Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

miércoles, 23 de enero de 2013

CARRETILLA Y PLATOS PREPARADOS (TERNERA A LA JARDINERA)

Hoy os presento la nueva línea de platos de carne preparados de CARRETILLA
 Estos son los platos que me enviaron para probar: albóndigas estilo casero, lomo con pimientos y tomate y ternera a la jardinera, pero podeis ver toda la gama CARRETILLA aquí
Son platos preparados listos para calentar y comer, la ración perfecta para una persona ó si lo aderezamos con otras cosas (como vereis más adelante) puede ser para dos, un plato más completo o simplemente podemos tomar una ensalada de primero y esto como segundo plato. Perfecto.
 Es muy sencillo: se quita el cartón, se pincha unas 3 veces el envoltorio blanco y lo llevamos al microondas unos 3 minutos.
También se puede abrir y volcar en una cacerola, calentándolo a fuego lento.
Tengo que decir que no conocía la gama de platos preparados de CARRETILLA y no sólo sacan de un apuro en un momento dado (nosotras aprovechamos para no cocinar el día que fuimos a que operaran de cataratas a mi madre), sino que es perfecta para la gente que trabaja fuera y quiere comer sano, o en casa y no se lleva bien con la cocina y quieren cuidarse en la alimentación, ya que apenas tiene unas 300 calorías por ración de 250 gramos.


 Nosotras lo que hicimos fue combinarlo con un poco de arroz que teníamos del día anterior, pero podeis mezclarlo con pasta hervida o arroz blanco y teneis un plato completo, con las verduras que ya lleva el plato preparado.
Siendo sinceros.. yo esperaba notarle ese sabor típico en los platos preparados a cubito de caldo, a sodio y salado hasta más no poder, pero todo lo contrario, nada salado, sin ese sabor característico que suelen tener estas preparaciones, cosa que se agradece tanto por el colesterol como por la tensión y por el sabor, que se aprecia mucho mejor con el punto justo de sal.
En este caso, la ternera es jugosísima, se trocea perfectamente sólo con el tenedor. Sólo le he encontrado un pero: la salsa invita a mojar pan a cucharadas!!!!!!

SOPA DE CEBOLLA

La mejor receta de sopa de cebolla que hemos probado en casa. La recomiendo 100%
Es una sopa al estilo francés que para que sea plato único le puse un huevo, por lo que acompañándolo con un yogur o una pieza de fruta quedamos ligeros y estupendos (y no es precisamente light la receta porque lleva pan y queso)
En este caso es perfecto para una cena, bien caliente, sabrosa y para irnos a la cama con sensación de saciedad pero sin estar llenos.
A mi madre le encanta esta sopa, siempre se puede tener el caldo y la cebolla hechos (incluso en el congelador) y después preparar el pan y gratinar. Rápido, económico y sabroso. ¿Qué más se puede pedir?

Ingredientes para 4 personas:
4 cebollas grandes
3 dientes de ajo
125 mililitros de vino blanco (medio vaso)
2 cucharadas de mantequilla (o una de mantequilla y una de aceite de oliva)
12 rebanadas de pan
Queso rallado para gratinar (no pongo cantidades, lo suficiente para cubrir por encima cada plato)
Sal y pimienta
1 litro y 200 mililitros de caldo de pollo o carne (podemos ponerle un par de cubitos de caldo de pollo o carne al agua, en este caso no pondremos sal a lo demás, o una cucharada de bovril, caldo de carne concentrado)
4 huevos (opcional, uno por cada plato)

Preparación:
En una cazuela ponemos el aceite y la mantequilla y cuando esté caliente echamos la cebolla cortada en juliana (en tiras) muy finas y el ajo muy picado. Salamos un poco y echamos un poco de pimienta.
Cuando la cebolla esté tierna y transparente (lo ideal es que no se dore, asi que hay que hacerlo a fuego lento)
Añadimos el vino blanco y subimos un poco el fuego, que evapore y echamos el caldo de pollo o carne y bajamos el fuego, que se unan los sabores y la cebolla se haga.
Mientras tanto cortamos el pan en rebanadas más o menos finas, las pintamos con un poco de aceite o mantequilla y las ponemos en una bandeja de horno, en horno precalentado a 200ºC hasta que se doren por ambos lados (yo les di la vuelta) es importante que se doren y no se quemen, así que pintad bien los bordes.
Ponemos la sopa en platos que puedan ir al horno a gratinar, en cazuela de barro, aluminio o pirex, o podéis ponerlo a gratinar en el microondas, pero el huevo probablemente se cuaje completamente así que yo recomiendo que lo hagáis en el horno.
Ponemos la sopa en los platos, cubrimos por encima con el pan y ponemos queso suficiente que cubra la superficie del plato.
Echamos el huevo encima.
Lo llevamos a gratinar al horno a 180ºC hasta que veamos que el huevo se haya hecho, apenas unos 5 minutos y el queso esté gratinado.