Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

miércoles, 24 de abril de 2013

CANELONES DE POLLO Y CARNE (CON SOBRAS, PASO A PASO)

Hace casi 5 meses que hice esta receta y a pesar de lo sencilla.. qué pereza escribirla!!
Seguro que le pasa a muchas blogueras, que dejan recetas para editar y al final se les acumulan sin publicar. Y da una pereza...!!!

Bueno, tengo que partir de la base de que a mi la pereza -si me dejo- me vence.
Y como he decidido plantarme en este punto de mi vida e ir cambiando cosas poco a poco que ya toca.. pues aqui estamos, venciendo la pereza y publicando una vieja receta estupenda, sencilla y que se puede hacer perfectamente con sobras de carnes, pescados o aves.
Es ideal para congelar por partes, para sacar en cualquier momento y darle un golpe de calor en el microondas o en el horno.
Ingredientes (las cantidades dependen de la cantidad de relleno, 2 mangas pasteleras llenas dan para rellenar unos 16, 20 canelones)
Sobras de pollo (en este caso yo puse lo que sobró de este pollo que comimos en Nochevieja: pollo relleno con carne, pasas, orejones, dátines y bacon)
Tomate frito (no pongo cantidades, más abajo os digo cómo tiene que quedar la pasta del relleno y vais viendo la cantidad necesaria, pero aproximadamente unas 8 cucharadas)
2 cebollas medianas
1 ajo grande
3 cucharadas de aceite de oliva
1 paquete de canelones precocidos (vienen 16 ó 20)
Para la salsa bechamel:
1 cucharada de mantequilla
1 pizca de nuez moscada
1 cucharadita de sal
40 gramos de harina de trigo (harina normal de uso común)
500 mililitros de leche
1 pizca de pimienta blanca
250 gramos de queso emmental o cualquier queso para fundir

Preparación:
En un bol ponemos los restos que vayamos a usar para rellenar los canelones.
Pasamos todo por una picadora hasta conseguir un relleno muy muy picado.
En una sartén echamos el aceite y ponemos la cebolla muy muy picada junto con el ajo y dejamos que se haga muy bien. Echamos el relleno que teníamos triturado, damos unas vueltas y añadimos el tomate frito hasta que consigamos una pasta que podamos meter en una manga pastelera o ayudarnos con una cuchara; que no quede líquido, lo justo para que la mezcla quede unida como una pasta, pero tampoco seca. Reservamos.
Por otro lado hacemos los canelones siguiendo las instrucciones del paquete. Éstos son precocidos así que solamente he tenido que meterlos en agua hiviendo y sal unos minutos, los he sacado y puesto sobre un paño para quitarles el exceso de agua y los he ido poniendo en una bandeja un poco aceitada para que no se peguen. Los vamos poniendo unos al lado de los otros.
Rellenamos los canelones: vamos poniendo el relleno con ayuda de una manga pastelera sin usar ninguna boquilla para que salga una masa de un dedo de grosor. Yo he puesto dos hileras de relleno en cada canelón.
Ponemos la masa en un lado -por ejemplo a la izquierda- dejando unos milímetros para girar el canelón sobre la masa y hacer un cilindro, un rulo (podemos usar una cuchara y entonces pondremos un par de cucharadas y lo vamos aplastando y alargando)
Si vemos que hemos echado poca masa rellenaremos por los lados añadiendo más masa ayudados por la manga pastelera.
Una vez estén todos hechos los ponemos en la bandeja apta para horno con el fondo un poco aceitado y los colocamos pegaditos uno al lado del otro.
Hacemos la bechamel:
En una olla ponemos la mantequilla y cuando se derrita echamos la harina dando vueltas para cocinarla un poco. Añadimos la leche (mejor tibia para que no haga grumos) y batimos fuertemente para deshacer los grumos que pudiese tener. Agregamos la sal, la nuez moscada y la pimienta y seguimos dando vueltas hasta conseguir la textura deseada (yo la dejé suave, no muy gruesa)
Añadimos 100 gramos queso y damos unas vueltas para que se deshaga.
Echamos por encima de los canelones y terminamos poniendo por encima el resto del queso y un poco de perejil.
Gratinamos en el horno a 200ºC unos minutos hasta que veamos que el queso empieza a dorarse.
Nota: podeis rellenar los canelones con sobras o con lo que querais, pero siempre que el relleno esté previamente cocinado para que no quede nada crudo.

lunes, 22 de abril de 2013

POLLO CON SALSA DE ALMENDRAS

 La receta de hoy también ha sido un éxito. La verdad es que últimamente estoy que me salgo con esto de cocinar con poca cosa...
  En este caso apenas he necesitado un pollo entero cortado en trozos, y la salsa admite las verduras que queráis pero básicamente cebolla, pimiento y zanahorias.
Es un guisito muy potente de sabor, que podeis cambiar por carne de conejo. Aunque a mi no me va nada.

Lo importante es poner una cazuela grande, baja y ancha para que el pollo se haga bien por todos lados y a la vez.

Ingredientes para 4 personas:
Un pollo cortado en trozos
Una cabeza de ajos
1 cebolla grande
2 zanahorias medianas
1 pimiento (yo puse uno entreverado, verde, pero podeis poner el que más os guste)
1 puerro mediano
2 puñados de almendra picada (200 gramos aproximadamente)
Sal
Pimienta
100 mililitros de vino tinto
1 cucharadita de curry o de especias ras al hanut
Aceite de oliva

Preparación:
En una cazuela grande, ancha y baja ponemos aceite suficiente para freir el pollo (unas 6 cucharadas)
Echamos los dientes de ajo sin pelar y cuando el aceite esté muy caliente echamos el pollo troceado y salpimentamos. Damos vueltas hasta que el pollo se dore por todos lados a fuego fuerte y después bajamos para que se haga por dentro. Sacamos el pollo y los ajos y reservamos.
En el aceite que ha quedado en la cazuela echamos la cebolla, el puerro, la zanahoria y el pimiento todo bien picado y dejamos que se haga bien a fuego bajo. Añadimos el curry o el ras al hanut.
Subimos el fuego y añadimos el vino y levantando con una espátula de madera los restos del fondo de la cazuela. Sacamos y lo batimos hasta que quede una crema lisa.
En la misma cazuela echamos las almendras picadas y damos unas vueltas si están crudas, añadimos el pollo de nuevo y por encima la salsa, damos unas vueltas para que todo se integre bien y tapamos. Dejamos unos 5-8 minutos más a fuego bajo.


miércoles, 17 de abril de 2013

BRAZO DE GITANO DE TRUFA Y ARÁNDANOS SALVAJES

Este fue el postre de Nochebuena. Un brazo de gitano (brazo de reina, pionono..) relleno de trufa (chocolate) y mermelada de arándanos salvajes suecos.
Mi hermana Gara está trabajando en Suecia y trajo unos botes maravillosos de mermeladas caseras de arándanos, frambuesas y una mezcla de ambos.
 Me sorprendió ver -al abrir el bote- que apenas había mermelada, sino que todo eran arándanos enteros, incluso con los rabitos.
Esta es una receta muy buena con la que siempre se queda bien. En este caso no cubrí el brazo de chocolate sino que lo espolvoreé con azúcar glass.
Os voy a poner los enlaces a las preparaciones para el paso a paso del brazo, y para la trufa.
Sólo quería que vieseis la infinidad de posibilidades que hay, mezclas que a lo mejor jamás pensariais... etc.
Eso si.. tapad bien con papel film el brazo porque los arándanos, en contacto con el aire, se oxidan, y si cortais y no limpiais el cuchillo después de cada rebanada.. el arándano se queda en el bizcocho y se impregna de un color azulado muy feo, hasta pareceria mohoso.
Espero que os guste!

La receta de brazo de gitano la teneis aquí y la versión sin gluten aqui
La receta de trufa la teneis aquí
La cobertura de chocolate, que es opcional, la encontrareis aquí

BIZCOCHO SIN GLUTEN

Estoy experimentando con recetas y preparaciones sin gluten.
A mi amiga Olga le han detectado celiaquía y no se sabe muy bien si siempre lo ha tenido (y era leve, porque si no yo creo que habría muerto.. mira que hemos comido bollos y pasteles!!) o es debido al embarazo (si si, asi como a quien le da diabetes.. raro no?)
Así que ahora toca adaptar las recetas para que no tengan gluten y podamos disfrutar todos, incluída ella, ahora que me trae una nueva sobrinaaaaaaaaa!!!!!!
Y con esta (que ya la conozco y es preciosa.. misterios de las eco en 3D) serán dos los sobrinos que tengo, y siempre esperando un equipo de fútbol (creced y multiplicaos..eh David??!!!!)
Y mientras oigo en mi cabeza a mi amiga diciendo.. PATERNIDAD RESPONSABLE, PATERNIDAD RESPONSABLE!! os muestro la harina que he usado: es una bolsa de preparado sin gluten para reposteria (hay otra para hacer pan)
Es caro, alrededor de casi 5 euros el kilo, pero bueno.. también podeis hacer la mezcla de harina de maiz y arroz, que es básicamente lo que lleva y probar (abajo os pongo cantidades)
Yo hice este bizcocho para usarlo en una tarta mousse y unas bizcobolas que pondré más adelante.

Ingredientes:
4 Huevos
200 gramos de azúcar
125 gramos de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
125 mililitros de leche
220 gramos de "Mix Dolci" tamizado o podemos sustituírlo por 110 gramos de harina de maiz (maizena) y 110 gramos de harina de arroz
10 gramos de levadura química (polvos de hornear)
1 pizca de sal

Preparación:
Batimos la mantequilla con la mitad del azúcar hasta conseguir una pasta. Añadimos las yemas una a una y cuando estén bien integradas añadimos la leche poco a poco sin dejar de batir y después echamos la harina con la levadura.
Montamos las claras a punto de nieve con la sal y añadimos otra mitad del azúcar hasta tener un merengue fuerte y lo integramos a la mezcla con una espátula y con movimientos envolventes para evitar que se bajen las claras.
Ponemos la mezcla en un molde (preferiblemente forrado con papel de hornear) y lo llevamos al horno precalentado a 180ºC durante 40 minutos. Pinchamos y sacamos si el palito sale limpio.
No es un bizcocho seco, pero sí me lo parece si lo comparo con los bizcochos normales, por lo que si lo vais a usar sin rellenar o sin cubrir (las coberturas y los rellenos "mojan" el bizcocho) podeis hacer un almibar con la misma cantidad de algún zumo de frutas y azúcar o agua y azúcar y lo dejais reducir unos minutos, pinchais el bizcocho en caliente y lo bañais un poco con ese almibar.
Nota: yo he usado esta bandeja alargada porque quería cortarla para sacar dos bases redondas para hacer una tarta, pero podeis ponerlo en un molde de tarta, de cake o como querais. Eso si, si vais a cocinar para alguien sin gluten y los moldes los usais para recetas con harinas normales teneis que tener la precaución de forrar el molde con papel de horno, se cocina igual, no se quema y no toca el molde, por lo que no hay riesgo de contaminación por contacto. (como en la foto) y por favor, los utensilios mejor de aluminio que se lavan en el lavavajillas o a mano con agua muy caliente y quedan libres de posibles restos de gluten.