Este blog nace de la necesidad de recopilar las recetas que voy haciendo y el gusto de querer compartirlas con todo el mundo

martes, 31 de agosto de 2010

ZUMO CONTRA LA ANEMIA

Este zumo es una bomba de hierro, antioxidantes y viene estupendamente para los casos de anemia severa, especialmente en pacientes que están en tratamiento con quimioterapia.
Desgraciadamente no cura el cáncer, que nadie se lleve a engaño, pero ayuda junto con los tratamientos médicos.
Yo lo he probado y no está malo, tiene un regusto al zumo de granada.

Ingredientes:
2 remolachas rojas pequeñas o una mediana (cruda, las hervidas que vienen en conserva o al vacío no sirven porque al hervir pierden sus propiedades)
1 zanahoria
1 naranja o unas gotas de limón
1 cucharadita de levadura de cerveza (la hay desamargada que es mejor)

Preparación:
Si tenemos licuadora licuamos las remolachas y la zanahoria, añadimos el zumo de naranja (o unas gotas de limón y medio vaso de agua) y la levadura de cerveza.
Si no tenemos licuadora cortaremos las remolachas en trozos junto con la zanahoria, agregaremos el zumo de la naranja o medio vaso de agua con unas gotas de limón y lo pasaremos por la batidora, colamos y añadimos la levadura de cerveza.
Si la anemia es severa tomar 1 vaso tres veces por semana, si no, uno a la semana.

Notas: mientras estuve en madrid busqué por todos lados la remolacha y sólo la encontré fresca en carrefour. Se puede comprar en botella en herbolarios (como la levadura de cerveza) pero sale bastante más caro que si la compramos fresca.
Es mejor hacer lo justo para tomar en el momento, asi no se pierden las propiedades antioxidantes.
Es mejor rebajar la remolacha y la zanahoria con zumo de naranja en lugar de agua ya que la vitamina C ayuda a que el hierro se fije mejor, pero también podemos conseguirlo si al agua le añadimos las gotas de limón que dije anteriormente.

martes, 24 de agosto de 2010

Esta batalla la vamos a ganar!!!!

Mi prima tiene cáncer.
Hemos estado todo el verano con ella, no tiene padres ni hijos, pero nos tiene a nosotras que hemos estado ayudándola después de la operación.
Hoy íbamos esperanzadas a por su primer dia de quimio (esperanzadas si, porque cuanto antes se dé mejor) y no ha podido ser, tiene algo en el hígado y aún no se sabe qué. Más pruebas.

Pero Marisa, si hemos podido con el de pecho, vamos a poder con lo que sea, venga lo que venga, porque no estás sola y porque la guerra no se ha acabado; afortunadamente esto es sólo el principio, y digo afortunadamente porque estamos aqui, juntas, pase lo que pase no estarás sola.

Tengo que decir que nuestro primer dia en la consulta de oncología fue un shock, parecía la sala de espera de medicina familiar en un ambulatorio cualquiera.. más de 100 personas.. todas con algún tipo de cáncer, pero más aún me sorprendió la normalidad de la gente en aquella gran sala, como el que va por un resfriado.. y pasaban a quimio como el que se va a vacunar... esa naturalidad fue más chocante si cabe, y al final.. al salir de la consulta.. las caras de la gente al ver a mi prima llorando; podía leer en todas y cada una de ellas lo mismo: ha tenido su primera cita, como cuando la tuve yo.

Y el nudo en la garganta que se me pone al pensar en aquellos momentos sentada con mi prima en información, esperando para pedir unas pruebas, en ese momento en el que se acerca una mujer y la tranquiliza, le explica lo malo que es su cáncer y que ahi sigue, después de algunos años, la cantidad de quimio que le dieron y que pasado el tiempo, le van a volver a repetir, pero que se siente muy bien, que el pelo se cae pero crece incluso más fuerte, que no se cae siempre en todas las sesiones sino más en los primeros meses, luego crece fuerte. Que tenga mucho ánimo, que eso es lo más importante para ganar la batalla al cáncer.

Y desde aqui te pido que tengas mucho ánimo, que nosotras pondremos el resto, te lo prometo!!!