Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

jueves, 27 de diciembre de 2012

CALDO CON PELOTA (TÍPICO ALICANTINO)

Madre mia qué caldo más buenooooo!!!! Qué delicia esto de cocinar recetas típicas de mi tierra!! 
Mi familia no es de por aquí así que realmente he empezado a cocinar platos típicos de Alicante desde que conozco a compañeras de blogs y paisanas mías (que yo si soy de aquí)
Tengo que dar las gracias a Patricia del blog "DE SUCRE I SAL", ya que la receta es suya y tengo que decir que en casa les ha encantado. Las pelotas son muy jugosas y se deshacen en la boca, y el caldo es contundente, lleno de sabor.
Es un caldo buenísimo y muy típico para el día de Navidad, la Nochevieja o cualquier día frío de invierno, aunque yo no le puse todo, y salió muy muy bueno.
Podeis ver su entrada aquí

Ingredientes:
Para el caldo
Una pechuga de pollo o gallina (la gallina da más sabor)
1 hueso de rodilla de ternera (o una tira de ternera con hueso)
1 hueso de jamón
Un nabo
Una chirivía
1 trozo de apio
2 zanahorias
Agua
Colorante alimentario
Fideos finos

Para las pelotas:
400 gramos de carne mixta de vacuno y cerdo
Sal
Una pizca de canela
1 cucharadita de pimentón
1 pizca de nuez moscada
1 pizca de clavo molido (yo no tenía y le puse comino)
1 pizca de ralladura de limón (opcional)
1 huevo
Miga de pan remojada en leche (que quede como una pasta jugosa pero que no suelte leche)
1 cucharadita de perejil

Preparación:
En una olla grande ponemos todos los ingredientes para el caldo en frío menos la sal y el colorante, y lo llevamos a hervir. Cuando rompa el hervor echamos la sal y el colorante y bajamos el fuego. Dejamos cocer una hora y media aproximadamente (patricia deja como unas 4 horas pero porque ella le pone garbanzos y carne que necesita tiempo para hacerse)
En casa sacamos el apio, el nabo y la chirivia y lo desechamos.
Hacemos las pelotas:
Mezclamos todos los ingredientes: la carne, las especias, la sal, el pan remojado y el huevo y hacemos unas pelotas del tamaño de una pelota de ping pong.
Las metemos en el caldo y dejamos que se hagan durante unos 40 minutos y se echan los fideos dependiendo de la cantidad de personas.
Nota: si hacéis mucho caldo separad antes de poned los fideos y las pelotas y tendréis para otros días.

KANELBULLAR (BOLLOS DE CANELA SUECOS)

Estos bollos típicos suecos tan conocidos por IKEA!!!
Esta entrada se la dedico a Yusmila, una amiga que vive en Suecia y con la que me tomé un par de kanelbullar con un café con leche en un IKEA enorme y hablando de ...cosas de mujeres!
La verdad es que me traje muchisimas cosas de Suecia pero desgraciadamente no compré el azúcar típico para espolvorear los bollos de canela así que lo suplí con esas bolitas de colores que encontramos en cualquier supermercado.
Son unos bollos estupendos, no demasiado dulces que combinan muy bien en el desayuno o con el café o té de la tarde.

Ingredientes:

250 mililitros de leche
34 gramos de levadura fresca de panadero
68 gramos de mantequilla sin sal
360 gramos de harina de fuerza (harina de trigo especial para pan)
168 gramos de azúcar
1/2 cucharadita de cardamomo (opcional)
1 cucharadita de sal

Para el relleno
50 gramos de mantequilla
Azúcar granulado (cantidad suficiente para cubrir, unos 150 gramos)
Canela (cantidad suficiente para cubrir, unas 3, 4 cucharadas)

1 huevo batido para pintar
Azúcar en copos
Almendras picadas (opcional)

Preparación:
Calentar la leche a unos 37ºC (que esté tibio. Si está muy caliente la levadura morirá, y si está fria no se activará ni subirá)
Disolver la levadura en la leche y añadimos la mantequilla a temperatura ambiente.
Añadimos el azúcar y el cardamomo hasta que se disuelva el azúcar y vamos añadiendo la harina poco a poco con la sal.
Es importante no añadir mucha más harina de la que ahí pongo porque quedará la masa muy dura después.
Amasar con las manos hasta que tengamos una masa lisa y brillante, la ponemos en un bol y la tapamos con un trapo durante 40-60 minutos hasta que doble el volumen.
Sacamos la masa, la estiramos hasta que tenga algo menos de medio centímetro de grosor y la pintamos con la mantequilla derretida.
Espolvoreamos con la canela y el azúcar (cantidad suficiente para cubrir toda la masa estirada) y enrollamos a lo largo.
Cortamos porciones de, aproximadamente un dedo de grosor y pintamos con huevo batido. Dejamos reposar de nuevo en la bandeja de horno tapados con un paño.
Espolvoreamos el azúcar en copos y almendras y metemos en el horno precalentado a 200ºC calor arriba y abajo durante 10/12  minutos hasta que estén doradas.


viernes, 21 de diciembre de 2012

BIZCOCHO DE ESPECIAS Y FRUTAS PASAS

Ya huele a Navidad.. fiestas para estar en familia, cocinar, pasarlo bien...
 A muchas personas -incluso de mi familia- no les gustan estos días y desearían que pasasen rápido.
 ¿Por qué? pues porque son fechas en las que se suelen reunir con gente que no soportan o con los que no tienen roce el resto del año, pero principalmente porque se echa de menos a los seres queridos que ya no están entre nosotros.
 A mi me encanta la Navidad, adviento: ese tiempo de esperanza, preparación para la llegada de la "Buena Nueva". Siempre lo he celebrado con mucha ilusión.. con todos los seres queridos de pequeña, y cada año que pasa con los que vamos quedando, que recordamos a los que se van yendo.
 Estas Navidades hemos tenido algunos contratiempos que -Gracias a Dios- van encaminandose para llegar a buen término. Mi madre ha sido operada de cataratas y ha tenido un accidente quirúrgico, así que está sin ver de un ojo y esperando una próxima operación para recuperar la vista.
 La verdad es que ha sido un accidente, y su oculista es el mejor (amigo y profesional) que podría tener, pero estas cosas pasan.. y le ha tocado a ella. Asi que lo que toca es llevarlo con resignación (y mucha paciencia porque.. admitelo mamá.. eres muy patosa!)
Y aqui estamos ahora, dando gracias que solo es una complicación pasajera, que no se nos dan cruces más grandes de las que podemos soportar y que la vida sigue (a pesar de los catastrofistas que se amparan en los Mayas)
Así que yo sigo preparando recetas para estos dias, diferentes, apetecibles, y que os recomiendo totalmente ya que la casa queda con un aroma típico a Navidad.
Y si me preguntais a qué huele la Navidad yo os digo.. a familia (amor), a arrepentimiento y perdón (paz),  a respeto  (tolerancia) y a la certeza de lo que se espera: la convicción de lo que no se ve (fe)
Con mis mejores deseos de amor, paz, tolerancia y fe os dejo la receta de este bizcocho de especias y frutas pasas, muy esponjoso, perfecto para tomar con un vino caliente, un licor dulce, un mosto, té o café. FELIZ NAVIDAD!!

Ingredientes:
125 gramos de mantequilla
150 gramos de azúcar
3 huevos
125 gramos de harina (yo le puse harina normal de trigo, de todo uso)
1 cucharadita de levadura quimica, levadura en polvo.
2 cucharaditas de canela molida
1 cucharadita y media de clavo molido
1 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de cardamomo (si no encontrais podeis poner anís molido, en polvo)
Una pizca de sal
Un puñado de uvas pasas y orejones (cortados en daditos pequeños, pero es opcional)
Preparación:
Todas las especias tienen que estar en polvo, molidas. Si no las teneis.. las pasais por una picadora, muy muy bien trituradas y las pasais por un colador o tamiz.
En un bol mezclais la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y batís un rato.
Añadís los huevos uno a uno sin dejar de batir, no añadiendo el siguiente huevo hasta que el anterior no esté bien integrado.
Mezclamos la harina con las especias, la levadura y la sal, lo tamizamos y lo vamos añadiendo con cuidado, mezclando bien con una espátula.
Añadimos las frutas pasas y lo ponemos en un molde de plum-cake enharinado (yo lo que hago es forrar el molde con papel de horno, queda muy bonito al desmoldar porque las arrugas del papel le dan un toque rústico)
Lo llevamos al horno precalentado a 175º durante 35/40 minutos (el mio cocina rápido) calor abajo y los últimos 8-10 minutos calor arriba y abajo.
Nota: El tiempo del horno es orientativo. El mío cocina rapidito así que probablemente necesiteis unos 50 minutos.
Ponedlo 40 minutos calor abajo y luego calor arriba y abajo, y cuando esté doradito ya podeis abrir con cuidado y pincharlo para ver si le falta algo más de tiempo.

viernes, 14 de diciembre de 2012

ROSCÓN DE REYES (PASO A PASO-RECETA MEJORADA)

Aqui teneis este roscón típico del día de Reyes. La receta es de webos fritos y lo hice al pie de la letra. Tengo que decir que ha salido perfecto, suave, esponjoso, bien subido (muy importante para que luego no se ponga duro pronto ni la masa sea demasiado compacta)
*NOTA: las fotos las he tenido que rescatar del histórico de google. Son mías, pero desgraciadamente las borré sin saber cómo de mi blog y no las había guardado en mi disco duro. Disculpad la mala calidad de algunas porque son fotos de mis fotos hechas en el ordenador. No quería dejar las imágenes en blanco, pero las iré cambiando conforme repita las recetas. Gracias!
Es un roscón de masa dulce. En España es muy típico tomar este bollo la víspera de Reyes. Aún recuerdo cuando yo era pequeña que se vendía sin relleno y con muchísimos regalos dentro, junto con un haba y un rey. Al que le tocaba el haba pagaba el roscón y quien tenia el rey era coronado (traía una corona de papel en el centro) Ya siendo adolescentes tratábamos de cortar nosotras nuestro trozo apretando un poco a ver por donde podía caer el regalito (y el no va más era darle la vuelta al roscón para ver los huecos y cortar más o menos por donde se adivinaba el regalito..)
Hoy en día alguno -con mucha suerte- trae un par de regalos, pero lo normal es que ya sólo traiga un haba y un regalo (que hace las veces de rey) y apenas se encuentran sin relleno.
Yo creo que la cosa de rellenarlos es porque la mayoría se congelan y se sacan a la venta el dia anterior o los dias que preceden a Reyes y si no llevan un relleno que "moje" el bollo, al final, se endurece en menos de 24 horas.
Este sin rellenar queda perfecto un par de dias y hasta incluso tres (aunque si vivis en climas secos no durará tanto si no lo guardais en la nevera o en una lata cortado en trozos..)
Os pongo los ingredientes, la preparación y algunos trucos indispensables para que os quede perfecto y pongo las cantidades del blog de webos fritos y entre paréntesis las mias, la mitad.
Si no teneis mucha o ninguna práctica os recomiendo hacer dos roscones con mis cantidades en lugar de una y luego cortar la masa en dos. Por qué? pues porque a la hora de amasar es más fácil, se tarda menos y se integra mejor. Cuando uno no tiene práctica se casa de amasar antes de tiempo y la bola grande le puede.
Con las cantidades que pongo entre paréntesis sale un buen roscón como para 6 personas (buenas raciones)

Ingredientes:
Para el azúcar aromatizado que pondremos en la masa del roscón:
120 gramos de azúcar glass (60 gramos)
Piel de medio limón, sin la parte blanca porque amarga (yo puse 1/4)
Piel de media naranja (yo puse 1/4)

Para preparar la masa madre:
70 mililitros de leche entera (yo puse la misma cantidad de leche semidesnatada)
10 gramos de levadura de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 gramos de harina de fuerza (harina de fuerza y no harina de trigo normal, es harina para hacer pan, yo la compro del lidl y se llama así: harina para hacer pan. En España ya se vende en todos lados, pero si sois de fuera y no sabeis qué es o cómo pedirla en panaderias.. es una harina con más gluten que las normales, esto propicia el levado.

Para la masa:
60 mililitros de leche entera (yo 30 mililitros)
70 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (yo 35 gramos, y le di un golpe de microondas para que estuviese blanda sin estar derretida del todo, ya que la mantequilla suele ser bastante dura)
1 huevo mediano
15 gramos de levadura fresca de panaderia (yo puse 8)
1 cucharada de agua de azahar (yo puse media cucharada de azahar y media de ron, o unas gotas de esencia de ron)
450 gramos de harina de fuerza (yo 225 gramos)
1 y 1/2 cucharadita de sal (yo una cucharadita)
Los 120 gramos de azúcar con la naranja y el limón  (yo los 60 con la piel de naranja y limón)

Para la decoración:
1 huevo batido
Azúcar granulado humedecido con unas gotas de agua
Fruta confitada (yo no le puse esta vez porque era un roscón de prueba)

Preparación:
Primero que todo os recomiendo que pongais los ingredientes en tazas o boles todo preparado para ir agregando las cosas conforme hagamos la receta. Os recomiendo para las mezclas un bol grande, unos guantes de vinilo (mejor que de latex, no se pega la masa) y unas varillas de amasar como las de la foto. Si no teneis podeis usar varilla normal pero son incómodas porque se mete la masa por entre ellas.
Echamos el azúcar glass y las pieles de naranja y limón fileteadas en una picadora y le damos hasta que esté todo bien integrado y picado. Reservamos para luego añadir esa mezcla en la masa.
Hacemos la masa madre:  Calentamos un poco la leche (si está fria la levadura no se activará, y si está muy caliente la mataremos) y desmenuzamos la levadura, movemos hasta que esté diluída y añadimos el azúcar que se disuelva. Añadimos la harina y amasamos hasta formar una bola lisa.
Metemos la bola en agua templada (si, en un bol lleno de agua templada metemos la bola de masa) La bola se irá la fondo, tapamos con un trapo y pasados unos 10 minutos (puede tardar algo más) la bola subirá, flotará. Ya tendremos lista la masa madre (desechamos el agua)

Ahora hacemos la otra masa:
Calentamos un poco la leche y diluímos la levadura en ella (que no queden grumos) y añadimos la mantequilla y la mezcla del azúcar y las pieles de naranja batiendo con las varillas de amasar. Añadimos el huevo y las esencias (o el ron) y después la masa madre (yo lo que hice fue desmigar la masa, romperla en trocitos y añadirlos poco a poco porque es importante que se integre y se disuelva bien en la masa)
Es importante este paso porque si no está bien integrada la masa madre no subirá, así que os recomiendo que lo hagais así y tengais paciencia con las varillas de amasar hasta que no podais diferenciar qué parte es masa madre y qué el resto de masa.
Una vez tengais integrada la masa madre añadid la harina con la sal. Yo usé la varilla hasta que ya no daba más y me puse el guante, limpié la varilla y empecé a amasar dentro del bol. Cuando ya tenía una masa compacta la saqué y la puse en la mesa con un poco de harina y seguí amasando hasta conseguir una bola lisa.
En este paso es muy importante decir que no hay que poner más harina de la que indico en las cantidades. Como mucho.. un poco más. Si poneis mucho correis el riesgo de que luego se quede duro, crudo o la masa muy compacta, como mazacote.
El truco para que la masa no se pegue es amasar y amasar, con el guante no se os pegará en la mano y para despegarla de la mesa un poco de harina espolvoreada y una espátula grande de plástico para despegar la masa de la mesa sin añadir más harina.
Cuando la masa esté fina y todo bien integrado hacemos una bola (si haceis las cantidades grandes cortad la bola por la mitad para conseguir dos roscones) y las ponemos en dos boles tapadas en un sitio sin corriente y más o menos calentito y dejamos que doble o triplique el volumen (unas 2 ó 3 horas mínimo, pero si está más.. 4 ó 5 mejor)


Una vez haya subido sacamos la masa y la golpeamos contra la mesa para desgasificarla, la amasamos de nuevo golpeandola y volvemos a dejarla un par de horas tapada.
Pasado este tiempo sacamos la masa del bol, volvemos a amasar un poco y damos forma de bola.
Ahora vamos a hacer el hueco del centro:
Para eso ponemos la bola en la mesa y metemos dos dedos justo en el centro abriendo el hueco; sujetamos la bola con una mano mientras con la otra vamos abriendo más el hueco y girando poco a poco para abrirlo sin romperlo.
En este punto tengo que decir que para que la masa salga uniforme, con esa forma redonda y sin altos y bajos o más gruesa por un lado que por otro hay que ir girando y dando forma redondeada al roscón metiendo la masa hacia adentro por abajo conforme vamos girando.
Ponemos sobre un papel de horno en la bandeja que va a ir al horno y dejamos otras 2 horas que doble el volumen (tapado con un paño)
Yo, para que a la hora de subir no se cerrase el agujero, le puse un aro redondo metálico que pinté con aceite para que no se pegase y luego a la hora de sacarlo del horno se desmoldase bien.
Pasadas las dos horas de reposo pintamos con huevo batido con muchisimo cuidado de no apretar la masa ni de pincharla con el pincel porque se bajará el roscón, le ponemos el azúcar con las gotas de agua (tiene que quedar como la arena mojada) y la fruta confitada cortada en trozos.
Metemos en horno precalentado a 200º calor arriba y abajo durante 8 minutos y luego bajamos la temperatura a 180ª y dejamos 10 minutos más.
Si veis que se tuesta demasiado por arriba poneis un papel de aluminio u otra bandeja de horno por encima.
Sacais y dejais sobre una rejilla (con cuidado que no se parta)
Si habeis usado un aro en el centro, esperad que se enfrie y luego pasais un cuchillo por el exterior del aro para sacarlo con facilidad.
Esperad a que esté frio para rellenarlo.
Nota: Respetad los tiempos de levado, aunque no lo creais, esto es importante para conseguir varios levados y que la masa luego quede muy esponjosa. Si no es así, ya os digo que ni bien se enfríe quedará duro.
Podeis ver en este enlace del blog de Webos Fritos un video por si algo no os queda claro.
FELICES FIESTAS!!!

viernes, 7 de diciembre de 2012

FILLOAS O CREPES CON CHOCOLATE


Aquí os traigo una receta estupenda, rápida, que se puede servir rellena de mermelada, nata, dulce de leche o alguna salsa dulce o hacerlas saladas y rellenarlas de tortilla francesa, champiñones.. las opciones son infinitas!!!

 En este caso las hice dulces (para eso les agregué azúcar en la receta, es la única diferencia entre las saladas y las dulces)

 Lo más importante es que queden finas para que no resulten empalagosas. Son perfectas para un desayuno o una merienda. También rellenas de pollo con verduras salteadas son una cena perfecta.
La receta es de Eva Arguiñano, sencilla, rápida y muy muy buena!

Ingredientes (salen unas 10-12 con estas cantidades, ya sabeis, finas):
125 gramos de harina de trigo (harina normal de todo uso
2 huevos medianos
250 mililitros de leche
50 gramos de mantequilla
5 gramos de azúcar (si los quereis salados o neutros no le pongais azúcar)
1 pizca de sal
1 cucharadita de mantequilla para la sartén.

Preparación:
Derretir la mantequilla en el microondas.
En un bol o en el vaso de batidora echamos la mantequilla, los huevos, la leche, el azúcar, la sal y batimos bien hasta que quede bien mezclado.
Añadimos la harina y volvemos a batir hasta que quede una puré liso no muy denso ya que las crepes tienen que ser finas.
Si veis o creeis que os han quedado grumos podeis colarlo, pero con unos minutitos bien batido es más que suficiente.
En una sartén ponemos una cucharadita de mantequilla y repartimos bien por toda la sartén.
Con el fuego fuerte echamos con cuidado un poco de masa en el centro y movemos la sartén para que se desplace la masa por todo el fondo, bajamos un poco el fuego para que no se queme y cuando empiece a burbujear por encima (salen como unas burbujitas) le damos la vuelta al crepe con cuidado.
Repetimos esta operación hasta terminar con toda la mezcla.
Nota: el primer crepe nunca sale bien, ni por bonito ni por sano ya que coge toda la grasa de la mantequilla, asi que mejor lo desechais.
Para la salsa de chocolate derretis unos 50 gramos de chocolate en 100 mililitros de nata o leche muy caliente y vais añadiendo chocolate conforme se va deshaciendo si lo quereis más espeso.