tienes que hacerlo.
Esta receta es de una tía de Catalina, Julita. No los conozco a todos, pero pensándolo bien.. sí a muchos de ellos, y la verdad es que es una gente encantadora, super hospitalaria, alegre y muy bien avenida. Una envidia.
Hace unos días estuve en su casa comiendo, haciendo galletas y pasando un rato estupendo y, como siempre, me sorprendió con una receta rápida, fácil y buenísima. En cuanto llegué a mi casa se la hice a mi madre y definitivamente se queda en mi familia, como la ensalada de patatas de su abuela.

Ingredientes:

12 palitos de surimi (palitos de cangrejo)
1 lata de atún
1 huevo duro
6 cucharadas de mayonesa
1 lata de melocotones en almíbar
8  langostinos

Preparación:

En un bol ponemos los palitos muy picaditos, la lata de atún desmenuzado y el huevo duro también muy picadito; yo lo metí en la picadora y le dí un par de golpes sin darle demasiado para que no hiciese una masa sino que quedase en trocitos.
Si queréis podéis poner los langostinos también o dejarlos para decorar al final.
Sacamos y mezclamos con la mayonesa.
En un plato colocamos una base de lechuga cortada fina, ponemos encima las mitades de los melocotones bien escurridos y encima cubrimos generosamente con el relleno que hemos hecho.
Decoramos con una cucharadita de mayonesa y un langostino o un trocito de surimi.

viernes, 11 de septiembre de 2015

PAN NAAN

Hola a tod@s de nuevo. Después de unas semanas sin publicar nada, volvemos a la rutina y a actualizar el blog con nuevas recetas, nuevas ideas y mucho ánimo.

Este pan ha sido todo un descubrimiento: un pan hindú que se cocina en una sartén y puede ir relleno (como en este caso) o simplemente estirando la masa y cocinándola.
La receta es de mi amiga de Cocina con Catalina aunque con variaciones en el relleno y en la forma de cocinarlo en la sartén. Yo he tenido que bajarles el fuego y dejarlos más tiempo para que se hicieran bien por dentro.
Podéis poner perejil en lugar de cilantro, aunque el toque de cilantro le da frescor y vida; poner el queso que más os guste siempre que sea un queso que funda bien.

Ingredientes: 
Para la masa (salen 8 panes)
300 gramos de harina de fuerza
160 mililitros de agua templada
10 gramos de levadura fresca de panadero
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de sal
30 mililitros de aceite de oliva
40 gramos de yogur griego (da más cremosidad pero podéis sustituirlo por leche o agua)

Para el relleno (opcional)
100 gramos de cebolla 
1 puñado de perejil o cilantro
1 diente de ajo
100 gramos de queso rallado (yo puse parmesano en polvo)

Preparación:

En un bol ponemos todos los ingredientes para la masa, amasamos hasta tener una masa elástica y dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Pasado este tiempo dividimos la masa en 8 porciones, amasamos de nuevo, hacemos una bola, aplastamos un poco y estiramos a lo largo hasta tener una masa de medio centímetro o menos. 
Dejamos reposar tapados con un paño.
Vamos a rellenar la masa: primero picamos todos los ingredientes bien picaditos y mezclados. Yo los metí en la picadora y le dí unas vueltas.
Cogemos las masas estiradas de una en una y ponemos una cucharada del relleno en el centro; cerramos (no hace falta que esté súper bien cerrado porque con el calor se unirán los bordes) y los ponemos en una sartén con un poco de mantequilla a fuego fuerte un minuto y luego bajamos a fuego medio unos minutos más para que se haga por dentro, pintamos con mantequilla.por encima y le damos la vuelta. Procedemos igual que antes.
Servimos mejor templados.