Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

miércoles, 17 de diciembre de 2014

AREQUIPE/ DULCE DE LECHE SIN LACTOSA


Estos días he quedado con una amiga para ir a verla. Desde finales de septiembre que no nos vemos.
 Este fin de año hemos estado tan ocupadas las dos que ni hablar apenas. Quisimos quedar un par de veces pero no pudo ser. Este sábado me llamó y me dijo: "de esta semana no pasa, o vienes tú o voy yo a tu casa"
 Y si, o lo hacemos así o lo vamos dejando, así que le dije que yo iba, y que llevaría tarta, para celebrar que nos vemos, o lo que sea!
 Qué problema hay? que es celíaca, y su marido ahora intolerante a la lactosa, así que cada vez se pone más difícil esto de cocinar para ellos.
Como cualquier relleno lleva queso, leche o chocolate (con lactosa) me propuse hacer dulce de leche sin lactosa.
Es perfecto, suave, de sabor agradable, con textura para que no se desparrame al rellenar o cubrir.
Es súper sencillo, eso si, no apto para impacientes: tarda algo más de una hora en cocinarse!

Ingredientes (yo puse la mitad de las cantidades. Con 500 mililitros de leche obtenemos unos 300 gramos de dulce de leche)

1 litro de leche sin lactosa
200 gramos de azúcar
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de esencia de vainilla (la mía es sin gluten también)
 En un cazo ponemos a calentar la leche. Cuando rompa el hervor echamos el azúcar junto con el bicarbonato y movemos con una cuchara de madera (yo con una varilla para las cosas que hago sin gluten)
Veréis que sale espuma, es por el bicarbonato, no pasa nada.
 Ahora se trata de que evapore y reduzca hasta tener la consistencia deseada. Esto tarda aproximadamente una hora (si, leéis bien: una hora) y hay que estar moviendo más o menos continuamente para que no se pegue abajo y que no hierva fuerte para que no se desborde la leche. Veréis que la leche va cambiando de color.
Pasada una hora o algo más ya estará lo suficientemente espeso. Ponéis una cucharada en un plato y pasáis un dedo. Si queda así, ya estará listo, lo sacáis y ponéis un papel film transparente por encima pegado para que no haga costra.
Si véis que la textura aún está líquida por más que pasa el tiempo y evapora, entonces añadid una cucharadita colmada de harina de maiz (Maizena) disuelta en dos dedos de agua fría, lo echáis y dejáis que dé un hervor.
A disfrutarrrrrrrr!!!!!!!!!!

sábado, 13 de diciembre de 2014

GUINDILLAS PICANTES EN VINAGRE (MANERA DE ENCURTIR PIMIENTOS, PEPINILLOS..)

Hoy os traigo una manera de encurtir. Básicamente lo que se hace es conservar en vinagre, sal, agua y hierbas aromáticas
Yo las he hecho de guindillas muy muy picantes que me trajo mi vecina Conversión. Ella tiene un puesto de churros en Campello y siempre vuelve con algo. Unas berenjenas, unas guindillas, granadas..
El proceso es muy sencillo y podéis poner guindillas, cebolletas (sólo la parte blanca y que no sean muy grandes), pepinos (si no los encontráis pequeños los compráis normales, los partís por la mitad y luego en cuartos si son muy gordos), berenjenas (las típicas de almagro son para encurtir porque son pequeñitas)..

Ingredientes:
Guindillas (las que quepan bien prensadas en un bote de cristal)
Sal
1 litro de agua
200 mililitros de vinagre
Hierbas aromáticas o pimienta en grano (esto es opcional; si las guindillas son picantes no le pongáis nada, pero si hacéis pepinillos ponedle unos 4 ó 5 granos en cada bote)

Preparación:

Lavamos las guindillas y los pimientos y escurrimos.

En una olla ponemos agua suficiente (aproximadamente un litro) y cuando empiece a hervir metemos las guindillas durante unos segundos.
Sacamos del agua y metemos en botes de cristal bien apretados que quepan bastantes sin que lleguen a romperse. Echamos sal al gusto. Yo le he echado 1 cucharada y media por cada bote.
Ponemos el litro de agua con el vinagre en una cacerola y cuando rompa a hervir llena los botes hasta el borde y cierra. Deja que se enfríe.
En 15 días podréis empezar a disfrutar de estos encurtidos, aunque si esperáis un mes mucho mejor!

ARROZ NEGRO

Hoy os traigo un arroz espectacular, súper agradecido, fácil, con poquísimos ingredientes, baratos y lo mejor: se hace muy rápido.
 El truco para que quede negro es no ponerle colorante ni azafrán, sino tintas de calamar. las podéis encontrar en la sección de congelados de mariscos y pescados.
 La receta es de Mariano, del blog El Placer del Paladar. Es un experto en arroces de esta zona y os recomiendo que le echéis un vistazo.

Ingredientes para 4 personas:
500 gramos de puntillas de chipirón o calamar (en mercadona los encontráis congelados. Podéis ponerle calarmar o sepia normal, sólo que tendréis que cortarla en pedacitos. Para 4 personas serían 2 calamares grandes, y podéis acompañar con un trozo de atún fresco cortado en dados
3 cubitos de caldo de pescado o fumet de pescado.
3 ñoras (o pimiento seco, ají seco que no sea picante)
1 ramillete de perejil
5 ajos grandes
4 cucharadas de tomate frito ó 2 tomates rallados sin piel ni pepitas
3 bolsitas de tinta de calamar
100 gramos de arroz por persona (en este caso 400 gramos)
1 litro de agua o caldo de pescado
Aceite

En la paellera echamos unas cucharadas de aceite (6 cucharadas) y echamos la ñora que se fría un poco. La retiramos rápidamente para que no amargue. La ponemos en un mortero, picadora o, como yo, en un vaso batidor, con los dientes de ajo y el perejil y lo picamos bien (si no se pica bien echad 2 tacitas de las de café de agua)
En la paellera donde hemos frito las ñoras echamos las puntillas de chipirón y dejamos que se evapore un poco el agua.
Añadimos la mezcla de ajos, ñora y perejil y damos unas vueltas. Añadimos el tomate rallado o frito junto con la tinta de calamar y dejamos unos minutos que coja sabor.
Echamos el arroz, damos unas vueltas y añadimos el fumet de pescado o el agua con los cubitos de pescado que estará caliente y dejamos a fuego fuerte que hierva 10 minutos y a continuación bajamos y dejamos 8 minutos  más.
Pasado este tiempo retiramos y tapamos con un paño limpio para que repose 5 minutos.
Servir con una mayonesa de ajo o allioli.
Nota: yo hago el arroz en una vitrocerámica, y suele cocinarse más fuerte por el centro que por los lados, así que suelo tener el horno precalentado a 180ºC con calor sólo abajo y cuando han pasado los 10 minutos termino los 8-10 restantes en el horno. Queda perfecto.